Cinco consejos para hacer de su hogar un lugar amigable con el medio ambiente

Con estos consejos podrá reducir al máximo la contaminación que genera al cocinar, darse una ducha y hacer aseo.

Cuando se piensa tener un hogar amigable con el medio ambiente lo primero que se viene a la cabeza es: moderna tecnología solar, jardines verticales y productos que tienen un alto costo en el mercado.

Sin embargo, no es necesario invertir mucho dinero en un hogar sustentable, pues con estos simples cambios que hagamos en nuestro hogar, ayudarán a reducir notablemente el consumo y la contaminación.

Lo mejor de estos consejos es que los puede adaptar a su estilo de vida, ya que no requieren cambios extremos de su hogar ni de su tiempo.
Ser consciente con el medio ambiente implica ir más allá del reciclaje y desconectar los aparatos eléctricos, se trata de adquirir un hábito para que podamos consumir de manera más inteligente los recursos con los que disponemos.

Vea cómo hacer de su hogar un mejor lugar para el medio ambiente.

Barrer con el suelo mojado

Parece sencillo pero el hecho de barrer con unas gotas de agua en el suelo ayudan a reducir el levantamiento de polvo en un 80%, lo que disminuye las enfermedades, y la contaminación en general del aire tanto en su casa como el del exterior.

Evitar hervir agua más de dos veces al día

Ya sea un horno eléctrico o de gas a la hora de hervir agua, o cualquier líquido la estufa tiene que estar encendida por más de 3 minutos y eso si la llama está al máximo.

Esto genera que el consumo eléctrico y de gas elevado lo que afecta directamente el medio ambiente por el gas metano y el consumo excesivo de energía.

Para reducir este impacto negativo puede hervir más agua por la mañana y mantenerla caliente con termos, de tal forma no vuelve a prender la estufa de manera prolongada e innecesaria.

Ducharse en 5 minutos

Si a nuestros soldados los hacen bañarse en 1 minuto, ¿por qué no podríamos hacerlo nosotros en cinco minutos?

Aparte de mitigar el consumo de agua, también ayuda a reducir el uso de gas metano en nuestro hogar.

Si tiene en casa un calentador manual de gas es mejor apagarlo cuando no lo esté utilizando ya que estos puede desperdiciar 15 kg de gas metano en un año.

Lavar la loza a mano

Hoy en día las empresas de electrodomésticos han vendido la idea que con un lavavajilla se reduce el consumo del agua en un 10% que lo que se lava con la mano. Sin embargo, sus estadísticas se basan en que personas gastan 119 litros (siempre y cuando deje la llave abierta mientras lava por una hora) con el lavado manual, lo que pone por “encima” al lavavajillas con 15 litros por lavado.

Para no gastar más litros de lo necesario se puede lavar la loza en este orden: retirar los sobrantes de comida, cerrar la llave mientras se enjabonan los platos, ordenar de mayor a menor los trastes para que el agua que utilice al enjuagar caiga en los demás trastes.

Hacer mercado cada 4 meses (de ciertos productos)

Hay productos de alto consumo que sabemos que siempre se necesitaran en el hogar como: productos de limpieza, de aseo personal, y alimentos no perecederos.

El hecho de extender los periodos de tiempo entre cada mercado hacen que el consumo de bolsas (por lo menos en Colombia) disminuya. También los viajes del centro comercial a la casa con el carro atestado de productos se reduzcan, ahorrando tiempo y gasolina en los viajes.

Cuando se trata de comprar los alimentos de la semana es aconsejable hacerlo en su tienda más cercana, o a un distribuidor de confianza, intentando utilizar bolsas de lona o tela.

Articulos Relacionados

LO MÁS RECIENTE

  • Detrás de la portada: septiembre y nuestro gran especial de yoga
  • Galería: ¿Quiere convertirse en un personaje de Pixar?
  • El regreso, el dolor y la melancolía representados en desnudos artísticos
  • ¿Ya vio ‘La mujer que bota fuego’, el nuevo video de Manuel Medrano?