Leyla Cárdenas y la geología de Bogotá

La exposición Reconocer, de la artista Leyla Cárdenas en la galería Casas Riegner, es un recuerdo del inclemente paso del tiempo en la ciudad.

Qué difícil es reconocer el paso del tiempo. Desde los incontables procedimientos estéticos a los que algunos están dispuestos a someterse para disimularlo o evitarlo completamente, hasta el olvido casi obligatorio de edificios antiguos que parece plagar a las ciudades colombianas, está claro que vivimos en un mundo obsesionado con el presente.

Leyla Cárdenas. Foto: Laurie Castelli.

En Bogotá, por ejemplo, cualquier edificio que cuente con más de treinta años está sujeto a demolición para abrir espacio a uno más grande, más moderno, más lujoso, con capacidad para más familias, ojalá piscina, gimnasio, tres ascensores y mínimo dos garajes por apartamento, pero, también, homogéneo y sin carácter.

Este es un tema recurrente en la obra de Leyla Cárdenas (Bogotá, 1975), quien presenta su muestra Reconocer en la galería Casas Riegner de Bogotá hasta el próximo 28 de abril. En su trabajo está siempre el interés por las ruinas urbanas, que empezó hace varios años cuando decidió explorar las demoliciones de las casas republicanas de la capital. “Las he documentado, he sacado extractos de ellas como paredes. Por ejemplo, en alguna ocasión encontré papeles de colgadura que venían desde el siglo XIX y pude restaurarlos. De alguna manera, esas capas de pared son un viaje en el tiempo porque en milímetros se encuentra, en realidad, una acumulación de años y años de este espacio o lugar específicos de la ciudad”, cuenta la artista.

Cárdenas realiza una documentación estratigráfica de Bogotá Foto: Óscar Monsalve, Casas Riegner.

Reconocer, compuesta por fotografías y esculturas, propone una reflexión sobre esas huellas que van dejando los años en la ciudad. A través de estas obras, Cárdenas realiza una “documentación estratigráfica” de la capital y del paisaje, es decir, una búsqueda de los sedimentos que restan después de tener contacto con la presencia humana. “La exposición es, entre otras cosas, una reflexión sobre el tiempo, cómo concebirlo, su materialización, y también un poco los ciclos de construcción y destrucción.

Hay varias piezas que reflexionan sobre eso, o sobre las dos cosas, y yo a veces digo que las piezas se convirtieron un poco en relojes. Y son distintas maneras de medir el tiempo”, cuenta la artista, que se inspiró para esta colección durante una residencia artística que pasó entre la Universidad de York (Inglaterra) y la academia Jan van Eyck de Maastricht (Holanda), creada por la Unión Europea para artistas interesados específicamente en la arqueología. Cárdenas fue la única suramericana elegida entre más de 190 postulantes.

Reaparición, 2017

En medio de esa reflexión sobre el tiempo, aparece en la exposición una frase del Corán que resume el punto clave de la artista: “En presencia de la eternidad, las montañas son transitorias como nubes”. Y es que para ella, entender el mundo por capas constituye una forma de ver esos “ciclos que se repiten y que pareciera que llevan así por mucho rato, pero que en tiempos geológicos en realidad no son tanto. Ver esos milímetros de afectación y detenernos un ratito, revisarlos, entender esa milésima de segundo en esos tiempos gigantes que no nos caben en la cabeza”.

Interpretación del tiempo profundo (primer intento), 2017

Por otra parte, el juego del mismo título de la obra, Reconocer, una palabra que se lee de igual forma al derecho y al revés (palíndromo), también invita a pensar en el tiempo como en un tejido que se puede leer tanto al derecho como al revés. “Cuando se piensa el tiempo o la materia en términos arqueológicos, hay algo muy lindo y es que la primera capa es en realidad la última. De algún modo, esa misma noción de primero/último se ve revaluada porque no podemos pensar en términos lineales”.

Articulos Relacionados

LO MÁS RECIENTE

  • Detrás de la portada: septiembre y nuestro gran especial de yoga
  • Galería: ¿Quiere convertirse en un personaje de Pixar?
  • El regreso, el dolor y la melancolía representados en desnudos artísticos
  • ¿Ya vio ‘La mujer que bota fuego’, el nuevo video de Manuel Medrano?