¿Vale la pena ver la película Potiche? Sí, especialmente para los amantes de Deneuve y Depardieu

En esta cinta francesa la diva Catherine Deneuve toma las riendas de su empresa y de paso las de su vida cuando una huelga obliga a su marido a hacerse a un lado.

Francia, 1977. Suzanne Junot (Catherine Deneuve) es un ama de casa feliz, que canta en la cocina y conversa con los animalitos silvestres que encuentra en sus recorridos de ejercicios matutinos y escribe poesía. Sus dos hijos ya son adultos y solo le queda disfrutar la vida junto a su esposo. Sin embargo, su esposo Robert (Fabrice Luchini), es un energúmeno que disfruta más gritando a sus empleados en la fábrica de sombrillas que manejan que tomando el té con su esposa. Tanto, que un día sus empleados se rebelan y organizan una huelga en su contra. Entonces Suzanne debe hacerse cargo de la empresa, lidiar con su marido, y en el camino, descubrir que ella es algo más que un “florero”, un adorno de la casa.

La cinta, dirigida por de François Ozon (8 mujeres) es una adaptación de la obra de teatro homónima de Pierre Barillet y Jean-Pierre Gredy, y cuenta con las magistrales actuaciones de Catherine Deneuve en el papel de Suzanne y Gerard Depardieu en el papel de Maurice, un viejo amante convertido en su rival político.

Resulta divertidísimo ver a Deneuve y Depardieu en una escena de baile que recuerda a Saturday Night Fever, como dos adolescentes enamorándose por primera vez en la pista de baile. Además, Ozon logra capturar la estética de los años setenta, no solo en el vestuario sino en el decorado y en las actitudes de los personajes, y fiel a su estilo, hay un par de números musicales que complementan perfectamente la propuesta estética y optimista de la cinta.

Vale la pena también resaltar el papel de Karin Viard como Nadège, la secretaria del jefe y aliada incondicional de Suzanne, que aporta un tono cómico y fresco a la historia.

Sin embargo, hay algo que falta. La nostalgia de la época le da un aire decadente y el ritmo de la historia no le permite alcanzar un clímax, un momento donde el espectador y los personajes digan al tiempo “Ajá!”. Como  dijo A.O. Scott, crítico de cine del New York Times, desde el principio de la película uno se pregunta cuál es la razón para que exista esta producción, a pesar de lo divertido del resultado.

Ficha Técnica:
Nombre: Potiche
Guión y dirección: François Ozon, basado en una obra de teatro de Pierre Barillet y Jean-Pierre Grédy
Protagonistas: Catherine Deneuve, Gérard Depardieu, Fabrice Luchini, Karin Viard, Judith Godrèche y Jérémie Renier

Articulos Relacionados

  • Vea las nuevas camisetas mundialistas con diseños ‘vintage’
  • Estas son las ciudades más amigables del mundo
  • Vea el tráiler de Phantom Thread, la película final de Daniel Day-Lewis
  • El arte está en todas partes: hasta en las fotos de paparazzi