“Al teatro colombiano no le han dado el lugar que se merece en el Festival”

La Asociación Colombiana de Actores (ACA) aseguró en un comunicado que las compañías nacionales “no cuentan con las garantías para participar en el Fitbo 2018”. Diners conversó con una de sus representantes.

El Festival Iberoamericano de Teatro de Bogotá anunció hace una semana las obras de lujo que se presentarán en su edición 2018 de la mano de Argentina como país invitado. En la lista hay compañías teatrales de España, Holanda, Dinamarca, Australia y Eslovenia, entre otros países.

En el evento María Pardo, miembro del comité artístico del Festival, respondió a las preguntas de la prensa sobre la oferta nacional que “Idartes tuvo abiertas sus convocatorias hasta el pasado 4 de diciembre y que el 12 de enero se conocerán a las 12 obras bogotanas que participarían del evento”.

Este anuncio no fue tan claro como el internacional, lo que aumentó la inquietud de la Asociación Colombiana de Actores (ACA), que se reunió el pasado 4 de diciembre con 150 grupos, 220 actores, el Ministerio de Cultura y el Instituto Distrital de Artes (Idartes) para poner al teatro colombiano donde se merece.

El resultado de esta reunión fue un comunicado firmado por cerca de 200 actores y directores de teatro, cine, televisión como Nicolás Montero, Julián Román, Ernesto Benjumea, Majida Issa, Julio Correal, Fabio Rubiano (Teatro Petra), Verónica Rodríguez (Teatro La Mama) y Felipe Ortíz, (La Gata Cirko), entre otros, en el que las compañías nacionales decidieron, de forma unánime, no participar en el Festival Iberoamericano de Teatro.

“De parte de ACA, que habíamos hecho toda la gestión con la gente del Festival, vimos que nadie quería escucharnos entonces nos paramos de la mesa y discutimos esto con todo el gremio para llegar a una decisión. Nos pareció que no se pensó lo suficiente en la presencia del teatro colombiano. Sino que básicamente el Festival se organizó alrededor de las obras internacionales”, contó Adriana Romero H. representante de ACA a Diners.

¿Por qué no se pudo llegar a un acuerdo?

En primer lugar, porque las compañías nacionales no conocen el presupuesto entregado por el Ministerio de Cultura al Festival.

Segundo, que las obras distritales tienen que responder por su producción y difusión en los medios de comunicación (trabajo de los organizadores de la Fitbo), cosa que no pasa con los invitados internacionales.

Tercero, que los representantes del Festival vean a los actores, compañías y obras nacionales como “algo que no es rentable”.

Cuarto, que las compañías de Barranquilla, Medellín y Cali, entre otras ciudades hayan quedado por fuera de la convocatoria.

¿Por qué se llegó a estos puntos?

El gremio de actores dejó claro que el principal problema es la falta de reconocimiento al teatro colombiano. “Lo que queremos es denunciar ante los medios y la opinión pública el tratamiento que ha recibido el teatro colombiano por parte del Festival y de las instituciones públicas. Parece que a nadie la interesa. Es como dijo Fabio Rubiano: ‘Es como si hicieran una fiesta en la casa de uno y no lo invitan”, contó Romero.

Por otro lado, la ACA reconoce que la elección de 12 obras bogotanas no representan a todo el país. “Lo que nos parece es que no le han dado el lugar que se merece al teatro colombiano. Si la convocatoria de Idartes en la única representación hay perdemos todos. No solamente el Festival, sino también el país y el gremio”.

Hay una falta de interés por parte del Festival para responder por las obras nacionales. “Si tú le haces cualquier pregunta a la junta de las obras internacionales ellos tienen claridad sobre cómo se va a manejar todo lo que tiene que ver con organización, porque se sabe quién puso la plata, cómo se va a gastar y a manejar, mientras que al teatro colombiano no le saben responder claramente y para mi significa que no hay interés en darle claridad al tema”.

Además, asegura Romero, Idartes, la junta del Festival y los organizadores (TuBoleta, Konfigura y Páramo) no tienen claridad entre ellos. “Por un lado Idartes nos dice que los grupos nacionales se van a manejar igual que los grupos internacionales. Pero la gran diferencia es que cuando llegue un grupo Argentina y se le pregunte: ¿tiene que elegir la sala en la que se va a presentar, preocuparse por el montaje o sacar varios permisos? ellos te van a decir que no porque eso es trabajo del Festival.

Si le preguntas lo mismo a los grupos nacionales ellos te van a decir que tienen que escoger la sala, los permisos y la gestión para que la obra tenga divulgación, entonces no me digan que es igual porque no es así. El tratamiento no es igual”.

¿Cómo así que el teatro colombiano no es rentable?

“Esa frase vino de una sola persona de TuBoleta, pero después le gente de Konfigura y Páramo nos expresó que esto no refleja su pensamiento y que era una opinión fuera de lugar.

Sin embargo, así no hubieran dicho esta frase el comportamiento y las actitudes son acciones donde claramente no hay un interés del teatro colombiano. Puede que digan que el teatro colombiano es divino, que les encanta, pero cuando les preguntas ¿Quién lo va a pagar? Dicen: ‘no, ni idea esas son decisiones de Idartes y el Ministerio de Cultura. Eso es una forma de lavarse las manos entre ellos”.

La unión del gremio

Pese a los problemas que enfrentan las compañías de teatro y los miembros de la Asociación Colombiana de Actores ante la falta de claridad de la organización del Festival Iberoamericano de Teatro de Bogotá, el gremio está dispuesto a seguir trabajando porque como lo expresa Romero “nosotros queremos que se haga el Festival, que sea rentable y que se puedan pagar las deudas a los actores que no se han pagado”.

Los actores y compañías colombianas están dispuestas a llegar a un acuerdo que beneficie al sector artístico y al país, no a la empresa privada. “Queremos tener una posición de dignidad, dejar claro que no somos platos de segunda mesa, que no estamos para llenar los huecos que faltan. Queremos ser los anfitriones, queremos recibir a las compañías internacionales para hacer una fiesta y un encuentro entre todos. Nos merecemos que la junta del Festival y las directivas públicas nos vean con buenos ojos”.

La solución

Romero dejó claro que los actores están trabajando por amor y la pasión al arte, pero que tiene que haber unas garantías que se deben respetar para llegar a un acuerdo.

“Necesitamos que nos garanticen que el teatro por fuera de Bogotá va a estar representado y que la promoción y gestión de estos grupos debe ir por cuenta del Festival”.

“Que ese teatro a nivel nacional esté también representado con una convocatoria, como la que hizo Idartes, que las obras no fuera escogidas “a dedo”, sino que fuera algo bien hecho para tener lo mejor de lo mejor en el Festival”.

“Necesitamos que las obras que salgan de la convocatoria de Idartes, tengan garantizado que las vueltas de producción y difusión las haga el Festival. Que los artistas se dediquen a lo suyo y que presenten sus trabajos por funciones pagas, que aunque sabemos que es difícil, pero eso es lo que necesitaríamos para decir que vamos a estamos presentes y haremos parte del Festival”.

Tiempo récord

Si la junta del Festival, directivas públicas, organizadores y el gremio de actores llega a un acuerdo debe ser antes de que finalice el mes de diciembre porque, según fechas del Festival: el 12 de enero de 2018 tendrá que estar lista toda la programación.

“El problema es que el Festival nos llamó para que nos reuniéramos a finales de octubre ¿Cómo es posible que nos dejen para el final, cuando ya tienen la propuesta internacional. Estas son épocas en que la gente empieza a cerrar el año, no sé que va a pasar cuando llegue la otra semana y se olvidan de este asunto”.

“Cuando llegue el 12 de enero y no vean ningún grupo colombiano, nadie de artes escénicas, que no hay quién organice, que no va a haber teatro callejero, ni teatro para la familia, ¿Qué va a pasar? ¿Cómo se va a sentir la gente con este supuesto Festival?

“Estamos moviendo todo para darle una respuesta al país y al gremio, pero es que la voluntad tiene que ser de todos. La verdad, por parte del Festival, no siento que haya voluntad”, concluye Romero.

Articulos Relacionados

  • Galería: el lado cómico del reino animal
  • El álbum navideño de Sia
  • Ya está aquí el tráiler definitivo de Las Chicas del Cable
  • X: la película de Maluma