Pussy Riot, más allá del punk: entrevista a Nadya Tolokno

La activista e integrante de la banda de punk rusa, Pussy Riot, estuvo en el Hay Festival Medellín, y habló con Diners sobre feminismo, música y política.

Cuando tenía trece años, Nadya Tolokno le dijo a su mamá que quería ser periodista. “No tiene sentido ser periodista porque no puedes decir la verdad”, le respondió. A pesar de eso, escribió un artículo sobre por qué su ciudad, Norilsk, era una de las más contaminadas del mundo. Cuando lo llevó al periódico local, le dijeron que no podían publicarlo porque las compañías mineras e industrias locales eran los principales patrocinadores.

Luego descubrió a Nina Hagen y a Patti Smith, y la historia de Nadya comenzó a formarse en la facultad de filosofía. Desde entonces comenzó una carrera de activismo, primero con Voiná, un grupo con el que protagonizó varias acciones de protesta, como tener relaciones sexuales en grupo en el Museo Nacional de Biología de Timiriázev de Moscú para protestar contras las elecciones de 2008; y luego con Pussy Riot, la banda que trasciende los escenarios musicales y que en 2012 fueron arrestadas por cantar una plegaria punk en la Catedral de Cristo Redentor pidiéndole a la Virgen María que se llevara a Putin.

Pussy Riot se rebeló incluso contra el concepto tradicional del punk. No hay crestas, ni correas de taches, ni su ritmo es acelerado y ruidoso. “No tiene sentido decirse punk si sigues haciendo lo mismo que hacían en los 70”, dice Nadya. Ahora sus ritmos son más electrónicos e incluso podría decirse que hasta pop, pero sus letras no son nada pop. Las han señalado de venderse al gran mercado, pero esto ha hecho, precisamente, que sus plegarias, que su mensaje contra Putin, Trump y la violencia de género, llegue a todo el mundo.

Cuando tocaron la plegaria punk contra Putin en la catedral de Cristo Redentor, ¿sospechaban todo lo que iba a pasar a continuación?
Tenía en mente salir de allí, hacer el vídeo y lanzarlo. El siguiente paso era reproducirlo en el Parlamento. Debía pasar justo antes de las elecciones, pero bueno, nos arrestaron y no pudimos hacerlo. En Rusia siempre tienes que estar preparado para que te arresten, tienes que estar preparado emocionalmente, así no serás destruido, arruinado por eso. Siempre sabes que existe esa posibilidad pero no sabes cuándo va a pasar ni por qué. Solo teníamos en mente seguir haciendo nuestro trabajo.

¿Cómo cree que su trabajo, la música, el arte activista en general, puede ayudar a vencer a los regímenes autoritarios?
No siento que uno solo pueda arruinar a un régimen tan poderoso. Lo que puedes hacer es expresar tu opinión, y hacerlo de una manera que inspire a los demás a actuar y luego, un año, diez años después, quizás algo pase, pero como activista no puedes esperar que solo con tus acciones algo cambie dramáticamente. Se trata más de compartir tu enojo, tu pasión, tus pensamientos, y luego la gente seguirá desde allí.

¿Putin pagó muy caro el hecho de haberlas encarcelado?
Yo creo que quizás se arrepiente, no lo puedo saber con seguridad. Definitivamente sí logramos un apoyo inmenso desde todo el mundo, por el que estamos muy agradecidas. Lo que hizo fue amplificar nuestra voz en vez de silenciarla, que era lo que esperaban. Más gente pudo escuchar lo que teníamos por decir.

En sus vídeos, en las protestas de Femen, la reacción de algunas personas es el escándalo o decir que son valientes, cuando la desnudez es algo natural…
A mí me gusta Femen. Su principal herramienta es mostrar sus tetas. Las apoyo. No tengo miedo de la desnudez, y no sé por qué la gente le tiene tanto miedo. Ahora tenemos un movimiento en redes sociales en Rusia, algo como #MeToo, a raíz de una terrible historia de una mujer muy joven que fue asesinada por su novio que sentía celos de las fotos que subía en Instagram. Muchas mujeres y hombres comenzaron a compartir sus fotos en ropa interior o sin ella. Si miras hacia la antigua Grecia, ellos hacían esculturas de gente desnuda, lo que debería ser normal. No sé qué le pasó a la cultura occidental que se volvió grosero o inapropiado mostrar tu cuerpo. Tenemos un instinto animal y no deberíamos avergonzarnos de él, deberíamos aceptarlo.

¿Históricamente hay machismo en el punk?
Sí, claro. La inspiración principal de Pussy Riot es Bikini Kill, ellas fueron quienes redefinieron toda esa tradición de “macho” en el punk. Kathleen Hanna tocaba en sus conciertos en ropa interior. Todavía hay muchas bandas que buscan redefinir esa tradición. Nosotras buscamos un punk y una forma de protesta más equitativa en el futuro, y creo que el movimiento #MeToo puede ayudar a eso porque cada vez más y más jóvenes se sienten empoderadas.

Además de la puesta en escena, Pussy Riot también trabaja en iniciativas de ayuda a las mujeres
Sí. Estamos ayudando a las prisioneras en pequeñas ciudades. El mayor problema en Rusia es la violencia doméstica, y lo que podemos hacer es compartir información para luchar contra esto, y trabajamos con refugios de mujeres víctimas de violencia doméstica, lo que es muy difícil porque se requiere dinero o apoyo del gobierno, pero la cuestión es que en Rusia los inversionistas temen ayudar estas iniciativas por miedo a ser castigados y perder dinero o el valor de sus acciones. La violencia doméstica es uno de los principales motivos por los que las mujeres van a la cárcel. Cerca del 30 por ciento de las mujeres encarceladas están ahí por asesinar o defenderse de personas que las maltrataron durante años, y el artículo en la constitución sobre defensa propia no sirve. Ese es el reto.

Hablaba de la necesidad de llevar el feminismo a áreas alejadas, rurales y ciudades pequeñas
Creo que necesitamos cambiar nuestra percepción y dejar de poner el foco solo en las mujeres de las grandes ciudades, aunque hay muchas mujeres en las grandes ciudades, pero estamos rodeados por provincias y pueblos y están fuera de nuestra vista. Debemos comenzar una conversación con ellas, escucharlas. No podemos decidir por ellas, no puedo comenzar un programa porque no sé lo que necesitan. Debemos enlazar todos los grupos.

Articulos Relacionados

  • Música nueva: Rosa Rosa
  • Playlist: las mejores canciones de Rihanna
  • Dos nuevos tráilers de Netflix
  • Calvin Klein deslumbró en la Semana de la Moda de Nueva York