Mujeres de tiempo completo: una serie web que la hará sentirse más viva que nunca

Diners conversó con Carolina Cuervo, una de las protagonistas de esta serie que refleja el empoderamiento de las mujeres de 35 años o más.

Uno de los mayores temores de las mujeres es envejecer. Hay un punto de la vida en que no nos atrevemos a revelar nuestra verdadera edad, entonces compramos cuanto producto se nos atreviese para evitar las canas y las arrugas.

Sin embargo, la verdadera sabiduría llega con los años y en esta etapa las mujeres debemos enfrentarnos a una serie de dilemas amorosos, familiares y profesionales. De eso se trata ‘Mujeres de tiempo completo’, una serie web protagonizada por Carolina Cuervo, Verónica Orozco y Alejandra Azcárate que retrata con humor fino las situaciones cotidianas de las mujeres a partir de los 35 años.

Diners conversó con Carolina Cuervo, una de las protagonistas y libretistas de la serie. Esta actriz bogotana, de 38 años, es reconocida por papeles como Canela en Oki Doki (1992), Azucena en Pura sangre (2007) y Susana en Anónima (2016). Además de la televisión, ha sido parte del elenco de películas como Cápsulas (2011), que ese mismo año hizo parte de la Selección Oficial del Chicago Latino Film Festival.

¿Cómo explicaría el concepto de Mujeres de tiempo completo’?

Con ‘Mujeres de tiempo completo’ reafirmamos que a medida que pasa el tiempo las mujeres nos volvemos más seguras. Sí, tenemos que enfrentar un montón de obstáculos en el camino, pero en la serie nos burlamos de nosotras mismas, y asumimos las situaciones con humor.

¿Cómo surgió la idea?

Todo comenzó en el lanzamiento de Lights by Tena, una línea de productos íntimos, que se estrenó hace poco con influenciadoras de más de 35 años. La idea central era contar que a esta edad nos sentimos más vivas que nunca, y yo fui parte de esa campaña. Allí conocí a los organizadores y me atreví a proponerles una serie web. Les brillaron los ojos de inmediato y esa noche quedó listo el proyecto.

Una vez aprobado empecé a escribir con Estefanía Piñeres, inspiradas en un relato con humor activo, tratando temas que todas atravesamos alguna vez en la vida. Lastimosamente en este país nos envejecen antes de tiempo, entonces enfocamos todas estas inconformidades en los universos de tres mujeres.

¿Cómo son los tres personajes? ¿Se representan a ustedes mismas?

Son tres prototipos de mujer que abarcan casi todas las personalidades femeninas. La idea de que fueran Verónica y Alejandra nació porque son mis amigas más cercanas, son buenas en lo que hacen y, de alguna manera, entienden el tono que yo quería transmitir.

Si bien los personajes tienen nuestros nombres, se trata de una historia ficticia. Pero efectivamente esas personalidades sí están inspiradas en lo que somos cada una de nosotras. Alejandra representa a esa mujer aventurera que no ha podido enganchare con ningún hombre porque siente ese impulso de libertad. Aleja es así, pero es una mujer que lleva casada más de 12 años.

Verónica no tiene dos hijos, tiene una, pero siempre se debate entre ser una buena mamá y en cumplir con el trabajo. En mi caso, encarno a una mujer adicta al trabajo y de hecho sí soy muy workaholic, pero la llegada de una bebé a mi vida me hizo pensar en qué es lo más importante. En la serie Carolina tiene una hija de 8 años, y con ella le doy voz a las madres separadas, divorciadas o solteras que deben sacar adelante a sus hijos.

¿Cuál es el sello diferencial de esta producción que no hemos visto en otros contenidos?

Primero, diría que la calidad de la serie es algo que no se ha visto en internet, es una serie hecha con todos los juguetes. El arte, la fotografía, el vestuario y la puesta en escena está detallada por personas con mucha experiencia, como la directora Toni Navia.

Tiene mi sello personal, y trabajar en la web me permitió salirme de los esquemas y no seguir ninguna regla específica para contar historias. Simplemente dejé volar mi imaginación, creé unos diálogos inteligentes con mucho humor y me arriesgué a contar una historia con una estructura diferente y puntos de vista diversos.

Me centro mucho en lo que sucede en el interior de las mujeres, con un toque ácido y sarcástico. Además, también tuvimos la fortuna de trabajar con un elenco impecable con Julián Román, Carlos Manuel Vesga y Yaneth Waldman.

¿Cómo fue trabajar con su mamá Toni Navia?

Queríamos que fuera una serie de mujeres, contada por mujeres y dirigida por mujeres. Hay mucho del universo femenino en esta producción, y tenía muchas ganas de volver a trabajar con mi madre, porque desde Francisco el Matemático (2000) no estábamos juntas en un proyecto.

Entonces, rescatamos la sabiduría de las mujeres cuando maduramos, porque a veces la sociedad nos trata como si no fuéramos relevantes. El toque de mi madre era importante para este proyecto porque tiene bastante experiencia, y ella también tiene muchas cosas para decir a través de esta puesta en escena. Sabe mucho de humor, y sabe hacerlo bien.

A pesar de que esta serie gira en torno a las mujeres, ¿los hombres deberían verla?

Claro que sí. Resaltamos que el hombre es nuestro complemento, no es un contenido para nada feminista y entiende que se necesita una relación vista desde el amor y la diferencia de roles. Esta serie da cuenta de la locura y la esquizofrenia de la mujer, y cuando la vean los hombres van a entender más a sus parejas, madres, hermanas o amigas. Es una serie para todos.

Vea la serie aquí.

Articulos Relacionados

  • Vea el tráiler de Phantom Thread, la película final de Daniel Day-Lewis
  • El arte está en todas partes: hasta en las fotos de paparazzi
  • Playlist: la música que escucha Manuel Medrano
  • No se quede sin ver a los candidatos al premio Luis Caballero