Toma 5

Le damos cinco argumentos por los cuales ir al Festival de Cine de Cartagena puede ser el mejor plan del mes. Todas, razones de película.

Lo más probable es que el aire acondicionado de las salas de cine le produzca frío. Que durante horas no vea el mar. Que permanezca bajo techo, a oscuras, mientras el calor de febrero golpea las calles de Cartagena y los turistas se agolpan en las playas. Eso puede hacerlo desistir de la idea de disfrutar los siete días del Festival Internacional de Cine de Cartagena, que llega a sus 52 años de existencia. Pero entonces volverá a mirar la cartelera. Y entenderá que no es una confrontación entre el mar y el cine, entre el calor y el frío, sino a favor del mejor cine que se pueda ver en el país en todo el año, y que el marco es la ciudad heroica, que igual lo esperará con el mar dispuesto a la hora que le plazca.

Acá están las cinco razones por las cuales vale la pena gozarse el FICCI (Festival Internacional de Cine de Cartagena de Indias), que irá del 23 al 29 de febrero.

1. Las gemas. Así se llama el grupo de once cintas que será difícil ver en otros escenarios, y que han arrasado en su paso por los festivales del mundo. Todas ellas premiadas, todas memorables y ninguna vista aún en el país. Incluyen a Nader y Simin, una separación; la cinta iraní nominada a dos premios Óscar; la chilena Violeta se fue a los cielos, que acaba de ganar el Gran Premio al Cine del Mundo en Sundance; el impresionante documental Pina, de Wim Wenders, igualmente nominado al Óscar, que le rinde tributo a la coreógrafa Pina Bausch; Shame (Vergüenza), de Steve McQueen, una de las cintas más ganadoras de premios del año; Margin Call, nominada al Óscar en la categoría de Mejor Guión, y El niño de la bicicleta, de los hermanos Dardenne, ganadora en Cannes del Gran Premio del Jurado en 2011. Con este listado, la playa puede esperar.

2. La competencia oficial. Ninguno de los directores cuyo trabajo se presenta ha hecho más de tres películas. Todos ellos, además, pertenecen al gran territorio de Iberoamérica. Aunque eso los haga menos conocidos, la selección ha sido cuidadosa y el Festival de Cine de Cartagena los perfilará como la gran cantera de la cual muchos saltarán al estrellato. Dos películas colombianas (Porfirio y Chocó) competirán con cintas de Brasil, Argentina, España, México, Chile y Perú. Por su bagaje se destacan el argentino Santiago Mitre (guionista de Carancho y Leonera), con la obra El Estudiante; el español Benito Zambrano (ganador de cinco premios Goya) con La voz dormida; Sebastián Lelio (ganador de nueve premios internacionales), con la película chilena El año del tigre; y el brasileño Jose Henrique Fonseca, con su esperada obra Heleno. Doce cintas para sorprenderse.

3. Los personajes. Serán los que se roben el protagonismo. Los que los fotógrafos perseguirán. Entre esos estará en siempre polémico director español Álex de la Iglesia, el más seguido en las redes sociales de su país y una de las miradas más originales de su país; la actriz Isabella Rossellini, a quien se le rendirá un tributo, con la presentación de siete cintas suyas, entre ellas la inolvidable Terciopelo azul (Blue Velvet); el actor mexicano Gael García Bernal (Diarios de motocicleta), uno de los más prolíficos e interesantes actores latinos del mundo; el cubano Jorge Perugorría (Fresa y Chocolate), otro símbolo del cine latinoamericano; el arriesgado director argentino Héctor Babenco (El beso de la mujer araña y Carandirú) y el director ecuatoriano Sebastián Cordero (Rabia, Crónicas), entre otros aún por confirmar.

4. La música. La Sinfónica Nacional de Colombia dará un concierto, con la participación de más de ochenta músicos, en el que interpretará una docena de bandas sonoras de cintas memorables, acompañadas por las imágenes de las cintas. Entre esas, Blue Velvet, de Angelo Badalamenti; Piratas del Caribe, de Hans Zimmer, Evita, de Andrew Lloyd Weber y Alan Parker, entre otros.

5. Todo lo demás. Eso implica muchas cosas. Entre ellas, la competencia colombiana 100% Colombia, que traerá doce estrenos de 2012 y cuyas cintas se verán por primera vez en Cartagena; las proyecciones al aire libre para 8.000 personas de películas como Chocó y la francesa Un amor de juventud; la competencia oficial de documentales, que tratan desde la problemática del agua, pasando por aquellas canciones que han marcado la vida de personas anónimas en Brasil, hasta concursos de belleza y desapariciones en cintas relacionadas con Colombia; el homenaje que se le rendirá al Festival de Cine de San Sebastián y que presentará las cintas ganadoras de los últimos once años, entre ellas algunas como Los pasos dobles, Neds y Los lunes al sol; la retrospectiva que se le rendirá a la directora francesa Claire Denis; la renovación del Centro de Convenciones, la sala digital de cine en el Palacio de la Inquisición. Ah, y por supuesto: el calor, la ciudad… y la playa.

Articulos Relacionados

  • Playlist: la música que escucha Manuel Medrano
  • No se quede sin ver a los candidatos al premio Luis Caballero
  • El tráiler de Stranger Things ya está aquí
  • Estreno mundial de la ópera El último día de Francisco Pizarro