Conozca el anillo que convierte su dedo en un teléfono

La empresa japonesa Origami Lab materializó el primer teléfono que usa la ‘conducción ósea’. Así funciona.

Kevin Johan Wong es el genio detrás de esta idea revolucionaria. Gracias a su empresa de tecnología Origami Lab y su padre, ciego de nacimiento, nació la idea de hacer de las llamadas un proceso más sencillo para todos.

El concepto detrás de Orii, el anillo, es el uso de la ‘conducción ósea’, que de hecho es tecnología que ya usan varias compañías para sus auriculares inalámbricos. Sin embargo, este dispositivo reemplaza el aparato electromagnético por un dedo que permite el viaje directo del sonido.

Lo que se conoce del dispositivo es que tiene 45 horas de batería y una hora de llamada ininterrumpida. Funciona con iOS y Android y le informa sobre las nuevas notificaciones de su celular por medio de una luz LED.

El precio de Orii es de $119 y estará disponible desde Febrero de 2018. Las directivas de Origami Lab presentaron el dispositivo en colores negro, plata, gris y rojo; más unos anillos de silicona para que se ajuste a cualquier dedo.

El dispositivo comenzó como una idea utópica de la empresa japonesa a la que decidieron financiar con una campaña de crowdfunding, es decir, si al público le gustaba la idea podían hacer un aporte económico. La meta era recolectar 30 mil dólares en un mes, y para sorpresa de la empresa en 27 días recolectaron más de 150 mil dólares entre mil personas.

Gracias a este apoyo económico Origami Lab está finiquitando los detalles estéticos del anillo, pero sus directivas prometen que saldrá a la venta a principios de 2018. Si le gusta la idea de escuchar una llamada por medio de su dedo aparte su dispositivo aquí.

Articulos Relacionados

  • El tráiler de Stranger Things ya está aquí
  • Estreno mundial de la ópera El último día de Francisco Pizarro
  • Seis datos que probablemente no sabía del Teatro Colón para celebrar sus 125 años
  • “A la mar”, disco recomendado