El mundo de Natalia Swarz

Natalia Swarz, una ilustradora caleña radicada en Barcelona, crea todo un universo bajo su forma particular de ver el mundo.

Con apenas 24 años, las colaboraciones que ha publicado en dos libros exitosos (entre ellos Simple Chic, de Gloria Saldarriaga), y con su Web Hotel Weekend, Natalia Swarz se ha convertido en una voz importante en el mundo de la ilustración de moda. Su trabajo refleja lo que le apasiona y sorprende con su creatividad.

La belleza y la feminidad en las ilustraciones de Swarz le han permitido crear un sello personal que ha sido fuente de inspiración para muchos, y que le ha abierto las puertas a colaboraciones con grandes marcas y revistas. Diners conversó con ella en su paso por Colombia.

Natalia, cuéntenos cómo fue su proceso con la ilustración, ¿Cuándo empezó? ¿Qué le interesó?

Yo empecé a dibujar, porque mi mamá era artista, pintora y diseñadora de moda, y digamos que toda la vida tuve esa inspiración y ese ambiente creativo. Además mi abuela tiene una floristería, ella se dedica a decorar matrimonios y eventos.

Digamos que empecé más seriamente con mis ilustraciones justo cuando estaba terminando el colegio, a los 17, ya que quería ir a estudiar arte a Francia y me exigían un portafolio muy completo.

Por esto trabajaba casi todos los días en una ilustración, para lograr un portafolio más uniforme, con un estilo propio y además muy completo. Para este momento me comencé a interesar muchísimo más por la ilustración, ya que antes estaba con el tema de diseño de moda, publicidad y bueno, temas por el estilo, pero ya con el portafolio se define mi inclinación hacía la ilustración.



Cortesía Natalia Swarz.

Ya graduada, publiqué mis trabajos en Tumblr, que para entonces era una plataforma muy popular, y poco a poco me llegaron a contactar personas y revistas para desarrollar trabajos. La primera revista que me contactó fue Bacánika, donde mis ilustraciones empezaron a acompañar los artículos.

Empecé a estudiar diseño gráfico en la Javeriana de Cali, pero me aburrí de estar en la ciudad, por lo que durante un periodo de tiempo sin estudiar, me dediqué tiempo completo a mis ilustraciones y trabajos gráficos.

Después de esto fui a Panamá seis meses a vivir y con planes de estudiar, pero finalmente llegué a Bogotá, donde conocí un nuevo concepto de universidad que no existía para entonces en Colombia: Capital College.

Era un modelo de educación más enfocado en lo que me interesaba, y le di la oportunidad, porque obviamente era una universidad nueva, sin reconocimiento ni nada. Les gustó mi trabajo, y me ofrecieron beca completa, lo que claro acepté.

Terminé mi carrera en 2014, y decidí irme a Barcelona de una a hacer un master de Fashion Management durante dos años en Bau, [la escuela de diseño] de Barcelona. Más tarde hice otro posgrado de diseño de moda en el IED, pero ahí me di cuenta que el diseño de moda realmente no era lo mío. Así que realicé un curso de diseño de accesorios en London College of Fashion.

Mientras estudiaba en Barcelona empecé a buscar trabajo, ya que aunque tenía proyectos en Colombia, ganar en pesos y gastar en euros no tenía mucho sentido. Conseguí trabajo con una empresa francesa que proveedora de telas para muchísimas marcas, pero a mí me cogieron para enfocarme en Zara y en Mango.

Estuve un año trabajando de lleno con estampados, lo que era muy gratificante, ya que era lo máximo ver todas tus ilustraciones en físico. También trabaje con estampados para marcas colombianas como Atelier Crump y Renata Lozano, entre otras.

Y luego, cansada de lo mismo, decidí empezar a trabajar más en el tema de accesorios, ya que siento que hay infinitas posibilidades de diseño, puedes involucrar los estampados, bordados, y en general el diseño de moda. Ahí comencé a trabajar con M2Malletier, una marca de bolsos donde estuve dos años, y que recién termine ahora en noviembre, por lo que me dediqué de lleno al freelance.

Después de tres años en Barcelona he conocido muchas marcas, clientes y personas, y la verdad es que el ambiente en España es muy creativo por lo que de un año para acá también me he involucrado mucho en consultorías creativas y branding.

Entre todos sus proyectos, ¿cómo han sido los procesos editoriales de sus colaboraciones en libros publicados?

El primero lo hice con Lauren Arboleda, que es una chef a la que yo le había hecho su logo hace como 6 años. Y unos 2 años atrás más o menos, me escribió con la idea del libro, Pregnancy from the heart fue un proyecto en el que trabajamos las dos solas, ella escribía y yo hice todo el diseño, tanto de ilustraciones como el diseño editorial.

Y a Gloria yo la conocí hace dos años, de hecho nos conocimos por Whatsapp, ella tenía la idea de crear un álter ego que fuera un personaje ilustrado, entonces ahí empezamos a trabajar en el desarrollo del personaje, que fue un poco complicado ya que nunca nos habíamos conocido en persona, pero con fotos de todos los ángulos, creamos al personaje que ha ido evolucionando durante estos años.



Gloria Saldarriaga / Cortesía Natalia Swarz.

Y hace un año planeta le escribió a Gloria con la idea del libro, y de una empezamos a desarrollar el concepto que terminó en la idea del glosario. Queríamos crear algo mucho más ligero, con humor, que fuera inspirador y por fuera del típico libro de estilo.

Entonces creamos todo este glosario con palabras muy del estilo propio de Gloria como: Abanico, arte, bestiario, artesanía, y en general palabras que cuentan de manera divertida y a la vez real, el estilo propio y de las mujeres que se gozan la vida, que disfrutan y se ríen de sí mismas.

Así fue que Simple Chic se desarrollo más o menos en un año y finalmente en diciembre de 2017 salió al mercado, y se vendió todo, lo que ha sido impresionante, solo tenemos unos 100 libros que estamos guardando para una presentación la próxima semana en Bogotá.



Ilustración del libro Simple Chic /Cortesía Natalia Swarz.

Pero si en general el trabajo con los dos libros ha sido increíble, lo he disfrutado muchísimo, han sido procesos muy completos, donde he tenido la oportunidad de diseñar, involucrarme y trabajar en todo el proceso.

¿Existen planes de crear un libro en solitario?

Si la verdad me encantaría, yo de hecho tengo una web que se llama Hotel Weekend, donde aparte de todo lo que hago, lo que más me gusta es viajar, y estando en Europa eso es muy fácil, por lo que he aprovechado para por lo menos una o dos veces al mes, hacer un paseo un fin de semana.

De repente la gente me empezaba a preguntar todo el tiempo por recomendaciones, y surge la idea de crear un contenido diferente. Le dí un enfoque en los hoteles, que me encantan, y así cree una guía, donde junto gente creativa, como fotógrafos, estilistas y diseñadores para crear contenidos desde su punto de vista de la ciudad que visitan o de donde viven.

Luego lo complemento con mis propias experiencias y fotografías, y termino haciendo reseñas de hoteles y restaurantes, entre otras cosas. Este es un tema muy de estilo de vida, y mi plan sería crear un libro de viajes que reúna las experiencias de Hotel Weekend.

En este momento, ¿cuál cree que ha sido la mejor colaboración de su carrera y cuál sería la colaboración soñada?

Yo creo que el libro con Gloria ha sido de mis cosas favoritas, ya que nos aliamos muy bien y fue algo que se creó porque nos encanta. Ella es una mujer súper inspiradora que admiro mucho, por lo que ha sido increíble trabajar con ella.

Y a lo que me encantaría llegar es a trabajar con marcas como Valentino, que colabora con artistas para crear piezas únicas.

A la hora de dibujar, ¿qué tanto se inspira en las tendencias y en otros artistas?

La verdad es que trato de alejarme de otros trabajos o de modas específicas, por que al final mucha gente termina haciendo lo mismo, y obviamente esto ha hecho que mi estilo vaya evolucionando. Aunque exista una relación entre mis primeros trabajos y el presente, siempre he tratado de ir cambiando, cada vez que veo que alguien coge de mis ilustraciones, me muevo un paso por delante y cambio el estilo.

Disfruto inspirarme de cosas inesperadas, por ejemplo la herencia de mi abuela son todos los libros llenos de ilustraciones botánicas y de animales, donde encuentro imágenes maravillosas, también observo los objetos vintage y además me encantan las películas de los años 60, de donde no saco lo obvio, pero si me inspira.

Digamos que uno de los artistas que más influencia tienen en mi trabajo, es Andy Warhol, pero antes del pop art, cuando realizaba ilustraciones para Harper’s Bazaar, que es una parte de su trabajo que no muchos conocen.

Para ir cerrando, ¿Qué viene para Natalia Swarz? ¿qué proyectos, y viajes hay para este 2018?

Por ahora estoy de vacaciones en Colombia hasta febrero, luego vuelvo a Barcelona. Y la idea es quedarme en España, pero más adelante me gustaría ir a una ciudad mucho más grande. Porque aunque me encanta Barcelona, pero algo como Londres, París o Copenhagen sería increíble, aunque aún no hay nada definido.

Este año me gustaría dedicarle a mi proyecto Hotel Weekend, que tiene mucho potencial, pero necesito tiempo y espero que en este año sea el momento.

Natalia recomienda:

Libro: Les fleurs du mal de Baudelaire y Simple Chic

Ciudad: Lisboa

Canción: Brindo de Devendra Banhart

Película: Masculin, Féminin de Jean Luc Godard



Museo: Louisiana en Copenhagen

Articulos Relacionados

  • Música nueva: Rosa Rosa
  • Playlist: las mejores canciones de Rihanna
  • Dos nuevos tráilers de Netflix
  • Calvin Klein deslumbró en la Semana de la Moda de Nueva York