4 restaurantes en hoteles, para salir de la rutina

Ir a comer en restaurantes de hoteles es una tendencia global que crece en Colombia. Diners le recomienda tres opciones en Bogotá y una en Cartagena que combinan las cualidades de un servicio ideal con las firmas de reconocidos chefs.

Ciengramos
Carrera 11 N.° 93-77
743 0404

Abrió a finales de 2014 y en septiembre de 2015 ajustó el concepto gastronómico. Los platos de su carta inicial pesaban cien gramos con el propósito de probar 10 o 15 entre dos personas, sin embargo, las raciones eran pequeñas y optaron por mantener la idea de los cien gramos, pero solamente en el ingrediente principal del plato. Su chef, Luis Guillermo Pulido, quien pasó por la cocina de El Racó, en España, de tres estrellas Michelin, explica que actualmente la característica principal del restaurante se encuentra en la fusión de dos conceptos: producto local y creatividad aplicados a una cocina de autor lograda con técnicas vanguardistas.

Bajo esa idea, el restaurante del hotel Click Clack, logró propuestas fuera de lo común como la ensalada de papa y pulpo llamada Verne, una representación de su obra principal Viaje al centro de la Tierra, servida en una matera que “comienza con una mayonesa de zanahorias asadas, que simularía una lava, y termina con una galleta de frutos secos con tinta de calamar y remolacha deshidratada”, explica el chef.

También hay platos como Warhol, una sopa de tomate servida en un vaso recubierto por una lata con el estilo de la icónica sopa Campbell’s, o un atún de aleta amarilla y papa criolla dispuesto en un plato en forma de submarino, que lleva por nombre Lennon, a propósito de la canción Yellow Submarine. No deje de pedir la carta de Boticario, cuyos cocteles fueron creados por Juan de la Cruz y trae propuestas como García Márquez –un coctel elaborado con Tanqueray Ten, sirope de jengibre y gotas de limón–.

MARKET KITCHEN

Carrera 9 N.° 115-30
746 7111

Los únicos productos importados que manejan son los vinos, los demás vienen de proveedores locales. La filosofía de Market Kitchen, el restaurante del hotel W Bogotá, es de la granja a la mesa, así que los productos frescos y colombianos son los protagonistas.

Su propuesta, americana moderna, se inspira en la cocina del reconocido chef francés Jean George Vongerichten. Su concepto es dinámico, tiene una carta de lunes a jueves con platos como el short rib braseado con puré de zanahoria dulce; otro menú para el fin de semana, con opciones como el atún con achiotes; y una propuesta mexicana que se estrena con tacos y micheladas para los brunch de los sábados.

El chef mexicano Daniel Silva asumió el liderazgo del restaurante en marzo pasado y trajo consigo la experiencia de haber trabajado cuatro años en el restaurante J&G Grill, del hotel Sant Regis, en México, de tres estrellas Michelin, considera que un restaurante de hotel es prácticamente igual a uno de la calle, “pero la clave está en el servicio”, explica. Silva sugiere probar de entrada una tostada de atún; como fuerte, el salmón con emulsión de trufa negra y puré de papa, y de postre, el mousse de chocolate.

KIMI IZAKAYA
Calle 83 N.° 9-48
744 2800

Un bar de tapas en Japón recibe el nombre de izakaya, y eso, precisamente, es este restaurante, un espacio de ambiente descomplicado, ubicado en el primer piso del hotel Bioxury, en el que la idea consiste en probar entre cuatro y cinco platos japoneses mientras charla con unos amigos.

“Se ha popularizado que la comida nipona es intensa y agridulce, por ejemplo, estamos acostumbrados a comer sushi frito, con salsa teriyaki, mayonesa y otras salsas, pero los japoneses no comen eso; aunque no lo vendamos, sabemos que el sushi está basado en un arroz impecable, un pescado espectacular y la salsa de soya original. Esta comida se caracteriza por la simpleza de sus ingredientes, por su pureza”, explica Camilo Giraldo, socio del restaurante.

En ese sentido, la carta no explora propuestas de vanguardia, sino que más bien se apega a la tradición, lo que le supone un esfuerzo adicional por importar productos como el shiso (menta japonesa), o el yusu (picante), para lograr exactitud de sabores. El menú ideal pasa por comenzar con la gyosa yasai (empanada rellena de vegetales) y el yaki buta de tocino y tomate, luego un negitori (muslos de pollo con soya, jengibre y cebolla puerro). El postre infalible es el nido de faisán (cheesecake de té verde con mermelada de fresa, helado de té verde, arroz de leche con limonaria, almendra y caramelo).

El gobernador
Calle del Sargento Mayor N.° 6-87, Cartagena
(5) 642 4100

El sello de calidad de los hermanos Rausch está inscrito en el restaurante del hotel Bastión Luxury, en el centro histórico de Cartagena. El Gobernador fue una de las primeras apuestas de alta cocina en un restaurante de hotel a nivel nacional, “es una tendencia muy nueva y es algo en lo que somos pioneros”, afirma el chef Jorge Rausch.

Los platos que se llevan los aplausos son el ceviche del pez león (una de las apuestas con más empeño del chef), el salmón a la plancha con boronía, acompañado de ensalada fresca de manzana, y los cubitos de morrillo al estilo posta negra cartagenera, cocidos durante 72 horas, que vienen con arroz con coco, plátano y ensalada criolla en texturas. Como postre, nada mejor que degustar una milhoja de nutella o el Coco loco, un mousse de piña colada, espuma de coco y raspado de ron.

La atmósfera del restaurante es fresca, sobria, sin perder la elegancia que caracteriza los restaurantes Rausch. “La propuesta es alta cocina colombiana, cocina de autor con ingredientes, técnicas y productos colombianos, con platos montados en una forma sofisticada”, asegura el chef.

Articulos Relacionados

  • El tráiler de Stranger Things ya está aquí
  • Estreno mundial de la ópera El último día de Francisco Pizarro
  • Seis datos que probablemente no sabía del Teatro Colón para celebrar sus 125 años
  • “A la mar”, disco recomendado