Consejos para padres primerizos

Diners conversó con Mabel Álvarez, especialista en neuroaprendizaje, sobre la importancia de la buena educación en los primeros años de infancia. Esto fue lo que nos contó.

Ser padres es una de las cosas más increíbles del mundo. Aunque toque trasnochar, cambiar pañales y desvelarse, también se trata de redescubrir el mundo a través de los ojos de los hijos. Luego de todo esto, llega la etapa en la que el niño está listo para ir al jardín, el lugar que definirá la bases de todo su conocimiento.

“El jardín debe ser un espacio de transición entre su hogar y el colegio. Debe ser como una familia extendida, de apoyo al núcleo familiar y donde en un espacio conocido y tranquilo el niño se pueda desarrollar en armonía”, cuenta Mabel Álvarez, psicóloga y experta en neuroaprendizaje en la primera infancia.

Tal vez usted tuvo un buen jardín, tal vez no, pero lo que tiene que saber es que la educación tradicional se ha reinventado con nuevas propuestas y metodologías. “La educación de antes buscaba homogeneizar el aprendizaje. Los centros educativos buscaban que todos fueran iguales y que hiciera la misma gambeta. Sin embargo, hoy en día hay nuevas propuestas de aprendizaje que los padres deben conocer” dice Álvarez.

Entre las nuevas metodología hay algunas que se fundamentan en la neurociencia, que sirven para observar, conocer e identificar las fortalezas del niño, para mejorar los canales de aprendizaje. “Primero, escucho y aprendo sobre el niño, y una vez comprenda su singularidad, puedo brindarle una serie de actividades que favorecerán su motivación y aprendizaje”.

El neuroaprendizaje, que está fundamentado en la neurociencia, trabaja sobre los procesos cognitivos que organizan y estimulan el cerebro de cualquier persona para crear una buena base, para que más adelante las enseñanzas del colegio y la universidad sean efectivas y duraderas.

Este método es solo la punta del iceberg, pues hay cientos de metodologías válidas para sus preferencias y lo más importante, para las preferencias de su hijo.

A continuación, vea los consejos de la doctora Mabel Álvarez para potenciar el cerebro de sus hijos y cómo elegir un buen jardín entre otros:

¿Cómo potenciar el aprendizaje de mi hijo desde el neuroaprendizaje?

Este método, basado en la neurociencia, busca la singularidad de cada persona. Primero hay que identificar las diferentes maneras que tiene de procesar la información y aprender, es decir, analizar su singularidad. Segundo, ver las diferentes formas que hay para enseñar un tema. Tercero, entender cómo es la organización cerebral con cada niño para favorecer su aprendizaje. Por eso es importante que los profesores de jardín pongan especial atención a partir de esas características, para que identifiquen los puntos a favor.

¿Con qué juguetes puedo estimular el aprendizaje de los niños?

Tenemos que volver a lo antes, como por ejemplo: la coca, donde debes anclar en el palito, o el trompo o el yoyo, que son juguetes excelentes para tener casa.

Vea también: ¡Defendamos la coca!

Por otro lado, los padres deben poner en práctica más juegos que exijan una mayor atención, desarrollo de memoria, percepción visual y construcción que motivan a los niños a trabajar su mente, a buscar estrategias, planear jugadas, analizar contextos, pero sobre todo, a generar vínculos y comunicación familiar, como los juegos de mesa, rompecabezas y de bloques construcción.

El rompecabezas es uno de los mejores juegos para desarrollar fortalezas viso-espaciales. Pasa igual con los juegos de cartas como Uno, ‘rummikub’, dominó y por supuesto, ajedrez, que le permiten al niño planear, revisar y analizar la jugada del otro, lo que mejora las funciones ejecutivas, porque mientras se divierte, está aprendiendo a organizar, manejar el tiempo y a no perder de vista el objetivo principal.

¿Y las herramientas tecnológicas?

No estoy de acuerdo con las tabletas ni celulares para la entretención de los niños en primera infancia. De hecho, los padres las utilizan todo el tiempo para que los niños se queden quietos, por ejemplo, en un viaje en carro los niños van conectados a los aparatos; en una cena le das el celular para que esté tranquilo e incluso le pones una película para que coma. Todo esto lo que le enseña es a mantener desconectado de su entorno. El día que no tienes un celular tienes que esforzarte el doble para tenerlo entretenido y con esto le dices al niño que la única manera para que se quede tranquilo es con un celular, si no, tienes que hacer maromas para satisfacerlo.

Vea también: Cuatro redes sociales para niños

Si los padres ya están usando tecnologías, les recomiendo que establezcan límites de un máximo de 25 minutos con descansos. Por ejemplo, en un fin de semana o una tarde haga bloques de 25 minutos de juego con intervalos de 5 minutos de descanso y convierta ese tiempo en una ley de la casa.

Evite la tecnología en todo momento, hasta los 5 años, porque ese cuento de que los pequeños deben ver clase de sistemas no es cierto; más bien, salga a parques y a lugares recreativos (no necesariamente a centros comerciales), monte bicicleta y haga cosas en familia. Los niños no necesitan aprender de computadores, los niños tendrán toda la vida para meterse en la tecnología y más ahora que vienen con el chip incorporado. No gastemos su primera infancia en estar frente a una pantalla. Bríndele otros espacios de recreación esparcimiento y aprendizaje.

Vea también: ¿Cómo ser hijo de una pareja ‘geek’?

¿Qué piensa del método del ‘homeschooling’ o enseñanza en casa?

Es una buena alternativa si se sabe manejar adecuadamente. El homeschooling tiene que ser muy riguroso y disciplinado porque si no, se convierte en algo muy difuso y etéreo. Si maneja tiempos preestablecidos lo más seguro es que tenga éxito.

Una de las preocupaciones de los padres es el desarrollo social. Pero esto se puede compensar con salidas con otros padres e hijos y visitas a diferentes lugares de la ciudad. Pero tenga en cuenta que si quiere aplicar este método, tiene que armar un buen aula en casa y respetar los tiempos de aprendizaje.

¿Qué aconseja a los padres para elegir un buen jardín?

Que el jardín quede relativamente cerca a su casa, que no se vaya por una fachada sino que escuche y vea los programas pedagógicos que pueden estar inmersos en los jardines, también tenga en cuenta la luminosidad y ventilación del lugar, porque a veces ingresan a lugares mágicos, pero muy oscuros, lo cual irrumpe con su ritmos y aprendizajes.

Los jardines deben tener varios espacios de aprendizaje, pero que tampoco sean un mundo fantasioso, porque podemos saturar a los niños interfiriendo en sus procesos de atención. Tienen que conocer el equipo de trabajo del jardín, que haya una cabeza del proyecto y que tenga un personal idóneo.

Articulos Relacionados

  • Vea las nuevas camisetas mundialistas con diseños ‘vintage’
  • Estas son las ciudades más amigables del mundo
  • Vea el tráiler de Phantom Thread, la película final de Daniel Day-Lewis
  • El arte está en todas partes: hasta en las fotos de paparazzi