¿Cómo lograr una taza perfecta de té caliente?

Gracias a una investigación de la Universidad de Newcastle, Australia, se encontró que no es suficiente con calentar agua y agregar un poco de azúcar.

En Colombia, siendo un país amante del café, el té tiene cada vez más seguidores que se deleitan con su sabor ligeramente amargo y astringente, el cual trae beneficios casi milenarios como evitar el envejecimiento prematuro, reducir el riesgo de cáncer y bajar de peso. Algunas personas prefieren el té verde para encontrar tranquilidad; el té negro para controlar la ansiedad y el té rojo para quemar grasas.

Sin embargo, aunque cuenta con fama mundial su preparación, aunque sencilla, está llena de misterios que el profesor Quan Vuong, de Ciencias Ambientales en la Universidad de Newcastle, decidió investigar. Entre sus hallazgos más reveladores, encontró que si el té se prepara en el microondas resulta más efectivo y con más sabor.

Luego de publicar el estudio en la página web de la universidad más de un fanático del té refutó su investigación, a lo que el profesor Vuong explicó que la forma tradicional de preparar el té extrae sólo el 10 % de los beneficios de la cafeína, que mejora la atención y el aprendizaje; el aminoácido teanina, que reduce los niveles de estrés y colesterol y los polifenoles, que previenen el envejecimiento.

El equipo de la Universidad de Newcastle encontró que la forma ideal sería: dejando el té en agua por 20 minutos a 80 grados centígrados. Tiempo que resulta absurdo y poco práctico. Por ello, Vuong encontró que si se combina la manera tradicional (con tetera) con esta nueva técnica (microondas) es posible extraer todos los beneficios del té.

Luego de hacer una sencilla conversión matemática, los investigadores encontraron que si se pone la taza de té con el agua hervida en un microondas por 30 segundos y se deja reposar por un minuto se extraen el 80% de sus beneficios. “Este método no sólo extrae lo mejor del té, sino que potencia el sabor y funciona con todas sus variedades” aseguró Vuong al periódico Independent de Reino Unido.

Aunque el estudio tiene fundamentos científicos, algunos británicos mostraron su inconformismo por redes sociales, ya que para ellos sólo existe una forma de hacer el té: agua caliente, por encima de los 80º, y una bolsita de té negro.

Articulos Relacionados

  • Galería: el lado cómico del reino animal
  • El álbum navideño de Sia
  • Ya está aquí el tráiler definitivo de Las Chicas del Cable
  • X: la película de Maluma