¿Cuántas horas debe trabajar a la semana para rendir al 100%?

Un estudio de la Universidad de Melbourne, Australia, explica cómo reducir la jornada laboral para aumentar el descanso y la diversión.

¿Es mitad de semana y ya quiere que llegue el viernes para salir a descansar? Si su respuesta es un SÍ rotundo, el profesor Colin McKenzie, de la Universidad de Melbourne y líder del estudio, asegura que la sensación es normal y de hecho cree que la jornada laboral debería ser de seis horas al día, durante cuatro días a la semana (25 horas).

Esta es la conclusión a la que llegó el científico luego de estudiar durante dos años a 6 mil hombres y mujeres, entre 30 y 50 años.

McKenzie y su equipo se internaron en varias oficinas con horarios de ocho horas o más durante un año. En esta etapa encontraron que los trabajadores rendían en un 100% los lunes, martes y miércoles, mientras que los días restantes mostraban signos de estrés y fatiga, lo que ralentizaba sus funciones dentro de la empresa.

El segundo año, los investigadores convencieron a los jefes dar el viernes libre a sus empleados. El resultado reveló que en los cuatro días, de siete horas cada uno, los trabajadores rindieron más que si hubieran trabajado los días habituales de la semana.

Sin embargo, los investigadores saben que instaurar un sistema laboral de siete horas en cuatro días requiere miles de cambios jurídicos y tomaría años ponerlo en práctica. Por eso, dieron la siguientes recomendaciones.

Establecer diferentes rutinas con su equipo de trabajo

 

Si siente que no está rindiendo en el trabajo como antes, instaure durante la semana jornadas flexibles para salir más temprano; practicar una vez a la semana el teletrabajo (si es posible en su oficina); y haga claras horas fijas de entrada y salida.

Almorzar en el menor tiempo posible

McKenzie encontró que más del 50% de los trabajadores se tomaban más de dos horas para almorzar, lo que afectaba directamente la hora de salida. Por eso, el experto cree que se podría acabar con el agotamiento físico a mitad de semana si los empleados se toman una hora de almuerzo y salen temprano de sus trabajos.

No procrastinar

Un error común es tomarse el tiempo de trabajo para hacer otras actividades como charlar con los compañeros de oficina; extender por más de quince minutos las pausas activas; y revisar las redes sociales y el correo electrónico.

“Si los trabajadores eliminan esas actividades en el trabajo tendrían más energía para rendir mejor”, aseguró McKenzie.

Trabajar más en menos días

Por otro lado, la investigación mostró que algunos trabajadores tenían una bolsa de horas canjeables por permisos y días libres. Este sistema funciona cuando el trabajador hace una horas extras durante la semana (que se puedan demostrar) y así negociar con el jefe los permisos.

Este mecanismo también está propuesto en Time on Our Side (2013), un libro en el que plantea los beneficios psicológicos y físicos de trabajar cuatro días a la semana como, por ejemplo, los incrementos en productividad; y la reducción de contaminación a nivel mundial.

Vale la pena destacar que el estudio se hizo en empresas enfocadas en el sector económico, administrativo, y burocrático, donde se encuentran los casos de agotamiento físico y estrés más comunes en el mercado laboral.

Por otro lado, el doctor McKenzie asegura que: “el trabajo puede ser un arma de doble filo en que puede tener efectos positivos y negativos. Las interacciones con personas en el trabajo pueden ayudar a mantener las funciones cognitivas. Pero el exceso de horas en el puesto de trabajo puede dañar la salud general de un individuo”.

La otra cara

Aunque no hay un secreto, ni una fórmula que revele cómo ser más feliz y productivo en el trabajo, la consultora de liderazgo Bain & Company encontró que los empleados de Apple, Google, Microsoft, y Netflix, trabajan entre 38 y 46 horas a la semana, más de 8 horas diarias, y son los más productivos del mercado.

Vea también: Así son las oficinas de Google

El común denominador que encontró la consultora en estas empresas es que tienen espacios de entretenimiento como mesas de ping-pong y futbolito; premios que motivan a los trabajadores como incentivos económicos; y lugares para tomar la siesta.

Esto demuestra que las horas de trabajo no afectan directamente a los trabajadores siempre y cuando estén a gusto con sus funciones dentro de la empresa, así como sucede con los empleados de estas empresas tecnológicas.

¿Usted qué preferiría? ¿Tener espacios de entretenimiento en el trabajo o trabajar de corrido para salir más temprano? Escríbanos en el recuadro de comentarios.

Articulos Relacionados

  • Música nueva: Rosa Rosa
  • Playlist: las mejores canciones de Rihanna
  • Dos nuevos tráilers de Netflix
  • Calvin Klein deslumbró en la Semana de la Moda de Nueva York