Los coreógrafos del Festival

Estos son los genios de la danza que llevarán al escenario las obras más conmovedoras.

Akram Khan. “Lo importante no es saber. Imaginar lo es todo”, dice este hombre nacido en Londres y de ancestros bangladesíes, cuyo trabajo comprometido con la belleza lo ha llevado a hacer propuestas de danza contemporánea provocadoras y ambiciosas que abordan temas humanos y que mezclan el entrenamiento moderno con danzas indias clásicas como el kathak. Sus solos de danza lo encumbraron a lo alto de la danza mundial. Camino vertical, su más reciente trabajo y la pieza que traerá a Bogotá, es una reflexión sobre la velocidad del mundo y la necesidad de ir a contracorriente de forma “espiritual y vertical” en contraposición a la horizontalidad de las cosas que suceden hoy. Con un grupo de bailarines de tres continentes e inspirado en la tradición sufí, su obra es una meditación sobre el camino que lleva al ser humano al estado de gracia. Y sigue su legado: lo clásico con lo contemporáneo. Y la imaginación ante todo.
Camino vertical. Auditorio León de Greiff. Funciones: 4 al 8 de abril. Boletería: $120.000, $75.000 y $40.000.

Inbal Pinto y Avshalom Pollak. Israel siempre sorprende en el tema de la danza. Más aún cuando detrás de la obra Rushes, que vendrá al Festival, hay nombres como los de Inbal Pinto y Avshalom Pollak, una pareja de bailarines que se unieron para dirigir, crear coreografías y diseñar propuestas de danza realmente fuera de lo común. Con doce bailarines, que a la vez son actores, su obra parte de una colaboración con el famoso grupo Pilobolus y narra, a través de sillas que bailan hasta patinaje sobre el hielo, sobre una sociedad aislada que vive en medio de sueños rotos. La obra evidencia el talento de los creadores: su capacidad para ofrecer coreografías cercanas al Circo del Sol o a la sensación que producen cintas como Amélie: dinámicas, creativas, cambiantes y sorpresivas, es su sello característico .
Rushes. Teatro de Bellas Artes de Bogotá. Funciones: 23 al 26 de marzo. Boletería: $120.000, $90.000 y $60.000.

Gabriela Carrizo y Franck Chartier. En el año 2002, la coreógrafa argentina Gabriela Carrizo y el bailarín francés Franck Chartier crearon en Bélgica la compañía Peeping Tom (que alude a “mirón”, en inglés) y unieron la creatividad de Gabriela para montar piezas y el talento de Franck para llevarlas a la escena. Después de una exitosa trilogía de obras ofrecen 32 Calle Vandenbranden, una obra que tiene lugar en un paisaje de montaña donde los habitantes sufren de extrema soledad y que se centra en las fuerzas internas y los giros que toman los personajes, así como los miedos que deben enfrentar. Esta obra profundiza en la sicología a través de la danza y su mensaje busca llegar con especial fuerza a los jóvenes que defienden su libertad y a costa de ella terminan dejando atrás sus raíces, familia y cultura. Una obra que es narrada como una historia, capaz de provocar desazón y de transmitir el vacío.
32 Calle Vandenbranden. Auditorio León de Greiff. Funciones: 29 de marzo al 1 de abril. Boletería: $120.000, $75.000 y $40.000.

Emio Greco. La compañía que lleva su nombre viene acompañada de la gloria que ha alcanzado este creador, cuyo trabajo abarca el teatro, el cine y la ópera. Obras interactivas a partir de lo clásico, como La divina comedia, junto con Orfeo y Eurídice, pero también piezas contemporáneas que monta por el simple placer de trasgredir, le han permitido ganar todo tipo de premios mundiales. Greco, una especie de símbolo del teatro en Holanda, trae Conjunto di Nero, una obra de su repertorio en la que la iluminación crea atmósferas que esconden y revelan nuevos mundos, y que reta a los bailarines a abandonar la armonía para intentar la naturalidad y el caos. Greco escribió un manifiesto famoso dae siete puntos, que funciona a la vez como sus propios mandamientos sobre la danza. Uno de ellos dice: “Es necesario contarte que mi cuerpo tiene curiosidad de todo y yo soy mi cuerpo”. De esa curiosidad y de las limitaciones trata su obra.
Conjunto di Nero. Teatro Jorge Eliécer Gaitán. Funciones: 25 al 27 de marzo. Boletería: $120.000, $100.000, $60.000 y $30.000.

Articulos Relacionados

  • Calvin Klein deslumbró en la Semana de la Moda de Nueva York
  • Las 5 peores películas basadas en videojuegos
  • Rock, Vallenato, y Plancha: el playlist de Maía
  • Galería: Estos son los ganadores del Wildlife Photographer of the Year 2018