Sin palabras: el amor anónimo en Bogotá

223

La primera película de los directores Ana Sofía Osorio y Diego Fernando Bustamante cuenta la historia de Lian y Raúl, una china perdida y un artista frustrado que se encuentran en las calles de la ciudad.

La vida en una gran ciudad es anónima. Millones de personas cada día viven millones de historias que esperan algún día llegar a ser contadas. Eso es ‘Sin Palabras’, la película de Ana Sofía Osorio y Diego Fernando Bustamante que acaba de estrenarse en Colombia: una historia de dos de los ocho millones de habitantes que tiene Bogotá, para quienes la ciudad es un personaje más que enriquece su experiencia de vida.

La película cuenta la historia de Lian (Xuan Liao), una inmigrante china que va rumbo a Estados Unidos y se queda perdida en Bogotá, y Raúl (Javier Ortiz), un estudiante de arte que ha dejado a un lado sus sueños y ahora trabaja en una ferretería. Raúl y Lian se conocen y pasan juntos un día que cambiará el rumbo de sus vidas. Aunque no pueden conversar, pues Lian no habla nada de español y Raúl no habla nada de mandarín, encuentran formas de comunicarse, pues, finalmente, el lenguaje de los sentimientos va más allá de las palabras.

La idea de Sin Palabras surgió después de que ambos directores decidieran filmar su primera película en exteriores y en Bogotá, pues ellos asumieron los costos de la producción. “En ese momento estaban varias noticias sobre los inmigrantes chinos: unos que habían abandonado en Chía y otros que aparecieron en un falso fondo de un camión. Ahí estaba la historia. Nos enamoramos de la idea de una china perdida en Bogotá, y entonces nos dedicamos a buscarle un gran compañero para la historia. Quisimos que fuera alguien que había abandonado sus sueños y simplemente está acomodándose a vivir, de ahí nació Raúl”, cuenta la directora Sofía Osorio.

Encontrar a una actriz china para el papel principal no fue tarea fácil. Los directores hicieron casting en Argentina, Colombia, Perú y Panamá durante un año y medio sin éxito, hasta cuando un día, en la calle en el centro de Bogotá, la directora de casting se acercó a Xuan en la calle y le propuso hacer una película. Xuan, quien vive en Colombia hace nueve años, accedió, y así fue como Lian adquirió por fin un rostro. La química con Ortiz, quien hizo parte del proyecto desde el principio, fue instantánea, y así se materializó la historia de Lian y Raúl.

El tercer protagonista de Sin Palabras es, sin duda, la ciudad: un escenario amable de calles amplias y parques, que no aparece a menudo en el cine nacional. “Para mí es un homenaje a la Bogotá que yo vivo”, cuenta Osorio. “La Bogotá que yo camino y disfruto todos los días. A veces me parece que la maltratamos audiovisualmente, y es una ciudad bonita. Para esta china perdida era necesaria esa calidez que da el color del ladrillo”.

En su primer fin de semana en cartelera, 8.688 personas vieron Sin Palabras, convirtiendo así a la película en una de las diez más vistas en Colombia. No se quede sin verla.

A continuación encuentra “Sin Palabras”, la banda sonora de la película, cantada por Pipe Bravo, vocalista de Superlitio. 

Articulos Relacionados