Seis secretos genéticos de la camelia

Un grupo de botánicos de China reveló los secretos de esta planta que se utiliza de base en la creación del té negro, verde y rojo. ¿Cuáles son?

El Instituto Kunming de Botánica en China ha invertido más de cinco años en la investigación de la camelia, una planta original de las regiones tropicales de Asia sudoriental y llevada a Europa y después a América por el misionero jesuita Georg Josephus Kamel, quien más adelante bautizaría la planta con su apellido en el siglo XVII.

Han pasado más de 300 años hasta hoy y lo que se sabía sobre la genética de la camelia era muy poco hasta hoy. Gracias al equipo del profesor Lizhi Gao encontró seis aspectos en el genoma del árbol de camelias que explican el sabor único del té, sin importar sus presentaciones.

100 especies de camelias y solo una sirve para hacer té

 

Esta planta, tan importante para la economía y rituales culturales, tiene 100 especies diferentes en el mundo, pero sólo la ‘Camellia Sinensis’ sirve para preparar la base del té tradicional. La explicación a esto es que este género de la camelia contiene niveles de flavonoides y cafeína en niveles muy elevados a diferencia de las otras especies.

En la medicina y en los cosméticos

 

El genoma de la Camelia que se utiliza en el té a nivel mundial contiene en su 50% de estructura molecular beneficios que pueden ayudar a la medicina, en la extracción de la vitamina E, que protege la piel y las células; el omega 9 y otros ácidos grasos más nutritivos que los de el aceite de oliva. También en la creación de cosméticos mucho más amigables con el medio ambiente como lo pueden ser labiales, cremas humectantes, tónicos, jabones y tratamientos para el pelo.

Vitamina E que es un estupendo antioxidante y se considera primordial para la protección celular y la piel saludable y acido oleicos, como el omega 9, pero en general, contiene más ácidos grasos que el aceite de oliva.

Cinco años para decodificar el genoma ¿por qué?

 

Según el profesor Lizhi Gao, el genoma de la camelia es 3 millones de pares de ADN más grande que la planta del café y mucho más grande que las otras 99 especies de Camelias en el mundo. “Nuestro laboratorio ha secuenciado y ensamblado con éxito más de 20 genomas de plantas, pero la camelia ha sido la más complicada de entender hasta ahora”.

Té más barato y más potente

 

El conocimiento genético de la camelia puede conducir a formas de mejorar la calidad del té, mediante la cría selectiva de estas plantas. Además al conocer los secretos del genoma se puede potenciar las propiedades curativas de la ‘Camellia Sinensis’ como recobrar las grasas vitales de la piel, como restaurador de cicatrices y el envejecimiento prematuro.

Un séptimo sabor de té está en proceso

 

En el mundo la ‘Camellia Sinensis’ es la base del té blanco, amarillo, verde, oolong,negro y post-fermentado. Sin embargo, los expertos están a la expectativa de un séptimo sabor y apariencia de té, ya que el conocimiento del genoma abre las puertas a entender a cabalidad las composiciones químicas de la planta y su evolución.

El genoma se ha conservado por 6,3 millones de años

 

El Instituto Kunming de Botánica reveló que las vías bioquímicas implicadas en la síntesis del sabor original del té ha estado presente en todas las evoluciones de la planta durante 6,3 millones de años, lo que quiere decir es que el sabor que disfrutamos hoy es el mismo que disfrutaron los antepasados de nuestros antepasados.

Pese a todos los avances tecnológicos y científicos en el sector de alimentos, cambiar el sabor del té es casi tan imposible como quitarle el sabor particular al café, cuenta Lizhi Gao a la revista Molecular Plant.

Articulos Relacionados

  • Galería: el lado cómico del reino animal
  • El álbum navideño de Sia
  • Ya está aquí el tráiler definitivo de Las Chicas del Cable
  • X: la película de Maluma