El futuro de los medios en el mundo digital

Diners estuvo presente en la Media Party, en Buenos Aires, una reunión anual de hackers, creadores de contenidos, programadores, académicos y todos aquellos interesados en buscar alternativas e innovación en medios.

La creación del Internet prometió mucho. Un sueño de acceso abierto, de una verdad descentralizada y libre que saltaría feliz de enlace en enlace con búsqueda eficaz e información democrática que se sentía muy cerca. Los resultados han sido mixtos.

Ha facilitado la conectividad y refinado la comunicación abierta, pero también la evasión y los contenidos irresponsables. Ha puesto a circular versiones y verdad, con pocos método de verificación. Ha creado redes internacionales con alcances inimaginables para los individuos, y entidades tecnológicas que han transformado todas las industrias, y al mismo tiempo, abusos, falta de claridad en las reglas y venta de los resultados a una jerarquía de algoritmos misteriosos trenzada por el comercio de avisos. ¿Hay manera de contrarrestar las plagas y expandir las nuevas fronteras de este gran sueño?

La Media Party, una reunión anual de hackers, creadores de contenidos, programadores, académicos y todos aquellos interesados en buscar alternativas e innovación en medios, ofrece algunas posibilidades. En su séptima versión titulada “Reiniciando el periodismo”, reunió a más de 2500 asistentes en tres días en la Ciudad Cultural Konex en Buenos Aires, y ofreció 24 charlas centrales, 60 workshops, una feria con 48 proyectos y un hackatón. Colaboración y verificación fueron dos de las estrategias más mencionadas. Estas son algunas de las mejores recomendaciones.

Escala y manejo de los cambios

Jacqui Maher, jefa de innovación de Conde Nast Internacional en Londres, y Pablo Mercado, el CTO de Vox Media, coincidieron en la necesidad de enunciar detalladamente los desafíos de escala y el ritmo implacable del cambio, tanto el que se implementa en las organizaciones como el que se manifiesta espontáneamente en las culturas. “Una cobertura que le habla a todo el mundo, desde Rusia hasta México. Cuando uno está tratando de cambiar algo, siempre tiene que entendérselas con el legado, competir y probarse contra lo que existe, y implementar cambios culturales que son difíciles”, contó Maher, quien tiene la tarea titánica de transformar iconos como la revista Vogue en ambientes digitales.

“Los medios digitales permiten que la narración no sea restringida por el vehículo, sólo por lo imaginable, lo que la cultura permite y lo que la tecnología ofrece. También por la realidad de manejar un negocio”, enfatizó Mercado.

En su charla habló de la necesidad de tener estructuras en el backend con parámetros específicos y flujos de trabajo claros para los creadores para apoyar contenidos innovadores. En Vox media el sistema de manejo de contenidos (CMS) solo da tres opciones en los modos de producción de las notas, “decidimos crear una experiencia muy controlada para el equipo. Para guiar y no distraer. Muchas opciones pueden paralizar. La estructura y los marcos de proceso no son restricciones, sino que pueden fomentar la creatividad. Además, ofrecen algo contra lo que empujar e ingeniárselas para crear”.

Comunidad de creadores y audiencia

La revista Anfibia, reconocida por sus crónicas y relatos ha asumido el mundo digital como un ecosistema de redes, que funciona en gran parte gracias a un equipo variado de colaboradores. El “colchón de autores” como los llama Cristian Alarcón, el director, incluye académicos, poetas, cronistas, reporteros, testimonios de voces en primera persona, fotógrafos, analistas de datos y realizadores de video y realidad virtual. Su reto es producir cobertura en tiempo real que siga respetando la producción de información rigurosa y fomentando ideas con una lógica dinámica,

“Anfibia apuesta a romper los límites de nuestra propia audiencia. A un periodismo que busca impacto, conmoción, trascendencia. A responder en tiempo real con la inmediatez de periodismo y la profundidad de la crónica”, aseguró Alarcón en su exposición sobre cómo abordan el cubrimiento. The Coral Project es un proyecto de la fundación Mozilla que trabaja en mejorar la experiencia de comentarios e intercambio de información entre periodistas y usuarios. Su intención es elevar la calidad de las interacciones para aumentar la diversidad de voces y experiencias reflejadas en las noticias y para mejorar el periodismo al generar un dialogo que lo hace más relevante para la vida de las personas.

Junto con el Washington Post y The New York Times crearon un sistema de recompensas a los mejores comentaristas. “El periodismo entrega una pared en blanco y una lata de pintura y ninguna recompensa por comentar bien. Si la gente no grita, no es escuchada. La atención se va a los más gritones y no a los mejores comentarios”, asegura Andrew Losowsky, el líder del proyecto, en el que han entrevistado a más de 350 trolls y comentaristas asiduos. Aunque por ahora el proyecto funciona solo en inglés, algunas de sus lineamientos y recomendaciones se pueden conseguir en español.

Verificación de datos (fact-checking) colaborativo

“La atención es el verdadero desafío. Las noticias se escriben para la atención están mediadas por la atención y monetizadas por la atención. Hay que cambiar esa variable”, señala Jonathan Albright , periodista de datos e investigador del Centro Tow de Periodismo Digital de Columbia University. “Los enlaces como una manera de conectar el conocimiento han sido totalmente devaluados por los ciber anzuelos (clickbait) y los sistemas que crean un jardín para mantenernos encerrados adentro. También por información sin confirmación, sin contexto y sin contradictores. La internet se siente rota y con ella toda la sociedad. ¿Podemos tener standards de credibilidad para las noticias sin arruinarla?”

Es una de las preguntas que Ed Bice está tratando de responder desde Meedan, una organización sin animo de lucro que fomenta el dialogo entre el mundo árabe y el anglosajón con traducción automatizada. En el 2016, Meedan junto a varias salas de redacción de noticias de medios con ideologías políticas diversas creó Electionland, una herramienta de verificación de credibilidad para el contenido de las noticias sobre las elecciones en Estados Unidos que se ha exportado a varios países. “Se trata de ofrecer contexto y capas de verificación para el periodismo ciudadano. Es una evolución de la idea de citar.

La palabra clave es asociación, el conjunto de muchos medios juntos para crear indicadores de credibilidad y verificación de datos que no sean propiedad de ninguna compañía de medios. Un poco en contra de la idea de la exclusiva o la chiva, esta herramienta ofrece los datos fundamentales para cualquier nota. Es importante que sean mecanismos de disputar y no de censurar, de dar señales para que los ‘bots’ no puedan seguir siendo autores y entre todos arreglemos el internet” comentó.

Articulos Relacionados

  • Playlist: la música que escucha Manuel Medrano
  • No se quede sin ver a los candidatos al premio Luis Caballero
  • El tráiler de Stranger Things ya está aquí
  • Estreno mundial de la ópera El último día de Francisco Pizarro