Todo sobre la linaza

Su consumo regular previene varias enfermedades degenerativas. Vea cuáles son sus beneficios y cómo prepararla.

Si vive estresado, sufre del colon o busca una solución para bajar de peso, la linaza es para usted. Es suficiente un vaso en ayunas para aportar grandes nutrientes a su organismo. Se puede comprar en tiendas naturistas y viene en diferentes presentaciones: molida, en tabletas, en aceite o en semillas. Sin embargo, la opción más práctica es molida porque no se oxida como el aceite, ni dificulta la digestión como las semillas.

De acuerdo con las investigaciones de Jennifer Adolphe, PhD en Nutrición de la Universidad de Saskatchewan, en Canadá, el consumo de linaza previene varias enfermedades como el cáncer. Sus semillas abarcan 27 componentes anticancerígenos. Uno de ellos es la lignina que evita la formación de tumores en el colon, los senos, los pulmones, la próstata y los ovarios.

Sin embargo, su propiedad principal es el Omega 3, un ácido graso esencial que nuestro organismo no puede fabricar. Por lo tanto, se recomienda consumir a diario alimentos (vegetales o animales) que lo contengan. Por ejemplo, los mariscos, el salmón, el pescado azul (también llamado graso), las almendras, las espinacas y los pepinos.

Además, la linaza aporta grandes cantidades de vitamina E que funciona como antioxidante. También contiene bastante fibra que contribuye a eliminar toxinas del sistema digestivo. Se utiliza comunmente para controlar el peso porque su ingesta regular disminuye los niveles de colesterol y glucosa.

A su vez previene infartos cerebrovasculares y enfermedades coronarias. Por su contenido de ácido linoleico (del que se deriva su nombre), tiene propiedades antiinflamatorias que evitan coágulos sanguíneos, derrames cerebrales y arritmias cardíacas.

No se recomienda consumirla durante el embarazo, ni en el periodo de lactancia, porque sus propiedades pueden afectar el desarrollo normal del feto. Sin embargo, este alimento es beneficioso durante la menopausia porque contrarresta los cambios de humor, los bochornos y la pérdida de libido.

Recetas

Agua de linaza

Ponga a hervir 4 tazas de agua y agregue dos cucharadas de semillas molidas. A continuación deje enfriar la mezcla y si lo prefiere, agregue el zumo de un limón. Es recomendable tomar un vaso de agua de linaza en ayunas, sin embargo, la debe preparar la noche anterior para que reposen bien los ingredientes.

Por su alto contenido de vitaminas, del grupo B, mantiene saludables el cabello, la piel y las uñas. Aplicar el agua de linaza funciona también como tratamiento externo porque posee vitamina E que fortalece el pelo, previene la caída, aporta brillo y favorece el crecimiento. También combate enfermedades dermatológicas como la psoriasis y el eczema. Puede aplicarla después del baño, sobre el pelo y la piel. Al finalizar, debe retirarla con agua tibia.

Galletas

Puede reemplazar las galletas de paquete por unas hechas en casa. Según Kiwilimón, un portal de recetas, para prepararlas necesita: cinco cucharadas de linaza, dos tazas de avena molida, una taza de harina integral, una cucharada pequeña de polvo para hornear, media taza de azúcar, una cucharada de canela molida, dos huevos, una pizca de sal, una cucharada de aceite de oliva y media taza de leche.

Como primer paso mezcle uniformemente los ingredientes hasta conseguir una masa espesa. Si es necesario agregue agua para ablandar, o crema para engrosar la mezcla. Posteriormente, caliente el horno a 180 grados y cubra la bandeja con mantequilla. Con ayuda de un molde puede darle forma a las galletas, finalmente hornéelas entre 20 y 25 minutos.

Batidos

Existen numerosas recetas para preparar batidos con linaza. Puede agregar desde frutos rojos hasta otras semillas como chía y avena. Según Mejor con Salud uno de los batidos que más contribuye a la pérdida de peso se prepara con: papaya, avena, linaza y miel. Además, este jugo reduce la inflamación del estómago y mejora el tránsito intestinal.

Para prepararlo debe licuar en media jarra de agua una taza de papaya picada, una cucharada de linaza, dos cucharadas de avena en copos y miel al gusto. Si gusta puede reemplazar el agua por leche descremada o de almendras. Es recomendable tomar esta mezcla, en ayunas, durante una semana.

Articulos Relacionados

  • Así se ve la Bella y la Bestia sin efectos digitales
  • Mercedes Salazar lanza una colección de brazaletes inspirados en la Mujer Maravilla
  • Detrás de la portada: Adriana Arboleda
  • El playlist de Juan Felipe Samper