Hay novedades literarias a las que vale la pena dar buen vistazo

Para combatir el aburrimiento de un cerebro inactivo, la lectura es una opción para considerar. Prisa ofrece en marzo un catálogo tan variado, que va desde ensayos, novelas hasta publicaciones infantiles.

Son esos ratos en los que el tiempo de ocio emana un grado de insuficiencia tal, que sólo queda por decir: “Necesito entretención y ahora, ¿qué hago?” Así. Como cuando es necesario ocupar la mente en algo productivo, que involucre una interacción paradójicamente eludible de sí mismo; no tecnología, no entorno social. Y es precisamente allí donde habita ese don maravilloso de imaginar a través de alguna lectura, nuevas formas de pensamiento, alternativas de apreciar un mundo quizás ajeno, pero consciente del apelable juicio propio a su valor. Para algunos suele ser natural crear escenarios propicios para leer. Otros prefieren los medios audiovisuales, escuchar música e incluso pasar el rato en una siesta. ¿Y cuando ni siquiera de eso hay ganas? Sencillo, lea un buen libro. Pero claro, como a todo juicio hay oponente, ¿y si ni de leer existen las ganas? Más sencillo aún. Sea consciente de lo aburrido que puede llegar a ser su cerebro inactivo. Y lea. Siendo el caso, ésta sería entonces una buena opción para que empiece a considerarlo.

Prisa Ediciones ofrece un nuevo catálogo de libros para  marzo, dotado en variedad de temáticas, desde libros tipo ensayo- novela, novela dramática y conceptual, hasta publicaciones para niños, entre otros. Y como bien cierto es, que para cada cuál hay un gusto en particular, he aquí la mejor alternativa para escoger.

Posar desnuda en la Habana”, Wendy Guerra

La cubana Wendy Guerra, llega con su último libro “Posar desnuda en la Habana”. La autora ha sido merecedora de grandes reconocimientos por la trayectoria en sus obras, entre ellos el Premio Bruguera por su novela “Todos se van”, catalogada como una de las mejores narraciones según el diario El País. Ésta vez, revive una historia basada en hechos reales sobre una mujer, Anaïs Nin, que a sus cortos 19 años de edad se aventura a un camino incierto en búsqueda de un padre ausente que jamás conoció. En medio de su travesía, se compromete en matrimonio con un adinerado banquero, hijo de una familia conservadora que no se encuentra de acuerdo con la decisión de la pareja. Mujer aventurera, morena y latina de familia católica, vive en dificultad emocional dando cabida a sus dudas sobre prematuro casamiento, añadido a sus ansias opacadas de querer ser una escritora, siendo finalmente una mujer libre. La autora describe en astucia cada una de las emociones que acogen sus personajes, que hacen parte del enlace en historias de vida, que podría retratarse ante el lector de manera reflexiva y en relación al comportamiento de la mujer en determinado contexto social.

El Albergue de las mujeres tristes” y “Para que no me olvides”, Marcela Serrano

Licenciada en grabado de la Universidad Católica de Chile, ha trabajado en variedad de ámbitos artísticos de los cuáles ha sido presa, del amor por escribir. Chilena de nacimiento, es considerada una de las mejores escritoras del mundo contemporáneo. Ha buscado a través de su escritura, mostrar al mundo variedad de perspectivas sobre el comportamiento y desarrollo de la mujer del siglo XX en diversos contextos socio- políticos. Su obra es reconocida por la creación de personajes femeninos de gran carácter, en historias de vida bien contadas; bajo hilos conductores de variedad y gracia. “El albergue de las mujeres tristes”, es la primera obra en la que involucra un personaje masculino. La historia de una joven y hermosa que viaja hacia la isla de Chiloé con el fin de superar un mal de amor. Se cuenta, que a través de la historia muchas personas acuden al lugar con el objetivo de sanar sus heridas. En estética narrativa sencilla, la autora da pertinencia a temas relacionados con “el mal femenino del siglo”. La ambivalencia del ser humano, ciertos deseos sexuales reprimidos, entre otras incapacidades del hombre respecto de su género opuesto. Y en ello, el grado de poder y diversa autonomía que ha venido adquiriendo como figura femenina la mujer. “Para que no me olvides”, plantea el discurso amoroso de una mujer que se ve inmersa en la confusión de ideales, a raíz de una serie de sucesos que derriban la condición de seguridad sobre sí misma. Novela que muestra las sensaciones, decisiones y sentimientos de la mujer, puesto en frases de ironía, frescura y contundencia.

“Comer, rezar, amar”, Elizabeth Gilbert

Esta es una de las novelas más conocidas y exitosas, recordada popularmente como la precursora de la película que lleva su mismo nombre. De estilo informal y en cierto tono de complicidad, la escritora de la revista norteamericana GQ, Elizabeth Gilbert crea por medio de sus personajes una bitácora de sucesos vividos por su protagonista en diversos lugares del mundo, a raíz de una crisis emocional. En aras de empezar de nuevo, el personaje muestra diversos métodos de auto conocimiento y reflexión sobre ciertas dificultades de la vida. Muestra su visión acerca de la sensualidad de la buena mesa y una buena conversación (desde La Dolce Vita, Romana), la paz interior que puede crear la meditación (desde Bombay) y el equilibrio entre cuerpo y espíritu que tanto había buscado (desde Balí)

“La gran novela Latinoamericana”, Carlos Fuentes

Carlos Fuentes, es uno de los principales exponentes de la narrativa mexicana. Ganador de grandes reconocimientos a nivel internacional por la calidad en su escritura y su capacidad innata para interpretar variedad de contenidos, en un estilo peculiar tipo ensayo- novela. Ésta gran novela, es un ensayo sobre la evolución de la literatura latinoamericana desde épocas del descubrimiento hasta el día de hoy. Fuentes crea ironías, nuevas formas literarias artísticas que se entrometen en los contenidos de los autores que cita. Desde Sor Juana, Sandoval y zapata, José Gorostiza y José Lezama lima, hasta Borges, Neruda y Cortázar. Darle una mirada distinta a la novela latinoamericana sin respeto alguno por reglas ni géneros. Una nueva forma de mostrar clásicos de la literatura, como homenaje caricaturesco a su contenidos.

“De Alemania a Alemania”, Gunter Grass

Premio Nobel de Literatura en el año de 1999. Grass ha sido reconocido por su obra que va desde la creación de poemas, dramas y novelas principalmente. Lleva un estilo de tipo ensayístico y auto biográfico, ligado a su pensamiento respecto de procesos políticos. Ésta nueva obra, es un retrato de Alemania por la época de la reunificación, siendo uno de los sucesos más importantes en Europa. Hace un análisis reflexivo sobre dichos contextos socio- políticos, a partir de un diario que comienza a relatar cada uno de los momentos vividos durante un viaje por la RDA, presenciando discusiones sobre aspectos relacionados al futuro y dicho proceso de reunificación.

“El puño invisible: Arte, revolución y un siglo de cambios culturales”, Carlos Granés

Doctor en Antropología social de la universidad Complutense de Madrid, Carlos Granés nos lleva a un recuentro histórico por la Suiza del siglo XX. Dentro del contexto de los dos grupos revolucionarios que existieron en aquel entonces, socialistas y vanguardistas. El primero, bajo los ideales de Lenin con fines de cambio en la sociedad a nivel económico y político. El segundo, agrupados dentro de la filosofía del dadaísmo preparándose para alternar las costumbres, los valores, el pensamiento y la forma de vivir de las personas. Granés narra de manera agradable, el desenlace de éstas revoluciones donde prevalecen los ideales del vanguardista, habiendo perdido en batalla.

“Anatomía de la influencia. La literatura como modo de vida”, Harold Bloom

En un análisis de la literatura, como herramienta de formación, construcción y reconstrucción de contextos, nace la esencia de esta obra. Vista a través del tiempo en la comprensión y apreciación de las nuevas formas de escritura y su lectura según determinados contextos. Harold Bloom, profesor de humanidades de la universidad de Yale, es autor de más de 30 libros. Con un bagaje significativo, se atreve escavar entre modelos contemporáneos de escritura, y relacionarlos con escritos de autores anteriores. Específicamente para obras literarias de la última década y dando prioridad al sentido, consecución y valor a ambas formas dentro de uso de las letras.

“Betibú”, Claudia Piñeros

Como una lectura aguda de una realidad discutible, acercamiento a escenarios que acogen distintos espacios dentro de comportamientos sociales, entre palabras disfrazadas de bellas frases escritas a la voz de todos y de ninguno; así puede verse “Betibú”. Escrita por la argentina Claudia Piñeros, muestra una observación a las relaciones entre el periodismo y el poder que existe sobre los cambios que a través del tiempo se han venido presentando dentro de los medios de comunicación. La autora, ganadora de permios a nivel nacional e internacional (como el reconocido Sor Juana Inés de la Cruz, entre otros) crea una intriga policiaca vista desde el mundo del periodismo. Su lenguaje es claro, pertinente y agradable a ser leído.

“Las reglas de César Millán”, César Millán

César Millán, más conocido como el presentador del programa de televisión “El contador de perros”, es uno de los autores predilectos a la hora de entrar en materia en temas de adiestramiento de perros. Ha vendido más de dos millones de ejemplares en todo el mundo, según estadísticas del diario estadounidense The New York Times. En Colombia, su éxito no ha sido inferior a más de diez mil ejemplares de sus libros, impresos bajo el Sello Aguilar. Para su última producción, Millán da muestra de varias entrevistas que tuvo alrededor del mundo con personajes reconocidos como lo son, grandes entrenadores de perros en el mundo (Hollywood), el entrenador del famoso perro Lassie, La Reina de Inglaterra (quien únicamente ha dado entrevista a este entrenador) y algunos médicos que entrenan canes con el fin de que detecten la enfermedad del cáncer en seres humanos.

“Harold y la Crayola morada”, Crockett Johnson (David Johnson Leisk)

“Deje al niño hacer sus propias cosas, deje que se divierta. No hay lecciones en Harold”, así podía definir la esencia en su obra este gran autor, historietista e lustrador de libros. Es considerado como uno de los primeros autores en publicar libros para niños con ilustraciones. Su estilo minimalista, de trazos simples complementan la historia de un niño de cuatro años, quien a través de su imaginación y su crayola morada, genera un universo paralelo hecho a su medida; al deseo de los inocentes antojos que a su edad pudiese haber, creando nuevos cielos, lunas maravillosas que iluminen sus sueños perfectos, hechos realidad. La obra se ve como una forma de ver la creatividad de los niños a través de su imaginación, como un camino a la independencia y resolución de conflictos. El libro fue publicado pro primera vez en el año de 1955. Fue tal su éxito, que hoy día sigue siendo ícono dentro de la literatura infantil.

“Los animales que me enseñan”, Olga Cuéllar

Olga Cuéllar, es reconocida a nivel nacional e internacional por su impecable calidad a la hora de contar historias e lustrarles en coherente estilo. Es psicopedagoga de la universidad Pedagógica Nacional y representante de Colombia al premio Ezra Jack Keats, como mejor ilustrador, Unicef Nueva York en 1992. “Los animales que me enseñan”, es la colección de cinco libros cartonados, hecho especialmente para que los bebés y pequeños niños aprendan por pasos las letras, los colores, las vocales y algunos de los animales nativos de Colombia y América. Su característica principal: las ilustraciones, el claro contenido y la efectividad en las formas de aprendizaje en infantes. La colección tienes los siguientes títulos: “Mis vocales”, “Mis números”, “Mis colores”, “Mis opuestos”, “Mi alfabeto”.

 

Articulos Relacionados

  • El álbum navideño de Sia
  • Ya está aquí el tráiler definitivo de Las Chicas del Cable
  • X: la película de Maluma
  • Playlist para el fin de semana