Cinco hábitos que matan neuronas

Si le cuesta recordar su número de celular o la fecha de cumpleaños de su madre revise este conteo y corrija esos hábitos que afectan su memoria.

La prevención de enfermedades se ha convertido, de pronto, en un tema de moda. Desde hace una década los expertos de la OMS aseguran que las principales causas para estar enfermo son: la contaminación, la comida chatarra y el estrés laboral.

Muchas veces los doctores aseguran que hacer ejercicio, trabajar feliz, comer y dormir bien son las únicas cosas que necesita para estar saludable. A pesar de cumplir con estas exigencias las personas siguen cansadas, no logran recordar un número de telefóno o simplemente olvidan una tarea que se discutió hace unos segundos.

El Dr. Aric Sigman, neurocientífico estadounidense de The Royal Society of Biology, asegura que este problema es porque estamos en una carrera por el bienestar físico y es por ello que olvidamos cuidar el órgano más importante del cuerpo: el cerebro.

Para corroborar esta afirmación, el Dr. Sigman viajó a China y se reunió con expertos de universidades y hospitales del país para estudiar la muerte de neuronas. Allí encontraron que más de 24 millones de jóvenes sufren de pérdida de memoria a corto plazo.

Los investigadores entrevistaron a 300 mil jóvenes entre 18 a 26 años sobre sus hábitos. El 100% de los entrevistados aseguró que pasaban frente al computador entre 8 y 13 horas a la semana.

El estudio, publicado por la revista estadounidense Plos One, reveló que cada participante tenía una reducción de 30% de la materia gris, en relación con una persona que pasa menos de 10 horas frente al computador.

Sin embargo, los investigadores encontraron otras causas más relevantes que ser adicto a internet y los videojuegos. A continuación vea los hábitos que matan neuronas.

Golpes en la cabeza

Los investigadores no sólo se refieren a pequeñas contusiones en accidentes domésticos, también está hablando de los deportes de contacto. Por ejemplo el fútbol americano, el rugby, hockey y fútbol están dentro de la lista de deportes que ponen en riesgo su salud cerebral.

Golpear un balón con la cabeza, o impactar contra otro jugador, así tenga casco, produce pérdidas de neuronas. Los investigadores aseguran que lo importante no es preguntarse cuántas neuronas se perdió en un golpe, sino qué tipo de neuronas.

Algunas de ellas permiten el uso adecuado de habilidades motoras y de raciocinio. Además advierten que aunque se produzcan cientos de neuronas al día, las que se pierden no se regeneran.

Las consecuencias a largo plazo es Parkinson, movimientos involuntarios del cuerpo, rigidez y dificultad de movimiento. De hecho, la película ‘La verdad oculta’ (2015), con Will Smith como protagonista, revela esta problemática en el fútbol americano.

No respetar las 8 horas de sueño

Los investigadores encontraron que los jóvenes a parte de pasar frente al computador de 8 a 13 horas a la semana, también eran noctámbulos. La falta de sueño por largos periodos hace que la concentración de dióxido de carbono se acumule en la cabeza, disminuyendo el oxígeno y finalmente causando efectos negativos a las neuronas.

Las 8 horas de sueño son esenciales para el desarrollo normal del cuerpo y la oxigenación del cerebro.

Comer en exceso

La comida está directamente relacionada con el buen funcionamiento del cerebro. “Cuando come en exceso y además se trata de comida chatarra está provocando una circulación lenta y poco oxigenada de la sangre al cerebro” cuenta el Dr. Sigman en el estudio.

No desayunar

Luego de dormir 8 horas, su cerebro, al igual que los otros órganos, necesita nutrientes para seguir trabajando. “Es muy importante respetar el desayuno ya que es la única forma de reponer los nutrientes vitaminas y minerales que el cerebro necesita” cuenta Sigman.

Las causas de no desayunar se resumen en un gran daño estructural del cuerpo, que afecta directamente la producción de neuronas nuevas.

Fumar y ser fumador pasivo

“Los daños hechos por los agentes contaminantes de un cigarrillo son irremediables” asegura Sigman. La investigación revela que tanto las personas fumadoras, como las que perciben el olor a cigarrillo sufren de un adelgazamiento de la zona orbitofrontal de la corteza cerebral. Por otro lado, fumar produce vejez prematura y reducción del cerebro, lo que produce la aparición del Alzheimer.

Articulos Relacionados

  • Detrás de la portada: septiembre y nuestro gran especial de yoga
  • Galería: ¿Quiere convertirse en un personaje de Pixar?
  • El regreso, el dolor y la melancolía representados en desnudos artísticos
  • ¿Ya vio ‘La mujer que bota fuego’, el nuevo video de Manuel Medrano?