Los secretos de las etiquetas en las botellas de licor

Si quiere aventurarse con marcas, orígenes y estilos diferentes a sus favoritos, le convendrá conocer lo que el productor comunica en sus etiquetas.

Es como cuando toma en sus manos un libro para su próxima lectura. Encontrará un título, el nombre de un autor, un género de expresión y otros detalles adicionales que le darán seguridad antes de pasar por la caja registradora. Sucede lo mismo con las bebidas. A mayor información, mayor conocimiento, y a mayor conocimiento, mayores posibilidades de pleno deleite.

Whisky

Hay tres características principales alrededor de esta bebida: su estilo, su tiempo de añejamiento o maduración, y su procedencia. Cuando encontramos en la etiqueta la expresión “blended whisky” o whisky de mezcla, es el resultado de la combinación de un whisky de malta con uno o más whiskies de grano.

Cuando encontramos la expresión “Scotch”, estamos frente a un whisky escocés, que debe permanecer en barricas durante mínimo tres años. Otro capítulo lo integran el Irish Whiskey y el American Whiskey. Estos y los demás whiskies de mezcla pueden beberse con hielo, agua y utilizarse para elaborar cocteles.

Un escalón más arriba está el “Single Malt Scotch Whisky”. Es el estilo más valorado por los conocedores. Existe, igualmente, el “Blended Malt Whisky”, producto de fusionar dos o más maltas de distintas destilerías.

El llamado “American Whisky” se divide en dos categorías: Bourbon y Tennessee. El Bourbon puede elaborarse en cualquier estado, pero Kentucky es su corazón irrefutable. El Tennessee difiere del Bourbon en que el alcohol se filtra mediante un carbón de arce sacarino.

Sobre edades, en el caso del Single Malt Scotch Whisky, el año impreso en la etiqueta alude al número de años de maduración de la malta en una barrica de roble; en los whiskies de mezcla hace referencia al whisky más joven utilizado en el blend.

Es clave entender que la leyenda “Alc. 40% by Volume” indica que la botella contiene 135 ml de alcohol por litro, a 20 grados de temperatura. Este sistema aplica a todas las demás bebidas alcohólicas.

Coñac

El coñac (como se escribe en español) es un brandy, es decir, un destilado de mosto de uva. Cognac es su lugar de procedencia, y por eso tiende a escribirse con mayúscula. Por tanto, se trata de un nombre protegido y no puede utilizarse en otras zonas. Igualmente, existen brandis de calidad de otras zonas como España y Colombia.

Además de su lugar de origen, del nivel de alcohol y la marca productora, la etiqueta muestra una de las siguientes nomenclaturas: V.S., V.S.O.P. y X.O.

El V.S., o Very Special, se utiliza para el Cognac más joven, es decir, aquel que se ha añejado por un periodo mínimo de dos años en barricas de roble.

El V.S.O.P., uno de los más populares, encierran el concepto del Very Special or Superior Old Pale, e incluye destilados añejos y jóvenes. La expresión pale fue introducida por la Casa Real Británica, que estaba interesada en una bebida natural, sin adiciones de caramelo ni de azúcar. Se confeccionó en 1817 a pedido del futuro rey de Gran Bretaña, Jorge IV.

X.O., o Extra Old, se utiliza para designar una mezcla en la que el brandi más joven debe haberse añejado por seis años. A partir de 2018, el X.O. deberá pasar un mínimo de diez años.
La alusión Napoleón se utiliza para referirse a mezclas con un mínimo de añejamiento de seis años y no cumplen con los nuevos requisitos del X.O.

Ginebra

Ante todo, debe tenerse en cuenta cómo se hace la ginebra. Para su elaboración se utiliza un amasijo de cereales como maíz, centeno, cebada y/o trigo. El alcohol obtenido se somete a una infusión con botánicos o hierbas, empezando por el enebro, que le da a la ginebra el aroma y sabor característicos. Los demás componentes de la infusión generan desde sensaciones cítricas y florales hasta especiadas.

Entre las ginebras de mayor disponibilidad en el mercado están aquellas que exhiben en la etiqueta la expresión “London Dry Gin”. Dry significa “seca”, es decir, sin ninguna sensación de dulzor. Las otras dos palabras se refieren al estilo particular de las ginebras elaboradas en Londres, esto es, ausentes de edulcorantes y colorantes.

La London Dry Gin utiliza granos de maíz (75 %) y cebada (25 %) para lograr un espirituoso suave. Sin embargo, después de la primera destilación, el líquido se destila nuevamente en presencia de bayas de enebro y otros componentes botánicos.

Dentro de otras opciones disponibles en el mercado existe la “Distilled Gin”, que se prepara con granos seleccionados que después de fermentarse se destilan hasta producir un alcohol neutro. Luego se le adicionan enebro y otros componentes botánicos, antes de volverse a destilar.

Finalmente, la “Old Tom Gin” es más ligera, adecuada para paladares delicados. Las mujeres son algunas de sus grandes aficionadas. En verdad, es una especie de ginebra-vodka.
Además de las clásicas ginebras inglesas, escocesas y holandesas, también han surgido otros orígenes como España, Estados Unidos, India, Canadá, China, México, Argentina y Colombia, entre otros.

Tequila

La etiqueta de un tequila contiene datos de gran importancia que certifican su origen, su calidad y su componente principal. El indicativo NOM, seguido de un número, significa Norma Oficial Mexicana. Además, las letras CRT se refieren a que el producto ha recibido la certificación del Consejo Regulador del Tequila. Y la expresión 100 % Agave denota que para su elaboración se utiliza solamente la penca de agave azul.

Los productores de tequila envasan cinco estilos distintos:

El “Blanco” se envasa poco después de la destilación. Para aumentar su complejidad, se le deja reposar en barricas de roble americano por unas pocas horas.

El “Reposado” permanece en barricas de roble entre dos meses y menos de un año y se distingue por su suavidad.

El “Oro” es una mezcla de tequila blanco con reposado, o de añejo con extra añejo, o con todos los anteriores.

El “Añejo” se envejece, como mínimo, por espacio de un año en barricas de roble americano, aunque este período puede extenderse hasta una década. Es refinado y elegante.

Y el “Extra Añejo” pasa un mínimo de tres años en barricas de roble americano y puede tornarse ligeramente abocado o dulce.

Articulos Relacionados

LO MÁS RECIENTE

  • Detrás de la portada: septiembre y nuestro gran especial de yoga
  • Galería: ¿Quiere convertirse en un personaje de Pixar?
  • El regreso, el dolor y la melancolía representados en desnudos artísticos
  • ¿Ya vio ‘La mujer que bota fuego’, el nuevo video de Manuel Medrano?