¿Por qué solemos tomar malas decisiones económicas?

Richard H. Thaler, ganador del Nobel de Economía 2017, lleva toda su vida respondiendo esta pregunta. Vea la teoría del economista.

Si se considera una persona financieramente responsable porque ahorra durante la semana o se abstiene de comprar cosas ‘innecesarias’, revise sus prioridades financieras como lo aconseja el economista Richard H. Thaler, profesor de la Universidad de Chicago (Estados Unidos) y ganador de Nobel de Economía 2017.

Thaler, de 72 años, lleva estudiando 47 el comportamiento de las personas en relación con sus ingresos económicos. A esta ciencia se le conoce como análisis de finanzas conductuales en las que se relaciona la psicología y la economía en pro del bienestar de los consumidores.

El estadounidense está convencido que las actuales leyes de la economía no funcionan porque no responden como se debe al comportamiento humano. Por ejemplo, las leyes no entienden que una persona prefiera un pan de ‘mejor marca’ o que las personas se antojen de comprar un televisor nuevo para cambiar uno que aún cumple su cometido.

Estos impulsos humanos le dieron a Thaler la posibilidad de estudiar y refinar las leyes de economía resumidas en tres teorías: la racionalidad limitada; la percepción de justicia y la falta de autocontrol, que según el Banco de Suecia en Ciencias Económicas “ayuda a crear una mejor consciencia financiera”.

Las teorías de Thaler se aplican al estilo de cualquier persona, sin importar su moneda o país. La primera, racionalidad limitada, explica cómo las personas simplifican las decisiones financieras lo que afecta su cartera. En otras palabras, Thaler asegura que hacer sumas separadas de lo que se gasta en la semana, en vez de contar lo que se gasta a nivel general en un mes, afecta directamente el bolsillo porque es más difícil reconocer las pérdidas, ahorros y ganancias.

La segunda teoría, percepción de justicia, señala que las personas invierten teniendo en cuenta dos puntos de referencia: ganancia o pérdida. Por ejemplo, si va a un supermercado de rebajas, es porque su percepción es de ganancia, es decir que va ahorrar un poco más. El caso de pérdida es cuando las personas se privan de un beneficio material con tal de mantener una distribución justa, por ejemplo asumir un recorte salarial con tal de salvar el puesto de otro empleado.

La última teoría, la falta de autocontrol, responde como consecuencia de las primeras dos teorías. Esto quiere decir que las personas con racionalidad limitada y percepción de justicia sufren por la necesidad de bienestar por medio de una nueva adquisición y el sentimiento de seguir ahorrando. Por lo general termina ganado las compras compulsivas y por ende una deuda monetaria.

Para evitar este debate y una deuda, Thaler reúne los tres conceptos en el ‘Nudge’ (Empujón), una solución para ayudar a la toma de decisiones. De hecho, el ex primer ministro de Reino Unido, David Cameron, materializó la teoría en cientos de oficinas para que las personas pudieran administrar su dinero con una cuota de ahorro y gastos recreativos en 2010.

Aunque faltan muchos años para ponerla en todo el mundo, “sus contribuciones han desarrollado un puente entre las leyes económicas y el análisis psicológico en la toma de decisiones individuales” comentó Per Strömberg jurado del Nobel.

Thaler, quien actualmente dicta clases de Ciencias Conductuales en la Universidad de Chicago, recibirá 1,1 millones de dólares, que los gastará “de la forma más irracional posible” sentenció el Nobel de Economía.

Articulos Relacionados

  • Galería: el lado cómico del reino animal
  • El álbum navideño de Sia
  • Ya está aquí el tráiler definitivo de Las Chicas del Cable
  • X: la película de Maluma