Estas son las obras de arte inspiradas en el amor

Conozca las historias de amor detrás de estas pinturas, esculturas y hasta construcciones arquitectónicas.

El lenguaje universal es autor de muchas obras de arte: el amor. Y no solo de pinturas, también de canciones, películas, esculturas, libros y poemas. Algunos artistas se han inspirado en sus propias historias románticas y en cambio otros personajes plasmaron el enamoramiento de personajes literarios célebres.

El beso, Gustav Klimt

Este óleo sobre tela, en el que predomina el dorado y los colores vibrantes, es la obra maestra del pintor austriaco Gustav Klimt. El mundo pudo ver esta pieza, de 180 por 180 centímetros, por primera vez en 1908 en Viena. Se dice que la protagonista del cuadro es Emilie Flöge, la pareja de Klimt durante veintisiete años. En las iglesias fue considerada una blasfemia por utilizar el dorado, típico en las piezas de arte religioso. Los austriacos la llevan en las monedas de 100 euros.

Drawing for kiss V, Roy Lichtenstein

El norteamericano Lichtenstein (1923-1997) fue uno de los exponentes del Pop Art, y logró promover la cultura popular de masas a través de los cómics con líneas gruesas, colores vibrantes y puntos Benday (que simulan alta velocidad). Se trata de un acrílico sobre lienzo, hecho a mano con pincel, punto por punto. El misterio de esta pieza sigue siendo si la mujer llora de felicidad o de tristeza.

El abrazo de amor del universo, la tierra, yo, Diego y el señor Xólot, Frida Kahlo

La mujer mexicana por excelencia en la pintura de México, y América Latina, plasma en este cuadro de 1949, una variedad de símbolos relacionadas con el legado cultural de su país. Kahlo hace referencia a la mitología azteca y la maternidad junto a su esposo, el muralista Diego Rivera. La artista retrata el papel de la mujer y el hombre, y detrás de ellos está la madre tierra Cihuacóatl y el señor Xólot, el guardián de los muertos, que toma la forma de perro.

Taj Mahal

Todos hemos soñado con visitar alguna vez este palacio de mármol, en Agra, India, una de las maravillas más imponentes del mundo. Su belleza refleja la historia de amor entre el emperador Sha Jahan y su esposa Arjumand, quienes estuvieron perdidamente enamorados hasta que ella falleció dando a luz a su decimocuarto hijo. Jahan quedó devastado con su pérdida y ordenó su construcción en 1632. Sus cuerpos reposan allí desde el siglo XVII.

El beso, Auguste Rodin

Esta escultura del artista francés Auguste Rodin, de 1882, está hecha de mármol y representa el idilio de amor entre Paolo y Francesca, dos nobles italianos de la Divina Comedia de Dante Alighieri (1265-1321). El esposo de Francesca los asesinó cuando los sorprendió juntos. Además de esta versión hay dos réplicas: en la galería Tate de Gran Bretaña y en la Ny Carlsberg Glyptotek de Copenhague.

Los amantes, René Magritte

Uno de los representantes del surrealismo plasmó una expresión de amor poco convencional, en 1928, pues no se trata del típico beso entre dos amantes imposibles, sino un hombre y una mujer con la identidad oculta, cubierta por un velo. “No todos los amantes se aman ni todos los besos simbolizan amor”. En este lienzo predomina el azul y el negro, y para resaltar el efecto mojado el blanco, el cual hace alusión a la muerte de su madre, quien se suicidó en un río.

El beso, Pablo Picasso

Con esta pintura, de 1969, Pablo Picasso representa una escena romántica entre un hombre y una mujer, y refleja en primer plano dicha pasión. Se trata de una de sus últimos trabajos, cuatro años antes de su muerte, cuando tenía 88 años. Él mismo afirmaba que el arte nunca es casto, haciendo alusión al erotismo del cuadro, uno de los sellos personales y artísticos de Picasso.

¿Y cuál es su obra de arte favorita?

Articulos Relacionados

  • Detrás de la portada: septiembre y nuestro gran especial de yoga
  • Galería: ¿Quiere convertirse en un personaje de Pixar?
  • El regreso, el dolor y la melancolía representados en desnudos artísticos
  • ¿Ya vio ‘La mujer que bota fuego’, el nuevo video de Manuel Medrano?