Cinco beneficios de la sandía

Aprovechamos que hay cosecha de esta fruta para hablar de sus propiedades saludables.

Durante siglos, nuestros ancestros tuvieron con la sandía una relación bastante funcional: saciar la sed a toda costa. Desde el norte de África, donde se origina este fruta, hasta todo el Mediterráneo, la sandía alcanzó tal popularidad que el navegante Cristóbal Colón se llevó unas cuantas en sus viajes a las Indias Occidentales y luego, al nuevo continente de América en 1492.

Allí, esta fruta de gran tamaño, con semillas negras, de consistencia roja y de sabor dulce y refrescante, se conviritió en uno de los ejes de la economía del campo más rentables. Con el paso del tiempo, los habitantes adoptaron otro nombre para su tesoro dulce: la patilla.

Con un nuevo nombre y más de 700 hectáreas sembradas en Antioquia, Tolima, Valle y la Costa Atlántica, esta fruta se toma, cada tres meses, los mercados y se convierte en el manjar de muchos. Es por eso que en Diners aprovechamos para descubrir sus beneficios de la salud, aparte de calmar la sed.

Previene la vejez prematura

La patilla, como le decimos en Colombia y Venezuela, es una excelente fuente de vitamina A que ayuda a equilibrar los radicales libres, sustancia química que si se acumula produce una oxidación prematura y por lo tanto un envejecimiento acelerado.

Por otro lado, la concentración de vitamina A ayuda a generar pigmentos en la retina del ojo, lo que protege y previene de una ceguera prematura.

Optimiza el cuerpo antes hacer ejercicio

Esta fruta se puede usar para hidratar el cuerpo antes de hacer ejercicio. Resulta que su concentración de vitamina B ayuda al buen funcionamiento del sistema nervioso, protege a los músculos de lesiones y ayuda a la elasticidad de la piel.

Por otro lado, la sandía es la fruta con más contenido de agua con un 93% lo que la hace una opción ideal para los días calurosos o para después de una sesión de cardio.

Previene la hipertensión, artritis y edemas

La sandía es rica en citrulina, proteína que ayuda a controlar la presión sanguínea y la dilatación de las venas para que la sangre fluya por todo el cuerpo. Esta propiedad evita la hinchazón por acumulación de líquidos en el cuerpo, conocido también como los edemas.

Con una rutina de ejercicio y dos jugos de sandía a la semana está garantizando una buena presión arterial y los dolores en las articulaciones.

Ayuda a bajar de peso

La sandía es un alimento hipocalórico por excelencia, es decir que su composición es casi toda de agua. Esto ayudará a su cuerpo a eliminar líquidos y toxinas. También es ideal para calmar el hambre y comer a cualquier hora del día pues no tiene restricciones ni contraindicaciones.

Le recomendamos que cuando coma patilla lo haga de forma rápida (en menos de 3 horas) por lo que uno de sus componentes es la vitamina B17, que tiene azúcar y cianuro. Este último químico puede convertirse en un agente tóxico si la fruta está abierta por más de 5 horas.

Ayuda a superar la resaca

Si se pasó de tragos y necesita algo que lo ayude le recomendamos la sandía por tres razones: primero, la fruta es un diurético natural, lo que ayuda al flujo de orina sin sobrecargar los riñones. Segundo, ayuda a compensar las sales del cuerpo por su concentración de potasio. Tercero, ayuda a restablecer los desechos de la digestión de proteínas, lo que ayuda al hígado y los riñones.

Articulos Relacionados

  • Detrás de la portada: septiembre y nuestro gran especial de yoga
  • Galería: ¿Quiere convertirse en un personaje de Pixar?
  • El regreso, el dolor y la melancolía representados en desnudos artísticos
  • 2036: Nexus Dawn, una ‘intercuela’ de Blade Runner