¿Cuál es el panorama de la industria automotriz en Colombia?

La amplia oferta de vehículos y amenidades a bordo son motivadores válidos para espantar los nubarrones económicos que aún persisten en el horizonte del país.

¿Cuál es el panorama que enfrentan actualmente los compradores de automóviles en el país? En primer lugar, aún hoy los colombianos no asimilan del todo el cambio de escenario económico que empezó a gestarse desde el año pasado. Factores como el fenómeno de El Niño, el alza del dólar y los bajos precios del petróleo crearon un ambiente sombrío que apenas comienza a disiparse.

Obviamente, en un horizonte tan oscuro era evidente que los consumidores ajustaran el gasto y esto supuso que en 2015 el sector automotor nacional tuviese una contracción del 13 % (283.267 unidades matriculadas) con respecto a 2014. Si bien el dato es preocupante, al analizarse en un contexto más amplio tiene otra connotación, pues “el comportamiento del sector automotor de Colombia es mejor que el observado en la mayoría de los países de la región. Salvo México, que creció 19 % en 2015, el dato del sector en Colombia se destaca frente a caídas de –26,6 % en Brasil, –32,3 % en Ecuador, –25,8% en Venezuela o de –16% en Chile”, señala María Juliana Rico, directora ejecutiva de la Cámara Colombiana de la Industria Automotriz de la Andi.

El panorama del mercado automotor colombiano de los primeros meses de 2016, frente a lo que se presentó en el mismo período del año pasado, no es comparable en forma directa, pues el comienzo de 2015 aún estaba impulsado por las ventas del Salón del Automóvil de 2014; además, hace un año todavía no se dimensionaba la fuerza de la tormenta económica que nos afectaría. En ese sentido, una contracción del mercado automotor de –17,5 % durante el primer trimestre del año, con respecto a 2015, solo evidencia que los consumidores aún se mantienen muy expectantes ante el panorama económico y que hay mucho por hacer para ganar su confianza.

La buena noticia es que todos los actores de la industria están dispuestos a dar la pelea para dinamizar el sector y por ello en las últimas semanas se ha visto un generoso número de lanzamientos y se afinan estrategias que han implicado hasta cambios en la representación local de marcas; por ejemplo a Peugeot ahora la representa SK Bergé y Hyundai quedó en manos del consorcio Neocorp.

Si bien el malestar económico afecta a toda la industria, hay algunos actores que resultan menos golpeados o, por lo menos, han capitalizado mejor la situación. Así, gracias al fortalecimiento del dólar frente al peso, los vehículos de ensamble local han comenzado a ganar terreno: “La participación de los vehículos ensamblados en el país se incrementó en el mercado entre 2014 y 2015, pasando del 32 % al 36 %”, señala la directiva de la Andi.

Otro tanto sucede con el mercado Premium, que ha estado muy activo en las últimas semanas; lanzamientos como el Chevrolet Camaro, los Audi A4 y la Q7, el nuevo BMW Serie 7 y los nuevos Mercedes-Benz GLS y Clase C Coupe evidencian que en Colombia aún hay mucho espacio para crecer en este terreno.

En un ambiente tan complejo el gran protagonista en 2016 será el producto y eso lleva a que las marcas se esfuercen en hacer que la oferta de valor de sus vehículos sea cada vez más completa, permitiendo incluso que el comprador tenga la posibilidad de personalizar con los detalles más exquisitos el modelo de su preferencia.

Incluso los más pesimistas reconocen que el mercado local tiene un enorme potencial “debido a que el índice de motorización en el país aún es muy bajo y eso supone que, en un escenario ideal, el mercado colombiano debería estar por el orden de las 450.000 o 500.000 unidades comercializadas anualmente”, señala Eduardo Visbal, vicepresidente de Comercio Exterior de Fenalco; precisamente, esta entidad, junto con la Andi, vaticina que este año se comercializarán cerca de 265.000 unidades. Si en el transcurso de 2016 el dólar encuentra un punto de soporte, si la confianza del consumidor se recupera y si el Salón Internacional del Automóvil de Bogotá catapulta las ventas –como suele hacerlo–, será posible revertir la tendencia negativa del mercado y recuperar el terreno perdido en el último año.

Articulos Relacionados

  • Vea las nuevas camisetas mundialistas con diseños ‘vintage’
  • Estas son las ciudades más amigables del mundo
  • Vea el tráiler de Phantom Thread, la película final de Daniel Day-Lewis
  • El arte está en todas partes: hasta en las fotos de paparazzi