Ya sabemos por qué cuesta tanto ir a dormir así se esté agotado

Según un estudio de la Universidad Rockefeller de Nueva York se trata de una anomalía genética bautizada como el ‘jetlag social’.

Si ha sufrido de insomnio toda su vida y las mañanas son su enemigo número uno, puede ser culpa de una mutación genética. Así lo confirmó el doctor del sueño Michael W. Young de la Universidad de Rockefeller en un estudio en el que encontró el gen ‘CRY1’ o el gen de ‘jetlag social’ que afecta a una persona de cada 75 en el mundo.

Este resultado se dio a partir de la investigación de 30 familias en las que un miembro tenía síndrome de la fase de sueño retrasado. Aquí encontraron que en sus genes, como en el de otras 39 personas, estaban la mutación del gen ‘CRY1’ y que algunos tenían escondidas sus irregularidades con somníferos.

Los resultados pueden ser la respuesta para los que tratan los problemas de insomnio con medicamentos asegura la doctora Alina Patke en la publicación. “Hay personas que tienen días más largos de lo que el planeta les da, por lo que esencialmente están jugando a ponerse al día durante toda su vida” dijo la doctora.

Los doctores explican que cada persona tiene un reloj biológico, conocido como el reloj circadiano, que controla las horas de sueño. Sin embargo, hay personas que con este gen tienen un ciclo más largo que el de las demás, haciéndolos dormir y despertar más tarde.

Young, líder de la investigación y Jeanne Fisher, jefe del Laboratorio de Genética de Rockefeller están de acuerdo en afirmar que las personas que sufren de esta mutación genética son capaces de adherirse a un horario estricto, pero que en otros casos, sino se sigue los parámetros del reloj biológico, se puede desencadenar desórdenes alimenticios, de hormonas y metabólicos.

Articulos Relacionados

  • Galería: el lado cómico del reino animal
  • El álbum navideño de Sia
  • Ya está aquí el tráiler definitivo de Las Chicas del Cable
  • X: la película de Maluma