Belleza natural: más allá de una tendencia

Conozca los extractos naturales que están cambiando la industria de la cosmética y sus múltiples beneficios en el cuerpo.

¿Quién no ha oído hablar de frutas y plantas exóticas que aparecen cada vez con más frecuencia en etiquetas de lociones, acondicionadores y cremas hidratantes? Cada vez las personas están más atentas a los químicos que utilizan en los tratamientos de belleza y la industria ha sabido aprovechar esta oportunidad para lanzar productos inspirados en la naturaleza.

En Colombia las marcas líderes en el uso de productos naturales apuntan este año a los productos vegetales extraídos de la Amazonía brasileña. Natura, por ejemplo, lanzó una línea que utiliza el jambú, una planta empleada tradicionalmente para mitigar el dolor, pues es un anestésico natural que, además, disminuye las líneas de expresión. También están presentes el árbol de jatobá (o algarrobo), que contribuye a la firmeza, pues intensifica la producción de colágeno y protege el existente, y la caseária, el cacau y la aroeira, ricos en agentes emolientes e hidratantes que regeneran la piel.

oBoticário, por su parte, incluye en esta temporada extractos de frutas con antioxidantes como el açaí, que evita el acné, las alergias cutáneas y el enrojecimiento; la ameixa (ciruela), una fruta jugosa que contribuye con la exfoliación; y la lichia, que a su vez remueve células muertas del cutis. Para el cuidado capilar incorpora el extracto de amla –un árbol originario de la India– que sirve para dar brillo, volumen y resistencia.

1. Antifaz para dormir, lavanda, Loto del Sur. 2. Aceite corporal elasticidad, almendra, L’Occitane.
3. Crema de manos y uñas, Altea Camelia, Loto del Sur. 4. Nativa Spa, azúcar exfoliante, pitaya, O’Boticario. 5. Crema para manos, almendra, L’Occitane. 6. Agua de lino, Dulces Sueños, Loto del Sur. 7. Crema hidratante, Citrus nobile, Loto del Sur. 8. Nativa Spa, loción corporal hidratante,
pitahaya, O’Boticário.

En tercer lugar, Recamier trae infusiones para nutrir el pelo con aceites de nogal, un árbol cuyas hojas se han usado en algunas culturas para teñir el cabello tras la aparición de las canas, restaurando el brillo y el color natural; el guaraná, que estimula el crecimiento, lo fortalece, evita la caída; y la centella asiática, una planta que proviene de zonas pantanosas en la India, fortalece los folículos pilosos, estimula la producción de sangre en la zona capilar y alimenta el cuero cabelludo.

La ecléctica casa cosmética Loto del Sur se centra en rituales de belleza 360: mezclan aromaterapia y beneficios cosméticos, haciendo que la relajación y el cuidado sean sus principales objetivos. Un ejemplo es el uso de las bondades ligeramente sedantes y antidepresivas de cítricos como la mandarina, que es rica en vitamina C y betacaroteno, y que, aplicada en la piel, previene la inflamación y contribuye con la cicatrización.

Para quienes prefieren las líneas de origen europeo, está L’Occitane, que ofrece estos dos nuevos ingredientes: Immortelle Millésimée, la flor que nunca se marchita, y Jania Rubens, un alga de color rojo proveniente de las costas de Córcega, que unidas mantienen la suavidad, luminosidad y vitalidad de la piel.

9. Nativa Spa, agua de baño, pitaya, O’Boticário 10. Ekos, jabón líquido exfoliante para el cuerpo,
maracuyá, Natura 11. Muss Botanika, acondicionador negro profundo, Recamier 12. Muss Botanika, champú rubio luminoso, Recamier 13. Tododía, hidratante para pies, frambuesa y pimienta rosa, Natura 14. Ekos, pulpa hidratante para piernas y manos, maracuyá, Natura 15. Ekos, jabones en barra surtidos, exfoliantes, Natura 16. Body Spa Natural Care, gránulos exfoliantes de coco y aceite de oliva, Yanbal.

Además de estos productos, en Diners nos dimos a la tarea de buscar otros ingredientes naturales que se utilizan tradicionalmente en la preparación de cosméticos, cremas para el cuerpo y hasta champús. Esto fue lo que encontramos.

MAMEY (ZAPOTE) PARA LAS PESTAÑAS Y LA CARA

Este fruto carnoso de corteza gruesa y pulpa color naranja, originario de América Central, es una fuente importante de vitaminas, nutrientes y minerales. En México, las abuelas utilizaban el aceite extraído de la semilla para tratar problemas cutáneos como las manchas oscuras que aparecen bajo los ojos.

Esta fruta es muy popular como ingrediente base de pestañinas, pues el aceite del cuesco (la semilla) ayuda a dar volumen, a engrosar y a alargar las pestañas sin dejar residuos ni grumos tras su aplicación.

Los aceites de coco complementan muchos productos de belleza.

UN ÁRBOL DEL DESIERTO PARA LA PIEL SECA

El árbol del algarrobo, una especie particularmente resistente a climas muy secos, de tronco grueso, madera oscura y rugosa, nace en la tierra árida. Su fruto es una vaina que encapsula las semillas, utilizadas desde tiempos inmemoriales como endulzante, pues su sabor es semejante al del chocolate; existen pruebas de que los antiguos egipcios y griegos las usaban en sus preparaciones.

La resina del algarrobo está presente en muchos productos fabricados para cuidar la piel, pues potencia texturas y fragancias, aunque generalmente se le encuentra por su nombre científico C. siliqua. También, gracias a sus características antioxidantes y antialergénicas, se usa como ingrediente para cremas porque posee efectos emolientes que aportan firmeza y viscosidad a la piel.

El asaí ayuda a prevenir la aparición de espinillas y puntos negros.

MARULA AFRICANA PARA EL PELO

Se dice que este es el verdadero secreto de la belleza africana. El aceite de marula es el alma de los productos botánicos que vienen de esta parte del planeta. Este aceite se extrae de las almendras de árboles que crecen salvajes en la región central y en el sur del África, y se ha comprobado que viene cargado de nutrientes, ácidos grasos y antioxidantes que contribuyen a la hidratación, impulsan la reparación a nivel celular, protegen contra los efectos nocivos del sol y crean una barrera invisible que cuida el pelo de agentes dañinos.

Hoy en día los fabricantes se han volcado a las tierras africanas en su búsqueda por el ingrediente perfecto, e incluyen el aceite de marula dentro de mascarillas capilares, champús y tónicos que poseen un agradable aroma a nueces dulces, crean volumen, movimiento y brillo, sin dejar sensación pesada o grasosa.

HONGOS, SINÓNIMO DE UN CUTIS ALUCINANTE

El algarrobo tiene propiedades antioxidantes y antialergénicas que le dan firmeza a la piel.

Gracias a las investigaciones alrededor del tratamiento de enfermedades mentales con hongos, científicos en el mundo han descubierto propiedades que resultan beneficiosas también para el cuidado de la piel.

Los hongos son antiinflamatorios y algunos análisis indican que combaten el acné y el eccema. Son ricos en vitamina D, selenio y antioxidantes, que ayudan a evitar el envejecimiento prematuro. Su empleo en productos de belleza, va desde los más conocidos hasta las variedades más exóticas. En Asia, por ejemplo, los tratamientos con kombucha y shiitake se han usado por años como bebida para facilitar la pérdida de peso y contribuir con la buena digestión.

Recientemente también se ha descubierto que, por ejemplo, el kombucha tonifica la piel y reduce las líneas de expresión, mientras que los hongos shiitake y reishi evitan las inflamaciones, son ricos en proteínas y lípidos, indispensables para una piel elástica y saludable y se pueden encontrar en mascarillas antiedad, cremas hidratantes y emulsiones.

Articulos Relacionados

  • Mercedes Salazar lanza una colección de brazaletes inspirados en la Mujer Maravilla
  • Detrás de la portada: Adriana Arboleda
  • El playlist de Juan Felipe Samper
  • Así se ve la Tierra desde el espacio en 2017