Cinco bebidas naturales para acelerar el metabolismo

Revise este listado de batidos y jugos para la salud, el cuidado de la piel y el buen rendimiento físico.

Entre la contaminación por las chimeneas de los autobuses y los camiones, la comida no tan saludable del almuerzo y los hábitos sedentarios, el cuerpo se desgasta sin piedad y el metabolismo pierde la batalla ante lo que parece común y corriente para el mundo.

Aunque parece que no hay nada en común entre la contaminación y los hábitos alimenticios, la verdad es que el metabolismo se debate día a día entre generar células para combatir el smog de los pulmones y equilibrar la producción de grasas.

Y aunque no queremos hacer una oda al metabolismo, no podemos evitar mencionar que estas sustancias químicas son la base de la vida y permiten el funcionamiento de todo el cuerpo. Desde las células y su reproducción, hasta la reacción de estímulos como el consumo de bebidas energizantes y comida chatarra.

Una vez entendida la importancia del metabolismo y su función en el cuerpo, en Diners encontramos que hay formas de ‘echarle una mano’ a esta habilidad del organismo con ciertas bebidas que prometen acelerar y optimizar su funcionamiento, sin importar la edad, peso o motivación de vida.

A continuación encuentre las cinco bebidas naturales para acelerar el metabolismo:

Agua tibia o al clima

Aunque ya sabemos que es vital para la existencia de cualquier forma de vida, The Journal of Clinical Endocrinology & Metabolism encontró otro beneficio poco conocido. Los científicos afirman que además de mantener hidratado el cuerpo, el agua hace trabajar el metabolismo en un 30%.

En otras palabras este líquido es capaz de reactivar las funciones del metabolismo y no es gracias a su pureza y su composición química, sino a su temperatura. Una vez el agua, al clima, ingresa a la boca, el cuerpo empieza a trabajar para aclimatar el líquido por lo que todos los órganos trabajan con mayor prontitud.

Jugo de uva

Si quiere poner a trabajar al metabolismo como lo hizo en la adolescencia, no hay nada mejor que este jugo. Al menos así lo afirma el bioquímico Neil Shay de la Universidad de Oregon, quien encontró que la uva impide la formación de ácidos grasos.

Por otro lado, Shay reveló que esta bebida es perfecta para tratar a personas con desórdenes alimenticios, gracias a su concentración de ácido elágico, que ayuda a aumentar el rendimiento del metabolismo.

De hecho, su efecto directo en el organismo es combatir la artritis, ciertos tipos de cáncer y problemas respiratorios causados por la contaminación.

Batido de piña con jengibre

Esta combinación promete aumentar el funcionamiento del catabolismo (energía) y el anabolismo (administración de proteínas), procesos en lo que deriva el metabolismo.

La piña por un lado sirve como desintoxicante y se puede consumir tanto para el desayuno, como para la cena. El jengibre ayuda a cuidar el sistema digestivo y es considerado un superalimento por lo que promete acelerar el metabolismo.

Batido de banano con canela

Los deportistas usan esta combinación para rendir al máximo en sus actividades. El banano ayuda a reducir el azúcar en la sangre por lo que equilibra las cargas del catabolismo que se encarga de la degradación de la glucosa en la sangre.

Por otro lado, su alto contenido en fibra hace que el sistema digestivo trabaje más rápido por lo que el metabolismo se puede concentrar en la quema directa de grasas.

Café

Ya sea un tinto, latte, perico, mocachino o como lo prefiera el café, esta bebida ayuda a acelerar el metabolismo en un 15%. Con dos tazas al día, se acelera la frecuencia cardíaca lo que ayuda al metabolismo a acelerar sus procesos producción de nuevas células para la piel y para los órganos vitales.

El bioquímico Acheson K. J, de la Universidad de Gainesville de Florida, descubrió que el metabolismo acelera su proceso justo después de tres horas de beber café.

Articulos Relacionados

  • Vea las nuevas camisetas mundialistas con diseños ‘vintage’
  • Estas son las ciudades más amigables del mundo
  • Vea el tráiler de Phantom Thread, la película final de Daniel Day-Lewis
  • El arte está en todas partes: hasta en las fotos de paparazzi