Cinco beneficios de la sal

Aparte de darle sabor sus alimentos, este condimento resulta de gran ayuda para el cuidado de la salud. Vea aquí sus beneficios.

La sal es uno de los alimentos más antiguos del mundo. De hecho los científicos aseguran que tanto el hombre primitivo como los animales lamían las rocas de forma instintiva por su sabor y por sus beneficios nutritivos. Por otro lado, la sal hizo parte de la historia de los faraones, quienes utilizaban este condimento para preservar las momias.

Hoy este condimento cuenta tanto con detractores como defensores. Por un lado la Organización Panamericana de la Salud (OPS) busca reducir el consumo de sal a 5 gramos diarios por personas, pues su ingesta en mayores cantidades se traduce en enfermedades cardiovasculares.

Por otro lado, sus defensores han encontrado varios derivados de la sal (Cloruro de sodio) en la sal marina, que no pasa por ningún proceso químico, y la sal del Himalaya o la sal rosada, que se encuentra en todos los supermercados del país.

Para rescatar los beneficios milenarios de la sal y hacer un consumo responsable de la misma, repase los cinco beneficios que Diners encontró para usted:

Reduzca ojeras

La sal desempeña su labor de condimento y conservante a la perfección. Gracias a su composición de iones de sodio y cloro, la sal (en cualquiera de sus presentaciones), ayuda a detener los procesos biológicos de envejecimiento.

En este caso resulta ser un método efectivo para desaparecer las ojeras. Para ello, moje un paño en agua tibia con sal y ponga sobre sus ojos durante quince minutos. Este proceso ayuda a restablecer el color natural de la piel.

Desintoxique sus alimentos

La sal de Himalaya contiene una medida exacta de fungicidas, que se utiliza para eliminar hongos y microbios de las carnes y verduras. En este caso es muy útil para limpiar los hojas de la lechuga o conservar carnes y pescados. También puede hacer una mezcla de agua, sal en un spray como repelente insectos y también como un pesticida orgánico.

Elimine los ácidos de su cuerpo

El cuerpo por naturaleza obtiene nutrientes alcalinos del agua natural, las frutas y las diferentes sales, lo que le permite mantener un pH estable para la correcta absorción de nutrientes. Sin embargo, las dietas de alimentos chatarra, gaseosas e incluso el agua en botella son ácidos, es decir, que pueden alterar esta absorción correcta de los nutrientes.

Se recomienda agregar 2 gramos de agua a 150 mililitros de agua.

Mejore su salud cardiovascular

Paradójicamente la sal, en todas sus presentaciones, en un vaso de agua ayuda a reducir los niveles de colesterol, reduce la presión sanguínea, normaliza los latidos del corazón e incluso, puede prevenir enfermedades cerebrales e infartos.

Para regular los niveles de pH de su cuerpo, nada mejor que la sal marina. Este condimento puede ayudar a recuperar nutrientes alcalinos y previene los niveles elevados de ácidos en el cuerpo y las enfermedades del hígado y riñón.

Elimine los dolores del cuerpo

Tanto la sal común, como la sal marina y la rosada tienen la propiedad de antiinflamatorio gracias a sus minerales. Esta propiedad funciona para mitigar los dolores. Con un baño de agua tibia y sal puede ayudar a sanar una lesión o a limpiar una herida inflamada. Por otro lado, puede combinarla con limón y agua para restablecer electrolitos, lo que fortalece el sistema inmunológico.

Articulos Relacionados

  • Galería: el lado cómico del reino animal
  • El álbum navideño de Sia
  • Ya está aquí el tráiler definitivo de Las Chicas del Cable
  • X: la película de Maluma