Una cuna que simula el movimiento del automóvil

La compañía automovilística Ford diseñó una cuna que simula el movimiento de los carros, para ayudarles a los padres de recién nacidos a dormir a sus bebés.

¿Recuerda esos paseos familiares en los que los niños caían profundos apenas se montaban al carro e inmediatamente llegaban a su destino era imposible ponerlos a dormir?

Pues bien, esa es una situación usual en las familias jóvenes, especialmente entre los padres de recién nacidos que se ven a gatas para lograr unas horas de sueño mientras sus bebés aprenden a pasar la noche sin despertarse.

Para muchos padres, hay solo una solución certera a la hora de hacer dormir a sus bebes al final del día: una conducción nocturna que calma y eventualmente ayuda al pequeño a descansar. Por eso, el equipo de diseño de Ford desarrolló una cuna que simula “el movimiento, el sonido del motor e incluso la iluminación de la ciudad en horas nocturnas, todo desde la comodidad del hogar.”

El mueble cuenta además con una aplicación para teléfonos celulares que permite grabar y reproducir el un viaje en particular desde la comodidad de la cama materna.

“Después de muchos años de conversar con madres y padres, nosotros sabemos que los padres de recién nacidos a menudo están desesperados por una noche de sueño sin interrupciones. Salir a conducir puede funcionar para lograr dormir a los bebés, pero los padres deben mantenerse despiertos y alertas al volante” expresó Alejandro López Bravo, diseñador de Max Motor Dreams del estudio creativo español Espada y Santa Cruz, quien produjo el galardonado diseño. “Max Motor Dreams podría hacer que la vida cotidiana de muchas personas sea un poco mejor”.

Por el momento, el Max Motor Dreams es un prototipo. Pero la compañía está considerando producirla a gran escala. Por el momento no tiene fecha de salida al mercado, ni precio.

Articulos Relacionados

  • Una artista coreana fabrica cámaras vintage con papel
  • El artista que convierte los dibujos de sus hijos en obras de arte
  • Playlist para recibir el eclipse solar
  • Galería: así fue la restauración del Museo Colonial de Bogotá