Cuatro recetas dulces y saludables para papá

Para el Día del Padre, Diners le trae cuatro recetas a base de verduras que jamás se hubiera imaginado.

El año pasado me invitaron a hablar en una conferencia internacional en Bogotá para promover el consumo de frutas y vegetales frescos. Esta campaña es conocida como “5 al día”, y contiene un mensaje simple: comer cinco porciones de esos alimentos mejora significativamente la salud en niños y adultos. Los científicos han demostrado una y otra vez que su consumo disminuye las probabilidades de enfermedades cardiacas, derrames cerebrales y cáncer, además de ayudar a combatir los problemas de obesidad y diabetes.

A comienzos de este año se anunció que una persona no debería consumir solo cinco, sino diez porciones de vegetales y frutas por día. Pero comer “5 al día” es de hecho ya complejo con los niños quisquillosos y los adultos exigentes de hoy en día. Así que una estrategia para añadir más vegetales a la dieta familiar es agregarlos secretamente a dulces y postres.

Me pregunté si no había ido un poco lejos al poner remolacha en una torta de chocolate. Así que decidí invitar a un grupo de amigos a mi apartamento para que probaran las recetas de este mes. Después de una agitada mañana andando en bicicleta, mis amigos llegaron hambrientos y se devoraron los waffles de zapallo y una torta de chocolate y remolacha, sin darse cuenta de que contenían vegetales.

Así que si usted está planeando hacer algo especial para el Día del Padre, le recomiendo que intente preparar alguna de esas dos recetas ganadoras. Los cupcakes de calabacín son un poco más delicados y a los pequeños les encanta prepararlos, ya que es una receta sencilla de seguir y no necesitan mucha supervisión. Son, además, una excelente opción para llevar a un pícnic o de lonchera para el almuerzo en la oficina, igual que los panecillos de coliflor, los cuales se pueden mantener por algunos días en la nevera si decide no comérselos todos de una sola vez.

Espero que usted y su familia disfruten experimentando estas recetas. Yo, por lo pronto, prepararé los waffles de zapallo para mi padre la próxima vez que lo vea.

Torta de chocolate y remolacha

Esta torta es totalmente irresistible. Recomiendo que no escatimen recursos para utilizar el mejor chocolate colombiano que puedan encontrar y así hacer de esta una verdadera y deliciosa experiencia. Yo utilicé chocolate de origen de la Sierra Nevada (64 %) y mis amigos y familiares la devoraron en una sola sentada, sin siquiera notar que contenía remolacha. Para 8 personas.

250 g de chocolate de buena calidad
1 3/4 tazas de remolacha cruda, pelada y rallada (o 2 remolachas medianas)
4 huevos con las yemas y las claras separadas
3/4 de taza de panela molida
1 taza de almendras molidas
1 cucharadita de polvo para hornear
1 cucharada de cocoa en polvo

Para la cubierta

100 g de chocolate de buena calidad picado
1 cucharada de suero costeño

Precaliente el horno a 180 °C. Engrase un molde de 23 centímetros y coloque un círculo de papel parafinado sobre el fondo de este. En una olla, ponga a derretir el chocolate al baño de María, mezclando de vez en cuando. Cuando esté listo, deje enfriar un poco.

En un recipiente aparte mezcle la remolacha rallada con las yemas. Adicione el chocolate derretido, la panela y las almendras molidas, la cocoa y el polvo para hornear y mezcle bien.

Con la ayuda de un batidor eléctrico bata las claras de huevo a punto de nieve y luego, poco a poco, con el apoyo de una espátula o una cuchara metálica grande incorpore con cuidado a la mezcla de remolacha. Vierta en el molde y lleve al horno por 50 minutos. Retire la torta del horno y déjela enfriar dentro del molde.

Mientras tanto, prepare la cubierta. En una olla ponga a derretir el chocolate al baño de María, revolviendo de vez en cuando. Cuando esté listo, deje enfriar un poco. En un recipiente aparte mezcle el suero costeño con el chocolate e incorpore bien.

Por último, desmolde la torta (debe estar totalmente fría), esparza la cubierta con la ayuda de una espátula o de un cuchillo largo y deje reposar durante media hora.

Waffles de zapallo y canela
(Para 4 personas)

1 zapallo pequeño cortado en la mitad
1 1/2 tazas de harina de avena
1 cucharada de polvo para hornear
1/2 cucharadita de sal
2 cucharaditas de canela
3 huevos
2/3 de taza de leche
100 g de mantequilla sin sal derretida
3 cucharadas de miel de caña o abejas
1 cucharadita de esencia de vainilla

Para servir

Yogur griego
Miel de abejas, de caña o de maple

Precaliente el horno a 180 °C. Primero coloque el zapallo sobre una bandeja de hornear, tápelo con papel aluminio y lleve al horno por 20 o 30 minutos o hasta que se ablande. Retire del horno y deje enfriar un poco. Luego quite la cáscara y macere el zapallo para obtener un puré.

En un recipiente mezcle la harina de avena con el polvo para hornear, la sal y la canela. En otro, bata los huevos con la leche, la mantequilla y una taza del puré de zapallo. Vierta encima los ingredientes secos y mezcle bien. Deje reposar por unos 10 minutos.

A continuación ponga a calentar la wafflera y unte con un poquito de mantequilla. Vierta un poco de la masa encima y esparza. Cierre la wafflera y cocine hasta que los waffles estén dorados y crocantes. Retire y coloque sobre un plato. Siga hasta que se termine la masa. Sírvalos con yogur y miel al gusto.

Cupcakes de calabacín con Ras el hanout

Estos cupcakes tienen un toque del Oriente Medio, porque utilicé una combinación de especias y agua de rosas. Ras el hanout es una especia mezclada y usada en esa región. Si no puede encontrarla en un almacén árabe, reemplácela con las especias listadas o haga su propia versión. Para 10 a 12 unidades.

2/3 de taza de azúcar
2 huevos
La ralladura de un limón
2 calabacines medianos rallados
1 1/4 tazas de harina de quinua
1/2 taza de almendras molidas
2 cucharaditas de polvo para
hornear
1 cucharadita de canela molida
1/2 cucharadita de jengibre molido
1/2 cucharadita de semillas de
hinojo molidas
1/2 cucharadita de cardamomo
molido
1/4 de cucharadita de nuez
moscada molida

Para la cubierta

3/4 de taza de queso crema
1/2 cucharadita de agua de rosas
1 cucharada de azúcar pulverizado

Precaliente el horno a 180 °C. Bata el azúcar junto con los huevos hasta que la mezcla tome un color claro. Adicione la ralladura de limón, el calabacín y mezcle bien. Luego agregue la harina de quinua, las almendras molidas, el polvo para hornear y las especias y mezcle con cuidado.

Vierta en los moldes de cupcake y hornee de 25 a 30 minutos. Mientras tanto, prepare la cubierta. En un recipiente aparte mezcle el queso crema con el agua de rosas y el azúcar pulverizado, agregue al chocolate e incorpore bien.

Cuando los muffins estén listos, retire del horno, deje enfriar completamente, desmolde y sirva con la cubierta.

Panecillos de coliflor

Esta receta me recuerda a un clásico plato inglés llamado “quesillo de coliflor”, que solía comer por montones en el colegio. Esta es una adaptación saludable de ese plato recalentado que se preparaba como merienda o como un complemento adicional para el almuerzo. Si prefiere, puede suavizarlo con un queso cremoso y un poco de salmón ahumado. Para 12 unidades.

1 coliflor grande lavado y cortado en pedazos
1/4 de taza de almendras molidas
1/4 de taza de queso parmesano rallado
1 1/2 cucharaditas de sal marina
1/2 cucharadita de polvo de flor de ajo
(o ajo pelado y picado finamente)
2 huevos orgánicos batidos
1 cucharada de linaza molida
1 cucharada de semillas de cebolla
o ajonjolí negro

Precaliente el horno a 200 °C. En dos tandas coloque los pedazos de coliflor en una procesadora de alimentos y pulse un poquito con cuidado hasta obtener una textura parecida a la miga de pan.

Ahora vierta las migas de coliflor en un recipiente y adicione las almendras molidas, el parmesano rallado, la sal marina, el ajo, los huevos y la linaza y mezcle bien.

Cubra una bandeja para hornear con papel parafinado o un mat de silicona. Para hacer los panecillos, forme de 12 a 15 bolas y colóquelas encima de la bandeja.
Lleve al horno por 20 a 30 minutos. Cuando estén listos, retírelos del horno y disfrútelos calientes con mantequilla o queso crema o déjelos enfriar a temperatura ambiente y coma más tarde.

Articulos Relacionados

  • Galería: el lado cómico del reino animal
  • El álbum navideño de Sia
  • Ya está aquí el tráiler definitivo de Las Chicas del Cable
  • X: la película de Maluma