Aliados para correr

La comodidad no es la única característica para tener en cuenta al momento de elegir con qué zapatos realizar una actividad física. Resistencia, amortiguación y, por supuesto, diseño son algunos de los atributos que debería buscar en este tipo de calzado a la hora de hacer deporte.

Los tenis no son un accesorio más para el deportista, se vuelven su materia prima y los aliados principales para conseguir los objetivos trazados. Aparte de garantizar que no serán una molestia a la hora de entrenar, deben intentar, con sus atributos, mejorar el rendimiento del que los usa. Para los corredores, por ejemplo, la elección de los mejores tenis pasa por escoger aquellos que permitan un paso firme pero cómodo, con amortiguación ligera, ventilación que refresque los pies cuando la suela se caliente y, por supuesto, debe tener un diseño camaleónico, que luzca tan bien en una competencia como en una salida casual con amigos. Estos son algunos consejos básicos que hay que tener en cuenta a la hora de elegirlos:

Cemento, montaña o pista

Dependiendo del terreno en el que se especialice, así mismo debe escoger su mejor opción. Por ejemplo, si usted corre en cemento o asfalto, lo recomendable es usar zapatillas de amortiguación blanda, que mitiguen el impacto duro contra el suelo; si por el contrario, habitualmente recorre zonas montañosas, o si practica senderismo, fíjese en el agarre y tracción de los zapatos, en este tipo de terrenos prima la estabilidad sobre cualquier otro aspecto.

Tenga en cuenta su peso

A veces nos preocupamos más por el estilo y dejamos de lado este aspecto, pues desconocemos que la mayoría de los modelos de tenis para correr vienen con especificaciones de peso, así que elija los de su preferencia teniendo en cuenta esa variable. Generalmente los rangos de peso corporal se clasifican entre corredores ligeros (35 y 75 kilos), medianos (76-85 kilos) y pesados (más de 85 kilos).

Entrenamiento o alta competencia

Si su propósito consiste en mantenerse en forma, pero no se esfuerza como un atleta profesional, busque los tenis que mejor se adapten a su propósito. Si es para entrenamiento, apueste por unos que le ofrezcan mayor durabilidad y amortiguación, que le permitan recorrer distancias largas a un ritmo medio-bajo. Si participa en competencias constantemente, elija entre unos tenis con menos amortiguación, lo que le posibilitará dar pasos más potentes y veloces.

La revolución de los tenis

Al fondo se oye la voz de John Lennon, el vocalista de los Beatles, que canta Revolution. “Dices que quieres una revolución, bueno, tú sabes, todos queremos cambiar el mundo”. Así comienza un comercial de Nike en 1988, que muestra personas subiendo escaleras, saltando lazo, trotando en la playa, montando en bicicleta y jugando baloncesto. La revolución consistía en probar una nueva manera de vivir el deporte, enfocada en alcanzar metas individuales, y los protagonistas eran los tenis Nike Air, los primeros zapatos que incluyeron un sistema visible de amortiguación con aire y que estaban diseñados tanto para deportistas que entrenaban de forma recreativa en el gimnasio como para atletas élite.

Actualmente, Nike sigue respondiendo a las exigencias del corredor contemporáneo de forma sobresaliente. Su modelo VaporMax, inspirado en la primera línea de tenis Nike Air de 1987, constituye una opción para cualquier tipo de corredor. “Cuando te pones el zapato, todo lo que sientes es aire. Rebota un poco. Lo más emocionante es que hemos tenido aire por treinta años, y esta es la primera vez que los corredores lo van a experimentar en su forma más pura”, explica Marian Dougherty, gerente de producto de Nike y exfutbolista estadounidense.

Para llegar al modelo actual del VaporMax pasaron siete años y se realizaron ochenta diseños distintos. No está pensado exclusivamente para corredores competitivos, su versatilidad y comodidad también los convierten en una opción para usar diariamente, camino a la universidad o al trabajo. La diferencia frente a otros tenis radica en la redistribución del sistema de amortiguación de aire, es decir, los antiguos modelos Nike Air, de 1997, por ejemplo, incluían el sistema bajo toda la suela, esta vez el aire se encuentra subdividido en unidades que se ubican en ciertas zonas del zapato donde se requiere mayor amortiguación, lo que administra el impacto de cada pisada y les añade elasticidad a los movimientos.

Frescos, livianos y resistentes

Un runner se preocupa porque sus tenis sean, principalmente, ligeros y resistentes, eso les da confianza a sus pasos y le posibilita alcanzar mayor velocidad. La tecnología Flyknit, un material que incorpora fibras resistentes y ultradelgadas, permite eliminar la entresuela que usan los tenis tradicionales para trotar, lo que disminuye el peso del calzado y le aporta mayor ventilación. Flyknit también se integra a los cordones y al sistema de amortiguación de aire directamente, que, además, posee paneles de caucho en áreas de alto desgaste, aportándoles durabilidad.

La evolución de los Nike Air Max

• El primer modelo lo diseñó Tinker Hatfield y se presentó en 1987, fue la primera línea de calzado con amortiguación visible de aire.

• A pesar de que hubo otros modelos, el primer gran cambio de diseño ocurrió en 2009, con la propuesta Air Maxim 1, inspirada en los modelos LunarRacer y Zoom Victory, los más populares de la época.

• En 2013 se presentaron dos nuevos modelos: Air Max 1 EM (confeccionados en malla con revestimientos de rojo) y Air Max 1 Tape, con un diseño similar a los anteriores.

• Durante 2014 se lanzaron los Air Max Lunar1, que incorporaron la amortiguación Lunarlon, que revolucionaron el mundo de las zapatillas para running en 2008.

• Air Max 1 Ultra Moire fue uno de los modelos más sobresalientes, incorporaba perforaciones cortadas con láser y una nueva suela para reducir el peso y crear flexibilidad.

Articulos Relacionados

  • Vea el tráiler de Phantom Thread, la película final de Daniel Day-Lewis
  • El arte está en todas partes: hasta en las fotos de paparazzi
  • Playlist: la música que escucha Manuel Medrano
  • No se quede sin ver a los candidatos al premio Luis Caballero