Cuatro vinos exquisitos del norte de España

Los cuatro vinos reseñados a continuación proceden de la franja norte del país, específicamente de Castilla y León, La Rioja, Somontano y Priorato.

Lo fascinante del vino es que cuando uno cree estar cómodamente satisfecho con unos orígenes y ciertas variedades de uva, surgen otras sorpresas nunca antes contempladas. Esto es muy cierto en el caso de España –histórica y milenaria región vitivinícola del Viejo Mundo–, que nos ha tenido acostumbrados a sus agradables y, en algunos casos, bicentenarios y antiguos vinos de Jerez, Rioja y Ribera del Duero. Por muchas décadas, no conocimos más, aunque tampoco disponíamos de muchas opciones, en parte porque los comercializadores no querían entrar en aguas desconocidas. Pero la insaciable curiosidad de un grupo de importadores locales nos está permitiendo experimentar con otros territorios, otros cepajes y otras expresiones de suelo y lugar.

Los cuatro vinos reseñados a continuación proceden de la franja norte del país, específicamente de Castilla y León, La Rioja, Somontano y Priorato.

Mi primera parada es Villa de Corullón, pequeña localidad de la denominación de origen Bierzo, donde sobresale una variedad autóctona llamada Mencía, que hoy ha alcanzado gran notoriedad. Y la ha obtenido por el trabajo de los descendientes del riojano José Palacios Remondo, en particular de su hijo, Álvaro, y de su nieto, Ricardo. Álvaro, quien se mudó al Priorato desde muy joven, es en la actualidad el enólogo más influyente del vino español. Y Ricardo, su sobrino, le sigue los pasos en Bierzo.

El proyecto de Álvaro y Ricardo gira alrededor de dos marcas muy favorecidas por críticos y consumidores: Pétalos y Villa Corullón (ambas presentes en Colombia). Sin duda, Villa Corullón, nuevo entre nosotros, es la joya de la pequeña corona y todo un clásico. Las uvas proceden de antiguos viñedos y crecen sobre suelos de esquisto y de nutrientes calcáreos, que transmiten un carácter único.

La segunda escala, hacia el este, nos lleva a Bodegas Baigorri, en la Rioja Alavesa, dedicada a renovar el tradicional concepto de los vinos riojanos. Este propósito se manifiesta en la moderna arquitectura de las instalaciones, que reemplaza las paredes sólidas por grandes ventanales de cristal, desde donde se divisa la imponente geografía circundante. Y para no alterar la transparencia, todo el proceso de elaboración se lleva a cabo bajo suelo, adonde la uva y el mosto llegan por acción de la gravedad, sin que se utilicen bombas de succión, para no romper el ciclo natural del vino.

Y todavía más al este, en la provincia de Aragón, llegamos a la denominación de origen Somontano –una de las más nuevas de la península–, que ha sido escenario de grandes cambios en la vitivinicultura tradicional española. Somontano, justo al lado de los Pirineos, es un territorio abundante en barrancos, gargantas y cañones, los cuales favorecen tanto la producción de vinos tintos como de blancos.

Establecida en 1986, la bodega no solo ha plantado variedades tradicionales españolas –como Tempranillo, Mortsel, Garnacha y Macabeo–, sino una selección de parras de distintas procedencias como Chardonnay, Gewürztraminer, Cabernet Sauvignon, Merlot y Pinot Noir.

Finalmente, arribamos al Priorato, en Cataluña, la última parada. Vigente desde la Edad Media como zona de viñedos históricos, es hoy una nueva fuente de vinos de calidad y trascendencia.
Aunque se trata del proyecto más reciente de los cuatro reseñados, Celler Vall Llach, bodega establecida en los años noventa, ya ha roto con la monotonía. La empresa, propiedad del cantautor catalán Lluís Llach y del notario Enric Costa, tiene asiento en Porrera, uno de los nueve pueblos de la denominación de origen calificada Priorat.

Dicho todo esto, pasamos a la descripción de lo que hay en las botellas.

VIÑA CORULLÓN
Descendientes de J. Palacios / 2011 / Región: Bierzo, España / Variedad: Mencía / Añejamiento: 14 meses / $204.000 / Importa: Zona K / Tel.: 1 619 6112
Su tonalidad púrpura parece recordar la conexión de Bierzo con la historia espiritual y religiosa de España. Es aromáticamente expresivo, con sugerencias a pulpa de cereza, piel de frambuesa y un perfume envolvente de lavanda e incienso. De final elegante y equilibrado, se disfruta con carnes a la parrilla, quesos curados y jamón de bellota.

BAIGORRI CRIANZA
Bodegas Baigorri / 2011 / Región: Rioja Alavesa, España / Variedades: Tempranillo, Garnacha y otras / Añejamiento: 14 meses / $65.000 / Importa: Clos / Tel.: 1 545 5155 / closvinos@gmail.com
El proceso de elaboración mediante el uso de la gravedad garantiza un tratamiento delicado de la uva. Por eso expresa una agradable jugosidad natural. Su apariencia muestra un color cereza muy oscuro y una sensación en nariz de frutos negros y especias. Elegante y sedoso, es compañero de cocidos, arroces y carnes blancas.

EMBRUIX DE VALL LLACH
Bodega Vall Llach / 2012 / Región: Priorato, Cataluña, España / Variedades: 35 % Garnacha, 20 % Cariñena, 20 % Syrah, 20 % Merlot, 5 % Cabernet Sauvignon / Añejamiento: 16 meses / $120.000 / Importa: Vinos del Río / Tel.: 1 530 5342
El embrujo del Priorato, con sus pisos de laja –que imprimen gran profundidad a los vinos–, está presente en cada copa. La mezcla de variedades otorga una inusual riqueza aromática y gustativa, potenciada por el manejo biodinámico del viñedo. Delicioso con platos contundentes como rabo de toro, costillas al carbón, carnes a la brasa.

VIÑAS DEL VERO
Viñas del Vero / 2014 / Región: DO Somontano, Aragón, España / Variedad: Gewürztraminer / $39.000 / Importa: Marpico / Tel.: 1 623 5566
Empiezo por decir que no hay muchas plantaciones de Gewürztraminer en España. Ni en países por fuera de la órbita de Alemania y el norte de Francia. Pero la cercanía de los Pirineos le permiten a la variedad expresar su tipicidad: aromas florales y de fruta blanca, lychees, miel y un ligero toque espaciado. Ideal para comida india y tailandesa.

Articulos Relacionados

  • Vea las nuevas camisetas mundialistas con diseños ‘vintage’
  • Estas son las ciudades más amigables del mundo
  • Vea el tráiler de Phantom Thread, la película final de Daniel Day-Lewis
  • El arte está en todas partes: hasta en las fotos de paparazzi