El arte de viajar con estilo

designmiami_800x669

Design Miami fue el escenario donde Louis Vuitton presentó las nuevas piezas de su colección Objets Nomades, inspirada en los viajes. Diners fue invitado especial.

Fiel a la filosofía y el legado de esta casa, las propuestas son elegantes –sin dejar de ser audaces–, de factura impecable y muy lujosas.

La primera semana de diciembre se ha convertido en una de las fechas más importantes en el calendario del arte internacional, pues durante estos días se reúne en Miami Beach, Florida, la crema y nata del mundo del arte y el diseño. Es aquí donde se ven las tendencias y se marca la pauta de lo que sucede en la escena creativa.

Este año, una de las ferias más visitadas fue Design Miami, donde lo que le faltó en tamaño lo compensó con creces en la calidad de los expositores, entre los que estaban galerías como Thomas Fritsch-Atrium, Galerie kreo, The Future Perfect y Maria Pergay. Sobresalieron también las propuestas de marcas como Fendi y Louis Vuitton, que exploran la relación entre moda y diseño.

designmiami2_600x300

Lounge Chair, diseño del holandés Marcel Wonders, está compuesto por tres módulos individuales que encajan uno dentro de otro, haciéndolo portátil

La casa francesa exhibió las dos nuevas piezas –el Blossom Stool, de Tokujin Yoshioka y el Fur Cocoon, de los hermanos Campana– que se unen a Objets Nomades, una colección de muebles que en conjunto con reconocidos diseñadores busca reinventar el arte de viajar, una de las piedras angulares de la maison. Desde 2012 Louis Vuitton ha colaborado con talentos de la talla de Marcel Wanders, los hermanos Campana, Patricia Urquiola y Nendo, entre otros, quienes han aprovechado la tradición de la marca, la excelencia de sus materiales y la maestría artesanal, para desarrollar objetos exclusivos y contemporáneos. La línea ya cuenta con 18 piezas, que aunque muy diversas entre sí, comparten el espíritu del movimiento –son plegables, portables o modulares–.

designmiami3_600x450

Concertina shade, esta lámpara de papel, del estudio londinense Raw Edges, crea un interesante juego de luces y sombras

El diseñador japonés Tokujin Yoshioka, que estuvo presente el día de la inauguración, afirmó que se inspiró en el histórico monograma de la marca para diseñar Blossom Stool, un banco conformado por cuatro pétalos que giran y se unen para dar forma a la plataforma, que sirve de asiento. Hay una versión de madera y cuero y otra de bronce, que combina lo moderno con lo tradicional. “Quería crear algo icónico que simbolizara la filosofía de Louis Vuitton, y produje un objeto que es universal y atemporal”. Por su parte, los diseñadores brasileros Fernando y Humberto Campana le dieron un giro inesperado y divertido al Cocoon, una silla colgante que ya hacía parte de la colección, solo que en esta oportunidad en vez de cubrirla en cuero de becerro, la nueva versión está forrada en piel de cordero de pelo corto, que invita a acariciarla o a hibernar.

designmiami4_600x600

Blossom Stool (edición metálica), diseño del japonés Tokujin Yoshioka, quien se inspiró en el famoso monograma de la casa francesa

Completaron la muestra otras de las creaciones de esta edición limitada –solo disponibles por pedido y a un costo que oscila entre los USD 3.600 y los USD 116.000–. Entre ellas Stool, de Atelier Oï, que se pliega y se convierte en maletín; el Lounge Chair, del holandés Marcel Wanders, compuesto por tres piezas individuales que encajan una dentro de la otra cuando se desarma –uno de los favoritos de Diners–; el Swing Chair, de Patricia Urquiola, y el Concertina Chair, del estudio londinense Raw Edges, que es completamente plegable.

Articulos Relacionados

  • Galería: vea la línea de ropa inspirada en los clásicos de Disney
  • Galería: cuando Facebook censuró a Neptuno
  • Galería: cuando los empleos no tienen distinción de género
  • Las canciones favoritas de Yuri Buenaventura