¿Qué es y para qué sirve la dieta cetogénica?

Conocida también como la última dieta baja en carbohidratos que le permite consumir carnes, lácteos y aceites. Así funciona.

Si le gusta tomar leche en cantidades, cocinar con aceite extra virgen y comer huevos, salchichas, nueces y crispetas esta dieta es para usted. Aunque suena poco saludable está diseñada para las personas con un exceso de peso de más de 100 kilos y pacientes que no pueden someterse a una rutina de ejercicios intensa.

 

La dieta cetogénica ha copado las principales publicaciones de deporte, medicina y salud de Europa y Estados Unidos. Su fórmula llamó tanto la atención que el profesor Marcelo Campos, del Departamento de Medicina de la Universidad de Harvard, reveló una lista con los detalles más importantes.

Campos explica que esta dieta reduce el consumo de hidratos (legumbres y tubérculos) y aumente el de grasas buenas. Esto hace que el cuerpo libere cetonas (energía) por el torrente sanguíneo, es decir que el cuerpo no necesita esperar 2 ó 4 días para que la glucosa o la grasa almacenada se convierta en energía.

“Las células prefieren usar el azúcar que hay en la sangre a esperar a que se descomponga la de los carbohidratos. El cuerpo se adapta poco a poco a consumir el azúcar de la sangre que viene en moléculas llamadas cuerpos cetónicos” cuenta el experto en su publicación.

En otras palabras la dieta cetogénica convierte el azúcar de la sangre mucho más rápido y así se evita el consumo de carbohidratos y por ende la acumulación de grasas.

 

Sin embargo, el doctor Campos asegura que es muy restrictiva para algunas personas con enfermedades renales, deportistas y para los que no son constantes con las dietas.

Primero, las personas con problemas renales no la pueden usar ya que la cetona contiene un grupo nitrogenado, que resulta tóxico para el cuerpo. Cuando la proteína se convierte en combustible para el cuerpo el nitrógeno se separa (desaminación) y se elimina por la orina.

Segundo, si suele hacer deporte es mejor que evite esta dieta porque los músculos necesitan el consumo necesario de carbohidratos, que trabajan como relleno y energía para el músculo. Si una persona que hace ejercicio y prueba la dieta cetogénica lo más probable es que se lesione, desgarre o sienta calambres por todo el cuerpo.

Tercero, si quiere hacer la dieta pero sabe que no es constante es mejor que no la realice. El doctor Campos asegura que “las personas que hacen esta dieta comen mucha proteína, pero con grasas de mala calidad, lo que puede llegar a ser poco saludable”.

Una dieta cetogénica equilibrada tiene carnes magras (rojas), pescados, lácteos, granos, nueces, semillas, aceite de oliva, frutas y verduras coloridas. Pese a ser una dieta que promete ayudar a bajar rapidamente de peso, Campos recomienda que primero consulte con su médico sobre una dieta apta para su organismo.

Articulos Relacionados

  • Vea las nuevas camisetas mundialistas con diseños ‘vintage’
  • Estas son las ciudades más amigables del mundo
  • Vea el tráiler de Phantom Thread, la película final de Daniel Day-Lewis
  • El arte está en todas partes: hasta en las fotos de paparazzi