Tres recetas para sacarle provecho al pimiento

Un estudio de la Universidad de Vermont, Estados Unidos, demostró que comer pimientos aumenta los años de vida.

El consumo regular de alimentos naturales como frutas y verduras mejoran la calidad de vida, de eso no hay duda. Sin embargo, es extraño hablar de un alimento que prolongue los años de vida como lo hace el pimiento. Científicos de la Universidad de Vermont estudiaron durante 7 años a medio millón de chinos, los cuales estaban divididos en los que no comen ningún derivado del pimiento y los que consumen, al menos una vez por semana, pimiento, chiles o pimentones.

La investigación reveló que las personas que consumen algún derivado de los pimientos reducen el riesgo de padecer enfermedades cardíacas, respiratorias y cáncer. Los hombres que consumen este alimento tienen 10% más probabilidades de alargar su periodo de vida, mientras que las mujeres pasaron de un 12% a un 22% durante el periodo de estudio.

Los científicos revelaron que el motivo por el que los pimientos son mejores para la salud son por su alto grado de capsaicina, un componente que previene la obesidad y limpia las paredes de las venas.

Por otro lado, el estudio también demostró que gracias a las propiedades antimicrobianas de los pimientos se pueden prevenir enfermedades intestinales como colitis ulcerosa, constipación y síndromes de malabsorción .

Para aprovechar los beneficios de todos derivados del pimiento, le recomendamos estas recetas:

Pimientos Asados:

portada_pimiento_800x669

Del libro Harry Sasson cocina Mediterránea

2 pimentones rojos
Aceite de oliva
1 ají fresco
Sal al gusto

Preparación: Ase los pimentones sobre una parrilla dándoles vuelta hasta que queden negros por todos los lados. Métalos dentro de una bolsa plástica y déjelos reposar durante 10 minutos. Al cabo de este tiempo pélelos, retíreles las semillas y córtelos en cuadros. Ponga a marinar los pimentones de un día para otro con abundante aceite de oliva, ají fresco y sal al gusto.

Chile con carne:

chile_800x669

Del libro Cocina para el fin de semana de Jorge y Mark Rausch

100 gramos de fríjol rojo
1 taza (250 ml) de fondo o caldo de pollo •
2 cucharadas de aceite vegetal
2 tazas (500 gramos) de carne molida
½ cebolla blanca finamente picada
2 dientes de ajo finamente picados
3 cucharadas de pimentón rojo finamente picado
3 cucharadas de pimentón verde finamente picado
½ cucharada de chile rojo finamente picado (puede aumentar la cantidad si le gusta el picante)
1 cucharada de orégano seco
2 cucharaditas de comino en polvo
1 cucharadita de páprika picante
1 pizca de pimienta negra molida
Sal al gusto
½ taza (125 ml) de cerveza
2 cucharadas de puré de tomate
1 taza de tomate pelado, sin semilla y finamente picado

Remoje los fríjoles con abundante agua por 24 horas. Escurra los fríjoles y póngalos en una olla con el caldo. Cocine a fuego medio hasta que hiervan y reduzca la temperatura a fuego bajo. Continúe cocinando hasta que los fríjoles estén blandos. Reserve. Al mismo tiempo, caliente en una sartén el aceite y selle la carne molida hasta que dore un poco. Retire de la sartén y reserve. En la misma sartén, caliente a fuego medio el aceite y sofría la cebolla y el ajo hasta que ablanden. Agregue el pimentón y el chile y cocine por tres minutos. Adicione la carne molida, el orégano, el comino, la páprika, la pimienta negra y la sal al gusto y suba la temperatura. Cocine a fuego alto por cinco minutos. Vierta la cerveza, los fríjoles cocinados con su líquido y el puré de tomate y reduzca la temperatura. Continúe la cocción durante 20 minutos más. Para guardarlo, deje enfriar y lleve a la nevera.

Steak Pimienta

Del libro Sal y Dulce de Jorge y Mark Rausch

Para 6 personas
Para las papas al horno:

3 tazas de papa sabanera grande, pelada y cortada en cascos
3 cucharadas de mantequilla
2 cucharadas de aceite de oliva extra virgen sal al gusto

En una olla con abundante agua hirviendo con sal ponga a cocinar las papas a fuego alto durante cinco minutos. Tenga en cuenta que no se deben cocinar totalmente. Retire del fuego, escúrralas y devuélvalas a la olla. Agregue la mantequilla, un poco de sal y tape. Agite la olla de manera vigorosa (en este paso se deben desprender pequeños trocitos de papa, lo cual las hará más crocantes cuando se vayan a hornear). Ponga las papas en una bandeja metálica, bañe con el aceite de oliva y lleve al horno precalentado a 180 °C (350 °F) durante 40 minutos. No se olvide de voltear las papas cuando hayan pasado los primeros 20 minutos en el horno, para que se doren uniformemente. Sazone con sal al gusto.

Para la salsa de pimienta:

2 a 3 cucharadas de pimienta negra en pepa 1⁄4 de taza de vino tinto
1 copa de brandy
1 taza de crema de leche
1⁄2 taza de caldo de pollo o ternera sal al gusto

En una licuadora triture la pimienta. Reserve.
En una olla vierta el vino tinto y cocine a fuego alto hasta que se haya evaporado el alcohol. Adicione el brandy y flambee. Vierta la crema de leche y cocine a fuego medio hasta que hierva. Adicione el caldo, la pimienta y cocine a fuego bajo durante 20 minutos. Sazone con sal al gusto.

Para la carne:

3 cucharadas de aceite vegetal
6 porciones de lomo de res (de 220 gramos cada uno)

Precaliente el horno a 180 °C (350 °F). En una sartén grande (con mango metálico) caliente
el aceite vegetal y selle el lomo por todos los costados, sazone con sal al gusto y lleve al horno para finalizar la cocción durante ocho minutos para término medio o hasta que la carne obtenga el término de su preferencia.

Sirva el lomo con la salsa de pimienta caliente y acompañe con las papas al horno.

Articulos Relacionados

  • Galería: vea las imágenes inéditas de la séptima temporada de Game Of Thrones
  • Vea a Kristen Stewart presentar a Gabrielle, la nueva creación de la casa Chanel
  • ¿Cuál sería el trabajo de Lady Gaga si no hubiera sido cantante?
  • El tiempo según Chanel