Cinco datos para recordar a George A. Romero

El padre de los muertos vivientes falleció el 17 de julio a los 77 años. Vea los datos que tal vez usted no conocía sobre director, escritor y actor estadounidense.

Si bien George A. Romero nunca se imaginó ser un símbolo de la cultura popular, ni menos ser el padre de los famosos zombies. En 1960, cuando tenía 20 años, se graduó con honores de la Universidad Carnegie Mellon (Pittsburgh) de cinematógrafo y ese mismo año empezó a trabajar en The Latent Image, en donde produjo varios comerciales junto a John Russo y Russell Streiner.

En diciembre de 1960 Romero le propuso a sus colegas Russo y Streiner hacer una película sobre muertos vivientes inspirada en la novela ‘Soy Leyenda’ de Richard Matheson de 1954. Lo que empezó con 114 mil dólares para filmar ‘La noche de los muertos vivientes’, terminó en 1968, año de su estreno, con un concepto totalmente diferente, en donde los zombies se convirtieron en el principal referente de varias películas y videojuegos.

 

El éxito inesperado de la película le dio a los directores 30 millones de dólares en taquilla, a nivel mundial, y una fama sin precedentes para Romero, quien respondió a la prensa especializada que “la película es una crítica sobre la sociedad contemporánea”.

Luego, el estadounidense hizo otras tres películas en las que criticó a la sociedad, pero que no alcanzaron el mismo éxito. Cada historia experimentó con otros personajes que no fueron tan populares como el soldado despechado (There’s Always Vanilla, 1971); brujas (Season of the Witch, 1972) y un humano modificado genéticamente (The Crazies, 1973).

 

Sin fortuna, el director volvió a la fórmula de los ‘zombies’ con ‘El amanecer de los muertos’ en 1978, que sirvió como secuela de ‘La noche de los muertos vivientes’. La cinta obtuvo 40 millones en taquilla y el respeto de la prensa especializada. Por un lado, el American Film Institute agregó las dos películas a los mejores 100 thrillers de la historia y la revista Time la puso entre sus mejores 25 películas de terror.

Después de este estreno Romero se dedicó una década a trabajar en la perfección de su propia historia. En 1980, estrenó ‘El día de los muertos’; en 1990 hizo el remake de ‘La noche de los muertos vivientes’ junto al director Tom Savini; en 1998 escribió un guion para Resident Evil, que fue rechazado por Capcom.

 

En 2000, Romero, con 60 años, recibió varias propuestas para dirigir películas de terror para 20th Century Fox; Universal y MGM, pero ningún proyecto le interesó, excepto la propuesta de dirigir el video musical ‘Scream’ de la banda The Misfits.

Por otro lado, el director tuvo la oportunidad de mostrar que aún tenía chispa y dirigió otras dos películas sobre muertos vivientes, esta vez, con más maquillaje y efectos como ‘La tierra de los muertos vivientes’ (2005) y ‘La reencarnación de los muertos’ (2007). Estas películas encontraron nuevos fanáticos de los zombies y su leyenda volvió a brillar con luz propia.

 

Su legado llevó a los directores de The Walking Dead a pedirle que dirigiera una temporada, o por lo menos, un capítulo, a lo que Romero contestó con un contundente no, porque según él: “Esos zombies no me pertenecen, no son idea mía”.

Romero falleció por un cáncer de pulmón a los 77 años y de recuerdo dejó un legado de cineastas amantes del cine de terror y a Pittsburgh como la cuna de los zombies más respetados de los últimos 50 años.

A continuación vea cinco datos que seguro no conocía del director de cine:

Escritor de cómics

En 2004 y 2005 Romero publicó con DC Comics una serie de historias sobre los muertos vivientes llamada ‘Toe Tags’. La idea nació de un intento fallido de una película que formaba parte de su primera historia ‘La noche de los muertos vivientes’.

En 2014, Romero eligió a la editorial Marvel para publicar 15 historietas bajo el nombre de ‘Empire of the Dead’, en la que Nueva York está infestada de zombies.

Las gafas de Romero no eran para ver

Foto: Creative Commons.

Los vistosos lentes gruesos de marco negro hacen parte del estilo que diferencia a George Romero. El director le contó a la revista Time en 2010 que: “Ya no necesito los lentes para leer. Ahora con el paso del tiempo se ve borroso, pero que supongo que esto cambiará con la vejez. Estoy pensando en sacar otras gafas, pero luego recuerdo que estas gafas hacen parte de mi”.

Esta es la película que inspiró a Romero a entrar al mundo del cine

‘Los cuentos de Hoffman’ de Michael Powell de 1951. “Esta película me hizo querer hacer películas cuando tenía apenas 11 años. En esa época unos tíos me llevaron a cine y yo quería ver el nuevo Tarzán (Lex Barker). Pero en cambio, me obligaron a ver esta película y me enamoré. Es simplemente hermosa, cautivadora y todo está cantado. Todo es una ópera”.

Antes de graduarse de la universidad de Universidad Carnegie Mellon, trabajó con Alfred Hitchcock

En 1959, Romero trabajó en el montaje del set de ‘North by Northwest’, una de las películas de culto de Hitchcock. “La escena en la que trabajé fue la de la estación de tren en el Grand Central de Nueva York” cuenta en el libro George A. Romero: Interviews de Tony Williams.

Los zombies de Romero se iban a llamar ‘Ghouls’


“Cuando hice La noche de los muertos vivientes los llamé Ghouls y Carnívoros. Aunque no creía que lo fueran, los llamé así porque en ese momento la palabra zombie estaba relacionada con los amigos del Caribe (brujería de Haití), así que nunca pensé en ellos como zombies. Sólo pensaba en los seres que acababan de regresar entre los muertos” contó el director a Cinemablend.

Articulos Relacionados

  • Detrás de la portada: septiembre y nuestro gran especial de yoga
  • Galería: ¿Quiere convertirse en un personaje de Pixar?
  • El regreso, el dolor y la melancolía representados en desnudos artísticos
  • ¿Ya vio ‘La mujer que bota fuego’, el nuevo video de Manuel Medrano?