La Cueva: Una amistad que marcó la vida cultural del país

La exposición ‘La Cueva’, en la Feria del Libro de Bogotá, es un reflejo de una amistad que lleva más de cinco décadas y le ha dado forma a la vida cultural de Colombia.

En 1982, cuando Gabriel García Márquez recibió el Premio Nobel de Literatura, en la comitiva viajaron Alfonso Fuenmayor, Nereo López y Germán Vargas Cantillo, tres de sus amigos más entrañables. Su amistad, forjada tres décadas antes en el bar La Cueva, de Barranquilla, es una de las más legendarias de la historia cultural de Colombia.

Ellos fueron (y son) parte del Grupo de Barranquilla, un grupo de amigos que empezaron a reunirse en la década del cincuenta, en medio de un ‘boom’ económico que vivía la ciudad y una ola de violencia que azotaba al país.

Los jóvenes, Álvaro Cepeda Samudio, Gabriel García Márquez, Alejandro Obregón, Alfonso Fuenmayor, Nereo López, Orlando ‘Figurita’ Rivera, Cecilia Porras, y Germán Vargas Cantillo,  eran entonces un puñado de artistas, periodistas y fotógrafos desconocidos que coincidieron, como por un deseo del destino, en el bar La Cueva, donde la parranda y el ron acompañaban largas noches de conversaciones sobre el arte, la literatura, el país y los sucesos del planeta entero.

Cada uno de ellos se convirtió en uno de los mayores exponentes de su campo, pero nunca olvidaron a sus amigos. Tanto, que García Márquez y Cepeda los inmportalizaron en sus obras ‘Cien años de soledad’ y ‘Los cuentos de Juana’.

La exposición La Cueva, en la Feria del Libro de Bogotá, rinde homenaje a esos pensadores temerarios que nunca dejaron de querer tragarse el mundo y la amistad inquebrantable que los unió.

Articulos Relacionados

  • Vea las nuevas camisetas mundialistas con diseños ‘vintage’
  • Estas son las ciudades más amigables del mundo
  • Vea el tráiler de Phantom Thread, la película final de Daniel Day-Lewis
  • El arte está en todas partes: hasta en las fotos de paparazzi