Un niño, un bote y un tigre

  • 1
157

El 21 de diciembre se estrena la cinta del director Ang Lee “Una aventura extraordinaria”, que habla del coraje del espíritu humano.

Es una premisa simple para una historia compleja y conmovedora, una aventura emocionante que captura la esencia del espíritu humano. Una aventura extraordinaria es una historia que al principio se consideró imposible de filmar, debido a los increíbles retos que suponía llevarla a la pantalla grande.
Esto fue antes de que Ang Lee llegara al proyecto.

Con su singular visión y conocidas habilidades, el cineasta ganador del premio Oscar ha creado una experiencia cinematográfica en 3D que es al mismo conmovedora y emocionante, protagonizada por el novato Suraj Sharma, quien hace un sorprendente debut actoral.

Basada en el best seller de Yann Martel, Una aventura extraordinaria se centra en la vida de un adolescente indio que va a la deriva en el mar en un bote salvavidas después de haber perdido su familia en un naufragio, con un tigre de Bengala por toda compañía.

El libro Life of Pi, nombre original de la cinta, voló de las librerías cuando salió por primera vez y hasta el momento ha vendido nueve millones de copias. La conmovedora historia de esperanza, aventuras y valor contra las adversidades escrita por Yann Martel ganó el premio Man Booker en 2002 y se ganó el aprecio de la crítica. El fantástico relato narra el viaje de un adolescente indio que viaja perdido perdido en el mar durante 227 días, junto a un tigre melancólico llamado Richard Parker.

No es de extrañar, entonces, dado lo inusual del tema, que Life of Pi se consideraba imposible de filmar. “Piense en la historia. Es sobre un niño y un tigre y cómo se las arreglan para vivir en el océano. Agua, niños y animales. Parecía una misión imposible”, dice el director ganador del OscarAng Lee, quien inicialmente estuvo reacio a participar en el proyecto.

“Me enamoré del libro cuando salió, pero en ese momento no lo estaba pensando como una película, aunque en muchas formas está escrito muy visualmente”, dice Lee. “Luego quise hacerla pero sabía que sería muy difícil. Y como cineasta sabía lo costoso que sería”. Sonríe, y sus ojos brillan iluminando sus facciones tan expresivas. “Cuando en Fox me dijeron que querían que la hiciera, no lo creí. Luego poco a poco la idea me fue seduciendo”. El calmado director suelta una carcajada resonante que llena todo el espacio.

En la mente de Elizabeth Gabler, presidente de producción de Fox 2000, no había duda de que Lee era el hombre indicado para el trabajo. El problema era convencerlo de participar en una empresa que presentaba tantos obstáculos, aparentemente insalvables: la historia examina la relación entre un adolescente y un tigre. No hay grandes estrellas. Y, ¿cómo filmarían en el océano Pacífico, donde se desarrolla la trama, con todos sus estados diferentes, desde tormentas furiosas hasta aguas calmadas? “Siempre fue una película difícil de hacer y pasé mucho tiempo tratando de convencer aAng Lee de que la hiciera – casi ocho meses”, sonríe Gabler mientras conversa sobre Una aventura extraordinaria en Los Ángeles. Ella ha pasado la última década involucrada en el proyecto, desde el desarrollo inicial hasta la producción.

“Francamente es una película costosa y sabía que necesitaba que fuera al mismo tiempo sofisticada y accesible para las audiencias generales. Creí que Ang podría hacerlo desde un punto de vista comercial y artístico. Él ha hecho tantas películas en tantos géneros tan distintos y sobre distintas culturas: desde la hermosa Sensatez y Sentimientos (1995), que es una de mis favoritas, hasta El tigre y el dragón (2000), al mundo de los vaqueros estadounidenses en Secreto en la Montaña(2005). 

Necesitábamos conocer a la familia y al niño y sus vidas para poder conectarnos con él antes de que su viaje comience y eso fue crítico. El nivel de minuciosidad necesario para ejecutar este filme que extraordinario. Es una exploración de los elementos naturales de nuestro mundo, una experiencia increíblemente visual y simplemente no hay muchos cineastas con la experiencia y habilidad para saber hacerlo. Ang ya lo ha hecho antes”.

El novelista Yann Martel también estaba convencido de que el cineasta taiwanés era el único con la capacidad de llevar esta historia de la página a la pantalla. “Es un drama muy íntimo de un niño que debe lidiar con la tragedia. Tiene un centro emocional”, dice. “Es una película complicada, a pesar de que es únicamente un actor y un tigre en un bote salvavidas. No podía ser simplemente un despliegue de efectos especiales porque eso sería completamente olvidable. Ang Lee o sabía. Él entendía y estaba convencido de que lo podía sacar adelante. Es una pareja hecha en el cielo.”

Al desarrollar el guión después de largas conversaciones con Martel, Lee creó su propia visión de la historia. “Traté de aportar la mayoría de detalle y realismo posible a la historia, para hacerla verosímil. Que no solo queramos creer en el viaje de Pi con el tigre Richard Parker, sino que además lo aceptemos como la verdad”, dice el director.

Cuando el guionista David Magee (Descubriendo el País de Nunca Jamás) se unió al proyecto, finalmente comenzó la producción de la película. “Viajé hasta Taiwan en una misión al parecer imposible que ahora se está realizando”, dice Lee, quien regresó a su país en 2011 para filmar el grueso de la historia. Un aeropuerto en desuso en Taichung se convirtió en varios estudios de grabación. “Quería hacer la película que se merece este libro, y ha sido una gran aventura”, dice Lee, confesando que realmente no hay nada que disfrute más que un reto. “Me gusta encontrar nuevo material para ponérmela difícil. Me gusta enfrentar cosas con las que no sé realmente qué hacer”.

Dado su historial, no es de extrañar que Lee lo haya hecho funcionar. La historia comienza cuando Pi, Piscine Molitor Patel (bautizado por una piscina en Francia) es un niño viviendo con su familia en Pondicherry, India, donde manejan un zoológico. Pi se enamora, aprende sobre el comportamiento animal y explora distintas culturas. Pero cuando cambia el clima político y económico, sus padres deciden emigrar; zarpan en un buque carguero con algunos de sus animales rumbo a una nueva vida en Canadá. El buque se hunde en medio del Pacífico y la familia de Pi perece. Pi sobrevive en un bote salvavidas en el océano con un grupo de compañeros de viaje inusuales: un orangután, una cebra, una hiena y el tigre Richard Parker. En una lucha clásicamente darwiniana, únicamente los más fuertes, Pi y el tigre, sobreviven; las demás criaturas mueren. Es un viaje que prueba los límites físicos y psicológicos de Pi. “El tigre empieza siendo su enemigo a muerte y aquello que más teme”, dice Elizabeth Gabler. “Ese miedo lo mantiene alerta y despierto. Tiene que enfocarse en alimentar al animal y mantenerse vivo, y la película explora la relación que nace entre Pi y Richard Parker”.

Encontrar a Pi fue una tarea fundamental para asegurar el éxito de la película. “Toda la historia gira alrededor de Pi y sabía que si no teníamos a un gran actor, no íbamos a lograr nada”, dice Gabler, quien resultó encantada con la elección que hizo Ang Lee. Suraj Sharma, de 17 años, oriundo de Delhi, fue el elegido entre tres mil aspirantes. “Buscamos por todo India a un joven que tuviera la inocencia para acaparar nuestra atención, la profundidad de carácter para rompernos el corazón, y el físico para encarnar a Pi en su viaje”, dice Lee. “Durante su audición, Suraj llenó la habitación con emoción, mucha de la cual salía únicamente de sus ojos. Su habilidad natural par creer y mantenerse en el mundo de la historia son un raro tesoro”.

Poner a un adolescente desconocido en el centro de la historia es una apuesta, claramente, pero valió la pena. “Trabajé con Tom Hanks en Náufrago, y él ya había ganado dos Oscares en la época en que hizo esa película”, dice Elizabeth Gabler. “Así que ahora tenemos a este chico indio de diecisiete años que nunca había actuado. Pero tiene un talento natural y sé Ang es uno de los cineastas más brillantes en el mundo cuando se trata de sacar una gran actuación de un actor”.

Para Suraj Sharma, la experiencia de lograr un papel estelar en Una Aventura Extraordinaria fue surreal. “Todo era muy nuevo para mí”, dice el increíblemente atractivo actor, sentado comentando el filme en Nueva York. “Yo nunca había salido de India. No sabía ni actuar ni nadar. Aprendí a nadar y ahora es mi actividad favorita. Filmar en Taiwan y conocer gente de todo el mundo fue fantástico. Te da una idea de lo diverso que es el mundo. Todo lo que vi y toda la gente que conocí me inspiró a darle todo de mí”.

De hecho, la actuación de Sharma es sorprendente. Le da vida a Pi mostrando a un joven que es al mismo tiempo vulnerable, fuerte y recursivo. Haciendo uso de sus conocimientos sobre el comportamiento animal, que aprendió gracias a que pasó su infancia en un zoológico en Pondicherry, Pi descubre cómo coexistir con el depredador natural. Construye una balsa para separarse de Richard Parker, aprende técnicas básicas de navegación para desalar el agua con el sol y hacerla potable, así como pescar peces voladores.

Sharma recibió entrenamiento en técnicas de supervivencia bajo la guía del arquitecto naval Steven Callahan, quien sobrevivió 76 días en el Atlántico y escribió un libro al respecto (‘Adrift: Seventy-six Days Lost at Sea’), y fue consultor en la cinta. Además, Sharma recibió un riguroso entrenamiento físico para aumentar su resistencia, lo que le dio la disciplina interna y la fuerza para generar empatía con su personaje. “Lo que define a Pi es su voluntad permanente de sobrevivir. Él tiene fe en el mundo que creo que es lo que lo aparta de los demás. Sobrevive por instinto. Pero además él posee un espíritu fuerte desde el principio, desde la niñez. Tiene hambre de conocimiento y creo que lo que lo tiene vivo es esa inocencia, porque en el momento que aceptas las duras realidades del mundo, puede hundir tu espíritu. Pero Pi mantuvo su inocencia, y con la inocencia viene la fe”.

GANADORES DE BOLETAS DOBLES PARA EL ESTRENO EL 20 DE DICIEMBRE EN BOGOTÁ:

José Barrera Hernandez
Liliana Andrea Gómez Montoya
Laura Marcela Chitiva Oñate
Leonardo Moreno Giraldo
Dyana Grillo Duque
Leonardo David Buitrago Lozada
Jhonatan Ruiz
Angelica Isabel Padilla Rios
Germán Eliécer Gómez Eslava
Gustavo Montero López.
Aleja Novoa
Marcela Espinosa

  • 1

Articulos Relacionados