Daniel Buren, arte para tomarse el espacio público

Diners conversó con el artista francés que instaló 35 arcos metálicos entre el Parque Bicentenario y el Museo de Arte Moderno de Bogotá.

No le digan artista. Dirá que el término lo avergüenza y que la historia es la única capaz de conceder ese honor. Tampoco es pintor, ni solo un escultor. En el transcurso de cincuenta años de trabajo, además, ha reflexionado tanto sobre su oficio que podría considerarse un teórico del arte. Con atrevimiento filisteo, sin embargo, lo llaman “el tipo de las rayas”, y esta gracia quizá define su labor más que cualquier etiqueta culta.

Es el francés Daniel Buren, quien pasó por Bogotá para instalar su exposición al aire libre Del medio círculo al círculo completo: un recorrido de color, una propuesta en el espacio público que conecta al Parque Bicentenario con el edificio del MamBo.

Buren, quien ha dedicado su obra a intervenir o resignificar espacios artísticos y museos como el Guggenheim, el Centro Pompidou, o la galería Bortolami, entre otros, instaló 20 aros y 35 pórticos de metal de más de tres metros, con acrílicos de colores fríos y cálidos en sus arcos, para trazar un nuevo camino peatonal en la zona, listo para ser recorrido por los bogotanos.

La instalación, que hará parte del paisaje de este renovado sector hasta enero de 2018, “no necesita una gran explicación”, asegura Claudia Hakim, directora del MamBo, quien invitó a Buren. “Su instalación es constructivista, geométrica, pero sobre todo es alegre y pensada para que la gente tenga la oportunidad de experimentar en la calle la exposición de un artista muy significativo”, agrega Hakim.

Buren utiliza patrones de rayas en su obra desde 1965 y considera que esta exposición es una de las más importantes que ha logrado durante cincuenta años de trayectoria.

Buren explicó lo que significa para él esta propuesta in situ, que tiene el mismo patrón de rayas verticales que el parisino ha incluido en su obra desde 1965. Primera de este estilo que instala en Latinoamérica, es ya una de las más importantes de su carrera.

¿Cuáles son sus expectativas de la instalación y de lo que puede representar para los bogotanos?

No quiero dictar ningún significado. Solo espero que miren, consideren, o se muevan alrededor del espacio de una forma diferente a como podrían haberlo hecho antes.

El MamBo dice que su objetivo es la transformación sociocultural del parque. ¿Siente presión al tener que cumplir una promesa tan ambiciosa?
La invitación del MamBo fue muy abierta, por lo que hubo muy pocas promesas entre las partes. Me dieron libertad de hacer lo que quisiera, así que cargué con mi propia presión al no haber expectativas.

¿De quién fue la idea del camino que los pórticos forman entre el parque y el museo?

Mía. Al mirar el plano del museo y de cómo su exterior se relaciona con el parque, instalé la serie de pórticos para conectar las dos áreas. Quiero destacar que estos dibujan dos líneas directas diferentes que no están alineadas y que acompañan a la gente desde el parque hasta el museo, desde la calle hasta el MamBo, y luego al parque.

Instalación al aire libre Del medio círculo al círculo completo: un recorrido de color.

Las líneas horizontales en cada arco son comunes en toda su obra. ¿Qué propósito tienen aquí?

Las uso desde 1965, pero como algo a priori que no tiene sentido. En esta instalación, las dos rayas blancas están exactamente en el centro de cada arco, y cada uno está alineado con el siguiente. Para ver esa línea continua uno debe posicionarse debajo de cada pórtico y moverse hacia los lados hasta que todo esté en línea.

¿Qué significa el nombre de la instalación: Del medio círculo al círculo completo: un recorrido de color?

Apunta a la relación entre mi obra por fuera de la estructura del museo (los pórticos) y la que está dentro (…). También hay que entender que siempre estoy jugando con títulos que son diferentes si los pongo antes o después de terminar mi trabajo.

¿Qué poder tiene el arte cuando va a la calle y confronta a la gente?

Creo que llamarnos la atención sobre lo que nos rodea. Espero incluso que la gente sienta curiosidad de entrar al MamBo por primera vez.

¿Qué significa para usted desarrollar esta exhibición en el espacio público de Bogotá?

Es muy valioso recibir una invitación como esta e intervenir un lugar donde la gente siempre está caminando. Debo agregar que esta obra representa una de las metas más importantes que he logrado en, más o menos, cincuenta años de trabajo.

Articulos Relacionados

  • Detrás de la portada: septiembre y nuestro gran especial de yoga
  • Galería: ¿Quiere convertirse en un personaje de Pixar?
  • El regreso, el dolor y la melancolía representados en desnudos artísticos
  • ¿Ya vio ‘La mujer que bota fuego’, el nuevo video de Manuel Medrano?