Cinco analgésicos naturales

Estas plantas pueden reemplazar los fármacos de laboratorio y le pueden ayudar a quitar desde una inflamación hasta un espasmo muscular.

El mundo de la medicina ha tenido importantes avances para tratar dolores en el menor tiempo posible. Sin embargo, algunas personas que sufren de problemas gástricos que le impiden hacer uso de esta, mientras que otros prefieren las opciones naturales para cuidar el hígado.

De hecho, el consumo de pastillas y medicamentos creados en un laboratorio, a la larga, genera daños irreparables en el hígado y lesiones hepáticas por la concentración de química que augura eficacia a la hora de quitar un dolor. Según un estudio de la Universidad de Indiana revelaron que el consumo excesivo de analgésicos puede afectar la salud del corazón, riñones y sistema nervioso por el exceso de antiinflamatorios no esteroideos (AINE).

Para evitar al máximo los fármacos y pastillas hechas en un laboratorio, preparamos un listado de cinco productos naturales para aliviar dolores en el mismo tiempo que lo hace un antiinflamatorio.

Jengibre

Foto: Pixabay / http://bit.ly/2pZOerl

Esta raíz se puede convertir en su mejor aliado en el gimnasio, ya que es capaz de inhibir la fatiga muscular después de la actividad física. Gracias a su concentración de hidromorfona y oxicodona, el jengibre puede emular los efectos del ibuprofeno. Se recomienda consumir dos cucharadas de jengibre y miel por tres días, o si lo prefiere puede tomar infusiones todas las noches hasta que el dolor haya desaparecido.

Flor árnica

Foto: Pixabay / http://bit.ly/2yG0d5a

Esta flor contiene ácido gálico, caféico y clorogénico que ayudan de manera efectiva al dolor en músculos atrofiados por exceso de ejercicio. Esta planta es reconocida como un antiinflamatorio y un calmante de dolores y hematomas. Se pueden hacer infusiones o combinar con cualquier aceite para aplicar en la zona afectada.

Caléndula

Foto: Pixabay/ http://bit.ly/2wQpK7l

Esta planta ayuda a desinflamar en menos de tres días cirugías como extracción de cordales, un hueso roto o atrofia muscular. Sus potentes propiedades antisépticas y cicatrizantes ayudan a tratar afecciones de la piel como fuegos o acné. Los egipcios consideraban a la caléndula como una planta milagrosa que utilizaban para todo dolor. Use la caléndula en infusiones o combínela con un aceite para aplicar sobre la lesión.

Ajo

Foto: Pixabay/ http://bit.ly/2xoDN3K

El ajo es una planta aromática comestible que se utiliza en la cocina como condimento, también en el campo de la medicina es conocido como el antiinflamatorio adecuado para tratar dolores de muñeca, tobillos, rodillas y artritis. Hay dos opciones de consumir el ajo: machacado y combinado con cualquier bebida o mezclado con limón para hacer una crema y aplicar en la zona afectada.

Aceite de pescado

Foto: Pixabay/ http://bit.ly/2yjDR8t

Gracias a su alta concentración de ácidos grasos y omega 3, este aceite es capaz de reemplazar los parches de calor y las pastillas antiinflamatorias para la zona lumbar. Se puede tomar una cucharada del aceite al día o aplicar directamente en la zona de dolor.

Articulos Relacionados

  • Galería: el lado cómico del reino animal
  • El álbum navideño de Sia
  • Ya está aquí el tráiler definitivo de Las Chicas del Cable
  • X: la película de Maluma